¿Son los científicos otra amenaza para las vaquitas marinas?

Una de las pocas vaquitas marinas que quedan en el mundo murió en manos de investigadores

 ¿Son los científicos otra amenaza para las vaquitas marinas?

Read in English: Are scientists a threat for vaquitas?

Uno de estos animales murió mientras científicos mexicanos e internacionales estaban estudiándola y protegiéndola para que se reproduzca. De acuerdo con el secretario de Medio Ambiente y Recursos naturales mexicano, Rafael Pacchiano, el espécimen murió luego de que haya tenido "complicaciones" durante su cautiverio.

La vaquita había sido capturada para protegerla y estudiarla. El animal era una hembra en edad reproductiva y se quería saber si estaba embarazada o lactando a alguna cría, que posteriormente fue descartado.

El Gobierno mexicano explicó que la hembra había sido transportada a un corral flotante en el Golfo de California para observarla y poder facilitar su reproducción. Sin embargo, a pesar del cuidado de los veterinarios, la salud de la vaquita empezó a deteriorar y el grupo decidió dejarla nuevamente en libertad. Posteriormente, el animal murió en el océano. Los expertos realizaron una necropsia para poder determinar las verdaderas causas de la muerte de este animal en peligro de extinción.

WWF: la población de vaquitas es de menos de 30 especies en 2017, la mitad de las que había el año pasado y 97% menos que en el 2015

Algunos grupos conservacionistas piden que se detengan de inmediato los trabajos de investigación y captura de las vaquitas hasta que se conozcan los resultados de la necropsia.

El grupo de investigadores aceptó que sacar a los animales de su hábitat representa un riesgo por sí solo, pero aseguran que es necesario para poder salvar a la especie que se encuentra en un inminente riesgo de extinción. Expertos aseguran que el riesgo de muerte de las vaquitas debido a las redes de pesca ilegal es mucho mayor al riesgo por los esfuerzos de rescate y recuperación.

De acuerdo con el Comité Internacional de la Recuperación de la Vaquita Marina, el hábitat natural de esta especie de marmota se está convirtiendo más y más peligroso para las vaquitas debido a la pesca de camarones, tiburones y las totoabas. El Gobierno mexicano explica que esta especie en peligro de extinción normalmente se queda atrapada en las redes de pesca y se ahogan.

Ambientalistas culpan a los directores y cabezas de Conapesca e Inapesca de boicotear los esfuerzos gubernamentales por la conservación de la vaquita marina. Durante el mes de agosto, la ONG internacional Greenpeace aseguró que la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) es negligente en la inspección de las vetas donde están las redes y en el control de la pesca ilegal en los mares mexicanos.

Expertos recuerdan que el método más efectivo e importante para salvar a las vaquitas es prohibir, localizar y decomisar las redes de pesca ilegales que se usan en el hábitat de estos mamíferos en el Golfo de California en México. Los ambientalistas le solicitan al gobierno mexicano que aumente los esfuerzos para confiscar estos elementos que ponen en riesgo a este mamífero marino.

De acuerdo con la Organización ambientalista WWF: "este año se estima que la población de vaquitas marinas descendió a menos de 30 individuos. El nivel más bajo en la historia de esta marmota. La población es la mitad de la que se registró el año pasado y un 97% menos en comparación con el 2015".

 

 
Latin American Post | Santiago Gómez Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…