La trata de personas es más común de lo que cree, no caiga en falsas ofertas de empleo

Interpol liberó a 350 personas, pero hay cerca de 21 millones de víctimas de trata humana en el mundo

La trata de personas es más común de lo que cree, no caiga en falsas ofertas de empleo

Read in english: Human trafficking is more common than you think, do not fall for false offers of employment

Cerca de 350 víctimas de trata de personas fueron rescatadas en una operación organizada por Interpol en Suramérica y el Caribe. La trata de personas mueve más dinero que el tráfico ilegal de petróleo, la minería ilegal, el tráfico de animales salvajes o el contrabando. Eso quiere decir que no solamente es un negocio extremadamente lucrativo, sino que muchísimas personas son víctimas de este crimen. Si bien 350 podría parecer un número considerable de personas, no es ni siquiera el 0.01% de la población que se estima es víctima de tráfico humano alrededor del mundo.

Leja em português: O tráfico humano é mais comum do que você pensa, não caia em falsas ofertas de emprego

Así fueran 15 o 2, el rescate de estas personas es un gran logro en materia de derechos humanos. Además, hay cosas particulares de la trata de personas que hacen difícil combatir esta forma de crimen organizado. Según ha explicado la Interpol, algunas víctimas no reconocen su situación ya que reciben más dinero del que ganarían en sus lugares de origen, por lo que es difícil reunir evidencia y procesar los casos en que se sospecha que hay tráfico. Otras víctimas son sencillamente manipuladas e intimidadas para que proporcionen información falsa a las autoridades.

Esta vez fueron rescatadas víctimas en Brasil, Venezuela, y varias islas el Caribe, pero la trata de personas es uno de los mercados criminales que está creciendo más rápido, según Global Financial Integrity (GFI), una organización que analiza los flujos de dinero ilegal, y no hay ningún país inmune.  “Con miles [de personas] que buscan cruzar las fronteras en busca de trabajo, los traficantes se dirigen a los miembros más desesperados y vulnerables de la sociedad con promesas de una vida mejor”, afirmó la agencia en el comunicado oficial sobre la Operación Libertad.

Los traficantes usan ofertas de empleo atractivas para engañar a sus víctimas. Cuando una oferta suena demasiado buena para ser real, probablemente lo es. Si le ofrecen 1.500 dólares a la semana por trabajar en un bar en Estados Unidos, seis horas al día y con dos días libres, piense que hay cientos si no miles de personas a quienes podrían contratar para ese trabajo y por menos dinero. Claro, los criminales harán una descripción mucho más elaborada y convincente, pero hay que mantener la perspectiva de las cosas y evaluar con cuidado.

Si ve ofertas en redes sociales o páginas de empleo, verifique los datos de contacto de la empresa. Es preferible desconfiar de anuncios sin una dirección, un correo institucional o una página web donde verificar la información de la vacante. Desconfíe también de cualquiera que le pida fotos o videos como parte de la aplicación. Así el trabajo tenga que ver con publicidad, modelaje o cualquier cosa por el estilo, enviar fotos a desconocidos es una pésima idea.

En general, si le ofrecen trabajo en otra ciudad u otro país y prometen pagar todos los gastos del viaje, es mejor sospechar. Los traficantes claramente están interesados en llevar a la persona hasta el lugar de trabajo, pero una vez la víctima está en un lugar desconocido es más vulnerable y mucho más si no habla el idioma, como le ha pasado a muchos.

Por supuesto, no se trata de ser paranoico, pero no está de más ser precavido con esas cosas. Las ofertas fraudulentas de empleo abundan y en el mejor de los casos pueden simplemente hacer que pierda su tiempo, pero también hay riesgos más grandes y son millones las víctimas de trata de personas.

 

Latin American Post | Paula Bautista

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…