fbpx

No siento a mi bebé en mi vientre: ¿Debo preocuparme?

La actividad de los bebés en el útero puede variar de una mamá a otra y dependerá de qué tan activo es el mismo, pero ¿cuándo debes preocuparte?

No siento a mi bebé en mi vientre: ¿Debo preocuparme?

Es común que tu bebé comience a moverse a las siete semanas de embarazo con movimientos simples y esporádicos de sus extremidades y, a partir de la semana 12, empezará a mezclar movimientos combinados de cabeza, tronco y extremidades.

Read in english: I do not feel my baby in my womb: should I worry?

Por lo general, de acuerdo con Baby Center, las mujeres empiezan a sentir los movimientos del bebé entre las semanas 16 y 22, o incluso más adelante. Sin embargo, la actividad de los bebés en el útero puede variar de una mamá a otra y dependerá de qué tan activo es el mismo. 

Es por eso que, aunque tengas más de 22 semanas de embarazo, podrías no sentir mucho los movimientos de tu bebé por causas totalmente normales que no representan peligro: 

  • Ubicación de la placenta: por lo general la placenta se ubica en la parte superior, trasera y delantera del útero. Sin embargo, una madre cuya placenta este ubicada en la parte delantera no podrá sentir los movimientos del bebé con la misma facilidad que una cuya placenta esté en la parte posterior, por lo que tardará algunas semanas más en notar estos movimientos. 
  • Estado de reposo: la falta de movimiento puede significar, simplemente, que tu bebé está durmiendo plácidamente dentro del útero. 
  • Finales de embarazo: el doctor Juan José Guerra, del departamento de obstetricia y ginecología de Kaiser Permanente en Oakland, California, explicó al diario Baby Center que a finales del embarazo "los movimientos ya no serán exagerados como al principio porque que el bebé está creciendo, por lo tanto el espacio que tiene para moverse es más estrecho. Aun así, los movimientos se deben sentir todos los días."
También te puede interesar: ¡Estimula los sentidos de tu bebé! Consejos y beneficios 

"También hay que tener en cuenta que a finales del embarazo los periodos de sueño fetal aumentan, a veces los bebés duermen por 45 minutos seguidos", añade Guerra.

El perinatólogo Álvaro Cano, de la Clínica de la Mujer, explica al diario ABC del Bebé que, cuando el feto se mueve, significa que está bien oxigenado y correctamente estimulado: “sus movimientos se dan, en su mayoría, cuando hay actividad de la madre, ruido y sonido por vibración en su vientre; en la noche y después de que ella ingiere alimentos, pues le llega glucosa recién procesada y esto lo activa”.

A partir de la semana número 28 los movimientos del bebé se identifican, por lo que deberás estar muy atento a los mismos y registrarlos. Si no sientes movimiento puedes provocarlo de diferentes maneras: 

  • Come algo que aumente tus niveles de glucosa, por ejemplo, una fruta o chocolate
  • Recuéstate sobre el lado izquierdo y dale masajes suaves a tu vientre. Cambia de posición o acuéstate con las piernas en alto y durante la hora siguiente el bebé empezará a moverse con normalidad
  • Háblale a tu bebé y pídele a tu pareja que lo haga
  • Escucha música e ilumina y presiona tu vientre
Te puede interesar: ¿Cómo estimular a tu bebé en el vientre?

¿Cuándo ir al médico?

Si bien la reducción de movimiento es normal también puede deberse a condiciones como obesidad o malnutrición, diabetes, insuficiencia renal y desprendimiento de la placenta, todas sumamente peligrosas para ti y tu bebé.

Así que, si sospechas que puedes padecer alguna de las condiciones mencionadas, comunícate de inmediato con tu médico para que te brinde la guía adecuada. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Báez
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…