fbpx

¿Piensas que ser árbitro es fácil? Esto es lo que se necesita

Pruebas teorícas, físicas e inclusive psicológicas son necesarias para que una persona pueda ser árbitro. Desde LatinAmerican Post te contamos más 

Pruebas teorícas, físicas e inclusive psicológicas son necesarias para que una persona pueda ser árbitro. Desde LatinAmerican Post te contamos más

¿Piensas que ser árbitro es fácil? Esto es lo que se necesita

Convertirse en árbitro profesional del fútbol no es cualquier cosa, ya que además de ser una tarea polémica y poco agradecida, también implica superar las pruebas tanto físicas, psicológicas y teóricas realizadas a través de cursos especializados dictados por un órgano arbitral que esté avalado por la Federación de Fútbol de cada país, de acuerdo a eMagister.

Read in english: Do you think being a referee is easy? This is what it takes to become one

Los requisitos básicos –que pueden variar según la Federación- para optar a la formación arbitral consisten en, según el mismo medio: 

  • Tener una edad comprendida desde los 14 o 16 años de edad, hasta un máximo de 26 o 29 años.
  • No poseer ficha o documento de registro en ningún equipo de fútbol, para garantizar la imparcialidad del candidato.
  • Aprobar todos los test realizados, que van desde lo teórico, lo físico y lo psicológico.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Comité Técnico Árbitros FFCM (@cta_ffcm) el

Preparación teórica

En cuanto a la parte teórica de la preparación, esta involucra aprenderse todo el reglamento del fútbol, así como experimentar la aplicación de las reglas durante una situación de estrés similar a las de un partido.

Igualmente, deberá aprender los criterios de justicia y ética de un árbitro y así estar preparados para elaborar informes orales y escritos de hechos referidos a su actividad arbitral.

Así mismo, algunas Federaciones exigen que los árbitros deben manejar correctamente el idioma inglés, de acuerdo al Instituto Nacional del Fútbol en Chile.

Te puede interesar: Ultimate: El curioso deporte donde no hay árbitros

Test psicológicos

En el ámbito psicológico, según apunta el Comité de Árbitros del Fútbol de Madrid (CAFM), el candidato debe completar un test psicológico que evalúan tres pruebas: la primera consiste en observar la capacidad de seleccionar y mantener la atención en un periodo de tiempo mientras se realizan estímulos distractores.

Una segunda prueba trata de la forma en que la persona piensa y reacciona en situaciones de irrespeto o crítica en su contra en la que se vea involucrada sus sentimientos, emociones o comportamiento. Por último, se realiza una prueba de la capacidad de identificar un estímulo específico entre varios estímulos en un período de tiempo limitado.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de PICHANGUEROS CHILE OFICIAL (@pichangueros_chile) el

 

Quizá te interese leer: ¿Fraude y corrupción? 3 casos del fútbol latinoamericano

Pruebas físicas

La preparación física es también una parte fundamental del proceso, puesto que deberán estar activos durante el tiempo de partido y recorrer todo el terreno de juego a diferentes velocidades mientras se mantienen atentos a las jugadas, por esta razón, los ejercicios realizados exigentes.

De acuerdo al instructivo de arbitraje de la Conmebol, las pruebas físicas se basan en velocidad y resistencia. En la primera, deben correr a toda velocidad un tramo plano de 40 metros de largo un total de seis veces, con un tiempo máximo de 60 segundos para descansar entre cada repetición, para aprobarla, no pueden fallar más de una vez.

Seguida a esta, con 8 minutos máximos de descanso, deben iniciar la prueba de resistencia, en la que deben recorrer 4000 metros, divididos en 40 intervalos de 75 metros de carrera a toda velocidad y 25 metros caminando, el tiempo de duración dependerá de la categoría del árbitro. En el caso del linier, a este se le suma una prueba habilidad que consiste en el cambio de dirección de izquierda a derecha. Todos los árbitros deben repetir estas pruebas una vez al año para comprobar su estado físico.

Ascenso y ejercicio

Luego de que una persona aprueba el curso y se convierte en árbitro profesional, este debe iniciar trabajando en el fútbol infantil, después podrá ascender al fútbol juvenil, seguido del fútbol regional hasta llegar a la categoría nacional (1ª,2ª y 3ª División), estos ascensos son según eMagister.

Sin embargo, los árbitros suelen acompañar su carrera arbitral con otros trabajos o profesiones, por razones de disponibilidad de tiempo y estabilidad económica. Según cifras de ComexMasters, en 2015 el cuerpo arbitral en un partido de Copa Libertadores de América ganaba 1400 dólares cada miembro, dividido en 800 de honorarios y 600 de viáticos, a excepción del cuarto árbitro que recibe 400 dólares en viáticos y se le paga los mismo honorarios que gana en su liga nacional.

 

LatinAmerican Post | Juan Bacallado

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo