fbpx

Estos son los efectos ambientales reales de los biocombustibles

No porque las alternativas energéticas tengan “menos impactos negativos”, significa que sean más amigables con el ambiente o que incluso contaminen menos

Estos son los efectos ambientales reales de los biocombustibles

El cambio climático es una de las problemáticas que más afecta el planeta. Por esta razón se han planteado diferentes estrategias para disminuir y mitigar las actividades que dañan el medio ambiente. Para poder diseñar estas estrategias se han identificados los factores que producen el cambio climático. Uno de estos son los gases de efecto invernadero.

Read in english: These are the real environmental impacts of biofuels

Según la investigación de Blasing, publicada en Carbon Dioxide Information Analysis Center (CDIAC), desde 1750, tras la revolución industrial, los gases invernadero se han incrementado en un 40% con respecto al dióxido de carbono. Algunas de las actividades que producen gases de efecto invernadero son:

  • Agricultura
  • Ganadería
  • Producción y uso de energía
  • Transporte, entre otros

Para reducir las emisiones de gases invernadero se ha llegado a alternativas como los biocombustibles. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el año 2008, en su publicación titulada "El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación", se refiere a estos combustibles.

De acuerdo con esta entidad, aunque los biocombustibles reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, ocasionan consecuencias negativas en relación a la producción y procesamiento de materias primas. Esto se debe a que la producción agrícola provoca determinados efectos en la tierra, el agua y la biodiversidad.

Los biocultivos y sus efectos reales

1. Efectivamente, los biocultivos pueden reducir las emisiones de los gases en cuestión gracias a la eliminación del dióxido de carbono del aire, porque lo almacenan en la biomasa y el suelo. Sin embargo, según la FAO, es importante tener en cuenta que los métodos que se emplean para la producción de la materia prima y los propios cultivos pueden generar aún más gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles. 

El óxido nitroso, por ejemplo, tiene un potencial de calentamiento global unas 300 veces mayor que el dióxido de carbono, y es liberado por fertilizantes nitrogenados.

Es importante resaltar que la emisión de estos gases se da a lo largo del ciclo vital de todo el proceso de los biocombustibles desde el cambio en el uso de la tierra, la producción de fertilizantes, plaguicidas y combustible empleados en la agricultura, la elaboración de productos químicos, el transporte para el procesado, la distribución, hasta su uso final en el transporte.

Te puede interesar: ¡Histórico! América Latina firmaría un acuerdo regional por el medio ambiente

2. En 2014, el portal SciDevNet publicó un artículo relacionado al costo ambiental que genera el etanol de maíz. En éste no solamente se hace referencia a los efectos de los gases, sino que se comenta que este biocombustible genera compuestos cancerígenos.

Además, se evidencia que el mayor impacto se da debido al uso de fertilizantes, en este caso fosforados. Los efectos nocivos en las aguas a causa de dichos fertilizantes y pesticidas son tóxicos para la sociedad.

La FAO respalda este hecho, ya que la producción de biodiésel y etanol genera aguas residuales contaminadas orgánicamente que, si se liberaran sin tratar, podrían incrementar la eutrofización de las masas de agua de la superficie, es decir, la acumulación de residuos orgánicos en diferentes fuentes hídricas como mares, lagos, ríos, etc.

La FAO también explica que dentro de los efectos nocivos se encuentra:

3. Entre los efectos adicionales a la producción de gases de efecto invernadero, los biocombustibles también pueden ocasionar la conversión de tierras no agrícolas para la producción de cultivos o el desplazamiento de tierras ya cultivadas. Dicha conversión de bosques tropicales a la producción de cultivos de cualquier tipo puede liberar cantidades de estos gases que exceden notoriamente el posible ahorro anual obtenido a partir de los biocombustibles.

4. Los recursos hídricos también se verían afectados, ya que la producción de biocombustibles a partir de materias primas como caña de azúcar, aceite de palma y maíz, requieren cantidades elevadas de agua. Además, la contaminación de los recursos hídricos asociada con la aplicación de fertilizantes y productos agroquímicos, la erosión del suelo, el lavado de las materias primas y otras fases del proceso de producción de etanol resultan altamente preocupantes.

LatinAmerican Post | Camila Peñaloza Quimbay

Copy edited by Diana Rojas Leal

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…