Donald Trump: ¿La militarización de la frontera sur de Estados Unidos?

Mediante una orden ejecutiva, el mandatario estadounidense le solicita a la guardia nacional desplazarse a la frontera con México para contrarrestar las actividades ilegales

Donald Trump: ¿La militarización de la frontera sur de Estados Unidos?

Read in english: Donald Trump: The militarization of the southern border of the United States?

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó el pasado miércoles 4 de abril, la orden ejecutiva para que el Pentágono junto con el Departamento de Justicia, y el Departamento de Seguridad Nacional le presenten un plan para militarizar la frontera con México usando la Guardia Nacional. Trump ve la necesidad de “asegurar la frontera sur y tomar otras medidas necesarias para detener el flujo de drogas mortales y otro contrabando, pandilleros y otros delincuentes, e indocumentados a este país", así lo menciono en la orden ejecutiva emitida.

En la orden emitida Trump afirma que "la situación en la frontera ha llegado a un punto critico" en el que "la anarquía (...) es incompatible con la seguridad y la soberanía del pueblo estadounidense". Trump asegura que la seguridad del país se encuentra cerca de un punto de quiebre por un aumento considerable de la actividad ilegal en la frontera, para el presidente el flujo de "grandes cantidades de fentanilo, otros opioides y otras drogas peligrosas e ilícitas (...) a niveles sin precedentes", amenaza la estabilidad del país a partir de su frontera sur.

El presidente estadounidense argumentó su decisión de utilizar a las Fuerzas Armadas bajo el argumento de que estas tienen la experiencia en el manejo de fronteras en conflicto, ya que esta labor la han llevado a cabo bajo el liderazgo del Pentágono en otros países donde el ejercito norteamericano ha hecho presencia.

Sin embargo, cabe aclarar que las leyes de Estados Unidos limitan de manera estricta la actuación de las fuerzas armadas. La ley federal prohíbe que los militares sean utilizados para hacer cumplir las leyes, lo que inmediatamente infiere que la Guardia Nacional no podrá usarse para aplicar la ley de inmigración. En el pasado, la Guardia Nacional ha desempeñado funciones de apoyo como capacitación, construcción y recopilación de inteligencia para ayudar a la patrulla fronteriza sin inmiscuirse en sus labores.

El uso de la Guardia Nacional también ha sido desplegado por los antecesores de Donald Trump. En 2010, el entonces presidente Barack Obama desplegó a 1.200 efectivos con el fin de frenar la entrada de extranjeros sin papeles y contrarrestar el narcotráfico. Para ese entonces, Arizona acababa de promulgar la ley que calificaba de delito la inmigración ilegal en el Estado. El también republicano George W. Bush usó la vía militar para controlar la zona limítrofe con México al usar 6.000 efectivos para construir verjas y carreteras entre los años 2006 y 2008. Ambos expresidentes al final de sus mandatos habían removido la totalidad de los efectivos militares de la frontera

Respuesta de México

Debido a la orden de militarizar la frontera con México, la cancillería mexicana informó que el gobierno le solicitó a los Estados Unidos "por los canales oficiales que clarifique el anuncio sobre el uso del ejército en la frontera, así como el alcance de la medida".

Por su parte el Senado de México también le respondió al Gobierno de Donald Trump, y en un tono más contundente le exigió al mandatario estadounidense respeto ante lo que definió como una “irrespetuosa e insultante” conducta hacia México. Los senadores le exigieron respetar al pueblo mexicano y en su pronunciamiento le solicitaron al Gobierno de Enrique Peña Nieto suspender la cooperación bilateral en migración y delincuencia organizada mientras Trump “no se conduzca con civilidad y respeto”.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…