fbpx

Lo que no se dijo de Latinoamérica en la Asamblea General de la ONU

El asesinato de líderes en Colombia y la crisis de Argentina, entre otros temas coyunturales tuvieron poca relevancia durante la 73 Asamblea General de la ONU  

Lo que no se dijo de Latinoamérica en la Asamblea General de la ONU

Aunque la crisis económica, política, humanitaria y migratoria de Venezuela es uno de los temas que más preocupa a la comunidad internacional y a Latinoamérica, no es la única problemática sobre la que debe haber preocupación por parte de los líderes mundiales.

Read in english: In the UN General Assembly different topics were left out

El permanente y sistemático asesinato de líderes sociales en Colombia; la crisis económica que vive Argentina; la violencia y la guerra de los carteles del narcotráfico en México; la represión, el autoritarismo y la censura ejercida por el gobierno de Nicaragua, así como los cuestionamientos al gobierno de Honduras, son temas que, aunque merecían ser debatidos en la Asamblea General de Naciones Unidas, pasaron desapercibidos.

Sin desconocer la gravedad de lo que sucede en Venezuela, es necesario cuestionar por qué se dio tal relevancia a este tema, cuando lo que sucede en países como Colombia, Argentina, México y los demás antes mencionados, es tan, o incluso, más grave que lo que pasa en Venezuela, considerando el contexto y las circunstancias en las que se desarrollan actualmente las problemáticas de dichos países.

En Colombia, el asesinato de líderes sociales va en aumento

A pesar de que en su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas habló de la paz, el aumento de los cultivos ilícitos y la lucha contra la corrupción; el presidente de Colombia, Iván Duque, no dijo nada acerca de la sistematicidad y el aumento de los crímenes contra líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. La situación ha sido denunciada por varias organizaciones sociales y no gubernamentales, así como por los partidos de oposición, tal como lo reseña la emisora La FM.

Por el contrario, el presidente Duque, igual que la mayoría de jefes de Estado latinoamericanos y otros tantos del mundo, hizo especial énfasis para hablar de la crisis de Venezuela, restando valor e importancia a la gravedad de lo que sucede en su propio país y las fallas que por parte del gobierno colombiano y el Estado en sí, han habido para contrarrestar  y enfrentar esta situación.

Argentina, la crisis se agudiza

Por su parte, el presidente Mauricio Macri no fue ajeno al tema Venezuela durante su intervención en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Macri es uno de los presidentes latinoamericanos que anunciaron una demanda conjunta contra Venezuela ante la Corte Penal Internacional y uno de los líderes que constantemente cuestiona el gobierno de Nicolás Maduro, mientras su país vive una de las peores crisis económicas de su historia, la cual ha derivado en huelgas, manifestaciones masivas y un creciente descontento general que se evidencia en las calles de las principales ciudades argentinas.

Lee también: Macri pide más plata y los argentinos desesperan

Ante la nula capacidad que ha tenido como gobernante para afrontar la crisis, Macri expresó en la ONU que su país “transita un período de cambios profundos”, sin precisar en las decisiones tomadas por él y que han incidido en la agudización de esa crisis, pero hablando de forma vehemente sobre la situación de Venezuela.

El rol de la ONU en Latinoamérica

A través del Consejo de Derechos Humanos, Naciones Unidas expidió una resolución en la que solicita a Venezuela permitir el acceso de ayuda humanitaria, algo completamente necesario y pertinente dada la gravedad de la situación que allí se vive. Sin embargo, aún con las difíciles situaciones que viven países como Colombia y Argentina, entre otros, la ONU no ha tenido una iniciativa siquiera similar para apoyar a esos países, intervenir y ayudar a solucionar sus propias problemáticas.

Lo anterior, considerando que más allá de Venezuela hay otras situaciones de suma gravedad que requieren la acción de la ONU y otras organizaciones, como por ejemplo, que  7 de los 10 países con más desapariciones forzadas (según la misma ONU), sean latinoamericanos. No hay que olvidar que, tal como pasa en Venezuela, hay países con serias problemáticas humanitarias y violaciones a los Derechos Humanos.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez

 

 

* La opinión del redactor no representa la del medio

 

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…