¿Por qué es bueno levantarse de su silla? El comportamiento sedentario puede afectar la memoria

Parece que hay una relación directa entre pasar más horas sentado y tener la parte del cerebro relacionada a la memoria más delgada 

¿Por qué es bueno levantarse de su silla? El comportamiento sedentario puede afectar la memoria

Una nueva investigación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) reveló que tener una vida sedentaria podría generar el adelgazamiento de la parte del cerebro vinculada a la memoria, y que incluso el tener un alto nivel de actividad física no compensaría los efectos nocivos de permanecer sentado durante periodos prolongados de tiempo.

El estudio publicado en la revista “PLOS One” se llevó a cabo en 35 personas entre los 45 y los 75 años. Primero se les preguntó acerca de la cantidad promedio de horas semanales que permanecían sentados y luego se midió en cada individuo el grosor de la parte del cerebro vinculada a la memoria, con la ayudad de imágenes de resonancia magnética para determinar la correlación existente entre estas variables.

El análisis sugiere que el comportamiento sedentario puede ser un factor de riesgo para el desarrollo del deterioro cognitivo relacionado con la edad, y se plantea que aproximadamente el 13% de los casos de la enfermedad de Alzheimer (EA) en todo el mundo pueden ser atribuibles al comportamiento sedentario.

Prabha Siddarth, Ph. D., es la autora principal del estudio y señala que “el hallazgo de que sentarse disminuye el grosor de estas importantes estructuras es relevante, porque sugiere que la reducción del comportamiento sedentario puede ser un objetivo posible para las intervenciones diseñadas para mejorar la salud cerebral en adultos de mediana edad, y adultos de edad avanzada".

Por su parte, David A. Merrill, Ph. D., profesor clínico asistente de psiquiatría y ciencias bioconductuales en la División de Psiquiatría Geriátrica de la misma universidad, indicó que sentarse es el nuevo fumar, en relación con la salud general y que se espera que los hallazgos alienten a las personas a tener hábitos de vida más saludables para el cerebro, tanto en el hogar como en el lugar de trabajo. Por eso aconseja tomar un descanso de 5 minutos para caminar cada 30 a 60 minutos.

La gran cantidad de evidencia reciente sugiere que el ejercicio físico tiene potencial para evitar el inicio de la demencia y la enfermedad de Alzheimer y que también beneficia a las macro y micro estructuras cerebrales. Sin embargo, aún no esta claro si existe una relación entre el comportamiento sedentario y el riesgo de padecer demencia, por lo que los investigadores creen que es necesario realizar más investigaciones sobre el tema, con el objetivo de comprender mejor los efectos de este comportamiento en los cerebros dada la epidemia mundial de inactividad física y estilos de vida sedentarios.

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…