Este nuevo parche repara órganos sin grandes cirugías

Un grupo de ingenieros biomédicos de Canadá han desarrollado esta nueva tecnología que permite introducir el parche por medio de una inyección 

Este nuevo parche repara órganos sin grandes cirugías

Read in English: This new patch regenerates organs without major surgery

Los avances tecnológicos no sólo se ven reflejados en aparatos electrónicos de uso diario, sino también en el ámbito de salud y ciencia. En el área de la salud muchos doctores, investigadores y científicos tratan de innovar no sólo para su propio beneficio sino para el de la humanidad: hemos visto avances tecnológicos de los que hace décadas no se podrían ni imaginar.

Un grupo de científicos canadienses ha creado el parche que repara órganos ‘Angiochip’. Este es un avance significativo e increíble que muestra el avance en cuanto a tecnologías e investigación se refiere. Se trata de un parche que regenera los órganos afectados por medio de una inyección, lo que significa que ya no se necesita hacer una operación invasiva, sino una mínima operación para el traspaso de la aguja. Es decir, no es necesario tener que abrir la caja torácica para llegar al órgano y curarlo.

Hace tres años, se llevó a cabo la investigación por ingenieros biomédicos de la Universidad de Toronto y Milica Radisic es la experta al frente del proyecto. Según datos del portal Vanguardia.mx, Radisic asegura que este es un proyecto fructífero que dará una calidad de vida del paciente favorable, en caso de que no se logre su recuperación completa. Por lo pronto ella y los demás ingenieros han llevado a cabo los experimentos en ratones y cerdos. Aún no han tratado directamente con el cuerpo humano, pero aseguran que será un proyecto que pronto se verá implementado en hospitales de todo el mundo.

También por ahora trabajan enteramente con el corazón. La doctora Radisic asevera que el corazón es el órgano más sensible del cuerpo humano, por eso empezaron con él, pues si no es positivo el resultado en éste, afirma que será imposible lograr hacerlo en los demás órganos. El mecanismo del parche es el siguiente: se inyecta la ‘tira’ que es de tamaño más pequeño que un sello de correos, entra y se adapta de inmediato al tejido del órgano, y al estar incrustado de inmediato trabaja para adaptarse al sistema.

No sólo se adapta en cuanto a la forma sino que trabaja con memoria, lo que facilita mayormente al acoplamiento del parche al órgano y de la misma manera mejora su funcionamiento. Así, no se necesita una inyección dos meses después o alguna modificación, tratamiento o en ese momento inyecciones adicionales. No es en sí un procedimiento peligroso, pues ya se llevan a cabo operaciones invasivas en las que se coloca un parche de forma natural, a corazón abierto. Es una forma de aplicar el parche innovadora que apuesta facilitar el procedimiento y mejorar las condiciones de vida de los pacientes.

Esta nueva tecnología permitirá que el paciente no se someta a operaciones tan costosas y con marcas en el cuerpo de por vida, así como disminuir significativamente el dolor que conlleva. Con la implementación del Angiochip, asegura la doctora Radisic, habrá una mejor calidad de vida. Una aclaración: el dispositivo no puede regenerar todo el órgano, es decir, no es que se vaya hacer un transplante y quede arreglada la situación por siempre, sino un parche de regeneración que mantendrá a la persona satisfecha sin dolores adicionales ni cirugías futuras.  

 

Latin American Post | Cristina Torres 

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…