Updated 1 month, 2 weeks ago

¿Un gobierno dividido?

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos rechazó la solicitud directa del gobierno actual de Donald Trump para reactivar de forma inmediata la prohibición de ingreso a ciudadanos de siete países musulmanes. Esto ocurrió tras la acción de un juez federal en el estado de Washington quien ordenó la suspensión temporal de la orden ejecutiva del presidente, ya que esta ha sido calificada de inconstitucional y discriminatoria.

Tras la decisión del juez, Trump denunció la resolución a través de su cuenta de Twitter y advirtió que personas malas y peligrosas podrían tener acceso a Estados Unidos a causa del juicio del magistrado. El medio de comunicación BBC tradujó otro tuit del presidente estadounidense como respuesta al bloqueo contra su orden ejecutiva, “¡La opinión del supuesto juez, que esencialmente lleva las fuerzas de orden lejos de nuestro país, es ridícula y será anulada”.

La Corte de Apelaciones afirmó en el dictamen, “la solicitud de los demandantes para una suspensión administrativa inmediata, a la espera de una total consideración de la moción de emergencia para una suspensión que está pendiente de la apelación, está negada”.  

La prohibición de ingreso a ciudadanos de siete países musulmanes formó parte de la orden ejecutiva firmada por Donald Trump el 27 de enero, que también incluye la suspensión de la entrada de refugiados de todo el mundo a Estados Unidos. La junta provocó caos y protestas a nivel internacional, ya que también ocasionó la cancelación de decenas de miles de visas de personas que planeaban ingresar al país norteamericano.

Los detalles de la orden ejecutiva son:

  • La suspensión del Programa de Admisión de Refugiados durante 120 días
  • Prohibición de la entrada de refugiados sirios hasta la modificación de trámites legales acorde con el interés nacional.
  • Suspensión durante 90 días de la entrada de ciudadanos de Irak, Siria y los países designados como posibles amenazas. Según la prensa estadounidense, estos otras nacionales podrían ser Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.
  • Dar prioridad a futuras solicitudes de refugiados si son parte de una minoría en su país de origen.
  • Suspensión inmediata del Programa de Exención de Entrevistas de Visados. Este permitía a los inmigrantes renovar sus visados sin acudir a una entrevista en la embajada o consulado de Estados Unidos.


Las medidas de las legislaciones del gobierno de Trump también contemplan, según los voceros oficiales, que sólo ingresen un máximo de 50.000 refugiados  en 2017, lo cual representa menos de la mitad del límite superior anterior.

Se debe tener presente que en diciembre de 2015, cuando Donald Trump comenzaba su candidatura hacia la presidencia, este solicitó que se detuviera completamente la entrada de musulmanes a Estados Unidos. Esta declaración se realizó tras un ataque perpetrado en San Bernardino, California por un matrimonio musulmán acusado de haberse radicalizado. Después, el entonces candidato presidencial ratificó que su afirmación únicamente había sido una sugerencia que fue acompañada por su súplica de vigilar las mezquitas dentro del país y que los miembros de aquella religión fuesen ingresados a una base de datos.