Updated 3 weeks, 5 days ago

Festival Internacional de Viña del mar: Resumen día por día

La versión número 58 del Festival de Viña del Mar tuvo contrastes claros entre los cruces generacionales, algunas bandas sin sabor ni gusto y las nuevas apuestas dentro de la música pop. El certamen no estuvo exento de polémicas, donde la organización se vio opacada con la premiación de la candidata a reina del festival, actividad que se celebra desde 1979, y que tuvo un acto que dejó perplejos a los organizadores del certamen: un grupo de pobladores del campamento Felipe Camiroaga se ubicaron al costado de la premiación, y luego comenzaron a lanzar objetos hacia la piscina del hotel O´Higgins, con el fin que la autoridad responda a sus demandas donde exigen servicios básicos que llevan años sin ser intervenidas -en la ciudad que tiene más campamentos a nivel nacional-, donde la premiación tuvo ser postergada para el día domingo 26.

Lunes 20.

Este año se cumplen los 100 años del natalicio de Violeta Parra y el festival realizó una obertura con destacadas artistas: su hija Isabel Parra y su nieta Tita, Constanza Schuster, Claudia Acuña, Camila Gallardo y Paz Binimelis, que interpretaron “Arriba quemando el sol”, “Run run se fue pal´ norte” y “Gracias a la vida”, de Violeta Parra. Homenaje que se vio opacado por el claro playback dentro de las cantantes, lo que generó ácidas críticas hacia la organización por el poco respeto hacia la mayor artista nacional de la historia.

El ritmo argentino se apoderó a campo abierto del comienzo del certamen, en que Los Fabulosos Cadillacs y Los Auténticos Decadentes siguen ampliando el gusto generacional por todo el público presente. Flavio Cianciarulo, Vicentico y compañía lograban su debut dentro del certamen, debido a que el terremoto del año 2010 afectó a la zona centro-sur de Chile, en el cual el festival tuvo que ser cancelado y el debut de los trasandinos se vería años más tarde -con formación rejuvenecida-, con la presencia del hijo del cantante Vicentico en la guitarra.

El comediante de la jornada inaugural fue Juan Pablo López quien se apropió del escenario y tuvo el respeto del público, obteniendo la Gaviotas de Plata y Oro, por su sólida rutina que estuvo dirigida a la vida cotidiana y a la contingencia nacional. Los Auténticos Decadentes cerraban la ferviente apertura del festival con “La guitarra”, tuvo un broche de oro con una banda que mantuvo al público hasta pasada las 4 de la mañana bailando.

Martes 21:

En el día denominado como la “Noche romántica” se presentaban artistas que traían sus canciones con ciertos aires pasados en el tiempo, pero también la gente presenció el adiós definitivo del dúo Sin Bandera de los escenarios, a pesar de haber tenido un regreso poco fortuito –por los intereses artísticos de cada miembro-.

El primer número artístico fue Sin Bandera, en que Noel Schajris y Leonel García volvían a la Quinta Vergara tras 11 años, en que la nostalgia llenaba el recinto viñamarino. La actriz Daniela “Chiqui” Aguayo fue la encargada de hacer reír al “Mostruo”- apelativo que se le entrega al público, ya que tienen la facultad de expulsar al artista del escenario mediante pifias si este no complace de buena forma a los asistentes-.

Para el cierre, los mexicanos de Camila regresaron a Chile en formato dúo. Mario Domm y Pablo Hurtado interpretaron todas sus grandes canciones, recibiendo la Gaviotas de Plata y Oro, respectivamente.

Miércoles 22:

Previo al inicio del espectáculo, los animadores pidieron un minuto de silencio a la gente por la muerte de Juan Gabriel. Posteriormente, la primera artista en subir al escenario fue la española Isabel Pantoja.

El épico regreso de Isabel Pantoja, quien relanzara su carrera en Chile, luego de haber salido en marzo del año pasado de la cárcel por blanqueo de capitales, llegaba con la mayor presencia de músicos nunca antes visto en la historia del certamen: 90 músicos la acompañaron y su regreso que quedará para la historia del festival viñamarino y quien le entregaron recibió los máximos galardones y una Gaviota de Platino, que estaba destinada originalmente al divo de Juárez quien se iba a presentar en esta edición del festival, pero la organización decidió entregársela a la cantante española, ya que el mexicano produjo gran parte de las canciones de Pantoja y fue pieza clave en su carrera.

El colombiano Carlos “Mono” Sánchez debutaba en la Ciudad Jardín con su humor blanco con gran resultado por lo limpio que fue su rutina, obteniendo las respectivas Gaviotas de Plata y Oro. Para el final, Río Roma quienes también pisaban la Quinta por primera vez, en que los hermanos José Luis y Raúl Ortega Castro tenían gran expectación horas previas a su show, donde recibieron los premios que entrega la gente.

Jueves 23:

El “día anglo”. La cartelera se teñía de recuerdos. Por una parte, la actriz y cantante Olivia Newton-John pisaba la Quinta Vergara para repasar sus canciones, en donde la voz de la actriz dejó ciertas dudas, pero sus canciones resaltaron su vigencia y se llenó de elogios.

En el humor, el comediante Ja Ja Calderón se encargó de hacer reír al “Monstruo”, donde con una rutina contingente y con ribetes conservadores, se ganó al público. La nota alta de la noche estuvo a cargo del ex guitarrista de la icónica banda Chicago, Peter Cetera.

El músico fue el último confirmado dentro de la parrilla programática del certamen, y se presentó con temas de su ex banda y de su carrera solista, mostrando solidez y una gran interpretación en temas como “If you leave me now”, “Save me” o “Glory of love”, tema que fue parte del soundtrack de “Karate Kid II: El momento de la verdad”, llevándose todos los premios de parte del público.

Viernes 24:

El debut del colombiano Maluma fue el plato fuerte de este festival y antes de su presentación, generaba gran expectativa debido a su éxito internacional y a las colaboraciones que ha realizado con importantes artistas. Abrió los fuegos del quinto día de festival y la efervescencia fue total dentro del recinto viñamarino, teniendo un continuo manejo con el público, lo que le permitió obtener los máximos galardones que entrega el certamen con un consistente show y dejó las críticas atrás por su destreza vocal.

En el humor, el actor Rodrigo Villegas, tuvo un gran desempeño en el escenario donde recibió las dos Gaviotas en una noche donde el “Monstruo” lo ovacionó. El encargado del cierre fue el cantante Américo.

En su tercera presentación, el ex cantante de la banda de cumbia “Alegría”, tuvo su revancha con el escenario, quien anteriormente en el año 2011, el animador del festival Rafael Araneda le pidió que calmara al público. Seis años después, el cantante arrasó con su apuesta sobre el escenario.

Sábado 25:

Una excelente presentación fue la que realizó el colombiano J Balvin, mezclando canciones del pop y reggeaton. Comenzaba a despedir el festival con una ola de hits, que mantenía a coro a todo el público del certamen viñamarino. Show de alto calibre, donde ocupó los samples de canciones como “Still Dre” del rapero Dr.Dre, de base en “Lean on” de Mayor Lazer, donde participa en una de sus versiones y de la popular “Sorry” que grabó con el astro estadounidense para la versión latina del tema. El humor estuvo a cargo de Fabrizio Copano, quien con una cómica y ácida presentación y se llevó las Gaviotas.

La estrella pop argentina Lali Espósito no necesitó mayores créditos para saber pararse sobre el famoso escenario viñamarino. Dentro del ambiente festivalero su nombre no provocaba mayor sorpresa, ya que su popularidad se ubica en los target de las veinteañeras, donde recibió elogios de la mismísima Isabel Pantoja cuando la española cantó el día miércoles.

La espera terminó para uno de los mejores voces que hay representando a Chile en tierras aztecas que vino de la mano de Mon Laferte, quien desde la primera canción tuvo al público a su favor. La artista, quien comenzó en un programa chileno de cazatalentos en la década pasada, y que comenzó su rumbo hacia México donde hoy posee una alta popularidad, quien la llevó a grabar con Juanes y ser número 1 en Youtube y Spotify por su single “Amárrame”, donde ha sido visto por más de 5 millones de personas. El grupo encargado de cerrar la versión número 58 del festival fueron las agrupaciones uruguayas de Marama y Rombai. Deslucido cierre de un festival de artistas que tienen muy poca popularidad en suelo chileno y que causó poca expectación su show.