Updated 2 months, 1 week ago

Santos anuncia el comienzo de la ‘fase pública’ de las negociaciones de paz con el ELN

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo el miércoles desde la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos que hay avances en las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo guerrillero más grande y antiguo de Colombia. “Inicio de fase pública de negociaciones con el ELN es una muy buena noticia para Colombia”, comentó el mandatario desde Suiza a través de su cuenta en Twitter. “Nos permitirá alcanzar una paz completa”.

En una rueda de prensa celebrada en la tarde del miércoles en Ecuador, las delegaciones del gobierno colombiano y el ELN anunciaron que acordaron instalar el 7 de febrero, en Quito, la mesa pública que iniciará la fase formal de los diálogos de paz.

Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador con el ELN, dijo que se trata de lograr “una paz en la que se pueda hacer política sin armas, en la que no haya víctimas inocentes del conflicto”. Restrepo recordó que seguirán la agenda pautada en marzo pasado, en Caracas, y agregó: “Una paz en la que se respeten con mayor rigor los derechos humanos, de minorías y el derecho a la paz”.

Ambas partes divulgaron un comunicado en el que se establece que el 2 de febrero, el ELN liberará al político colombiano Odín Sánchez Montes de Oca quien se encuentra secuestrado. Este mismo día se harán efectivos los indultos a dos integrantes del ELN.

En el documento se señala que esas acciones estarán acompañadas por comisiones humanitarias conformadas por los países garantes (Venezuela, Noruega, Cuba, Chile y Brasil), la Iglesia católica, el gobierno colombiano y la guerrilla. También anuncia que los protocolos de liberación ya fueron acordados y se desarrollarán con la participación del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Durante una conversación en Davos con Borge Brende, el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, el presidente Santos dijo que “el gobierno de Colombia y el ELN se encuentran en este momento en Ecuador negociando la forma de iniciar la negociación oficial. Llevamos tres años y medio, pero espero que hoy, antes de que usted se acueste, reciba magníficas noticias sobre este tema”.

El proceso de paz entre el gobierno y el ELN fue anunciado inicialmente el 30 de marzo de 2016. En ese entonces el mandatario afirmó que, tras meses de negociaciones preliminares y discretas, ya se había firmado un acuerdo marco para empezar la fase pública de las negociaciones y que éstas serían en Ecuador.

Pero también quedó claro que el inicio de las conversaciones quedaba sujeto a temas humanitarios, pues el gobierno de Colombia se negó a conversar mientras el ELN tuviera secuestrados en su poder.

Pasaron los meses y el ELN no mostraba señales de avanzar hacia la liberación de sus secuestrados. El 10 de octubre, apenas días después de su derrota en el plebiscito de la paz, Santos volvió a anunciar que la fase pública de las negociaciones con el ELN comenzaría el 27 de octubre en Quito porque el grupo guerrillero había comenzado el proceso de liberación de los secuestrados. Unos días antes se conocieron los equipos negociadores, pero el inicio de los diálogos se pospuso porque el ELN mantenía secuestrados.

Entre las víctimas se encuentra Odín Sánchez Montes de Oca, un político del departamento del Chocó y quien está en su poder desde abril de 2016. El gobierno exigió al ELN una fecha precisa para su liberación para así poder continuar con las conversaciones. Como esta no se daba, no habían empezado las negociaciones.

“Hay que saludar que un nuevo factor de violencia entre en una fase de aproximación de desmonte. No obstante, si bien la negociación con las Farc fijó algunos criterios básicos de negociación, no debe asumirse que ellos serán cota superior para el proceso con el ELN, que tiene sus propias características y prioridades, por ejemplo, el tema minero energético que con las Farc no tuvo referencias”, dijo Aurelio Suárez, analista y político colombiano, en una entrevista con The New York Times en Español.

Por otra parte, Samuel Hoyos, representante a la cámara del Centro Democrático, sostiene que el gobierno colombiano “se ha dedicado a graduar de actores políticos a los carteles del narcotráfico, lo hizo con las Farc y ahora pretende hacerlo con el ELN”. Además señaló que no deberían iniciarse las negociaciones hasta que el grupo guerrillero no cese sus actividades delictivas.

“Son responsables del asesinato de líderes sociales en los últimos meses, persisten en el terrorismo, han asesinado policías en lo que va de año y no han liberado a los secuestrados que aún permanecen en su poder. Acceder a negociar con ellos sin que, al menos, liberen a los secuestrados, es una ofensa a las víctimas y al país”, dijo Hoyos.

Daniel García Peña, profesor de la Universidad Nacional y excomisionado de paz, se muestra optimista ante el anuncio y le parece “un avance muy significativo”. Además resalta las particularidades de esta negociación: “Las demoras han sido propias de un proceso que es diferente al de las Farc, cuyo eje central será la participación de la sociedad, asunto complejo pero muy necesario para el momento que vive el país”.

Santos aprovechó la oportunidad para comentar la fase de transición en la que se encuentra el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que está centrado en el desarme, la desmovilización y reintegración de los integrantes de la guerrilla a la sociedad.

“Uno tiene que aprender a cambiar de mentalidad y ayudar a otros a cambiar su actitud, a cambiar la forma como se ven a sí mismos y a sus enemigos”, agregó.

También ofreció detalles acerca del proceso de reparación de las víctimas, y aseguró que ya se han atendido a 650.000 personas afectadas por el conflicto armado, pero dijo que faltan muchas más reparaciones materiales porque “hay más de 7 millones de víctimas” en Colombia.

“La paz debe ser para siempre, con buen desarrollo económico, crecimiento, comercio y todos los principios que ustedes defienden aquí en el Foro Económico Mundial”, dijo el mandatario colombiano.