fbpx

La comunidad ganó: el Parque del Japón no se rediseñará

Escucha este artículo

 

Luego de protestar pacíficamente, los residentes del sector le ganaron la batalla al Alcalde Enrique Peñalosa

La comunidad ganó: el Parque del Japón no se rediseñará

En un repentino giro en la historia, un juez acogió una acción popular presentada por el concejal Roberto Hinestrosa para que no se pueda rediseñar el Parque del Japón. El concejal argumentó que los vecinos no fueron tenidos en cuenta en la decisión de reemplazar los árboles por una cancha sintética. Adicionalmente, Hinestrosa explica que no se está teniendo en cuenta el daño ambiental, pues el proyecto plantea la tala de 33 árboles.

El juez ordenó la suspensión de las obras y por ahora no se podrá llevar a cabo ningún trabajo de remodelación. Hinestrosa manifestó, para Blu Radio, que "el tema de discusión no es la cancha, sino que hay una comunidad que quiere mantener su parque.

El parque es público, y por eso mismo la comunidad puede tener diferencias con el Distrito, pero si no se puede hacer de una manera directa toca hacerlo mediante la justicia. Ese parque es uno de los más tradicionales y emblemáticos de Bogotá, tiene muchos árboles bonitos y antiguos, y hay una tala indiscriminada que se detuvo".

El Parque del Japón y sus vecinos

¿Por qué modificar un parque con el que la comunidad está a gusto? Esa es la pregunta que muchos residentes del barrio La Cabrera, en Bogotá, se hacen. Desde que el Alcalde, Enrique Peñalosa, anunció la intervención en el Parque del Japón, ubicado en la calle 86 con carrera 11,  para transformar por completo la cara de este lugar de esparcimiento, los vecinos del sector se han opuesto fervientemente.

La propuesta es reemplazar los árboles, senderos y bancas por una cancha de fútbol, un gimnasio al aire libre, puestos de café, zonas de juegos infantiles, mesas para jugar ajedrez, entre otras cosas. El diseño plantea la tala de 6 árboles del parque, aunque según Peñalosa se sembrarán 10. Sin embargo, según el concejal Hinestrosa no serían 6 árboles si no 33, afectando gravemente el sector y produciendo un gran daño medio ambiental.

Lee también: Bogotá: dejen el Parque del Japón como está

A pesar de lo progresista y renovador que suena el nuevo diseño, los residentes consideran que es ilógico y que más que un rediseño total, se necesita mantenimiento. Para muchos, el nuevo diseño es absurdo, pues no solo la inversión es altísima si no que cambiaría por completo el objetivo del parque.

La renovación del parque costará $3.200 millones de pesos y reduciría aún más las zonas verdes de la ciudad.  Adicionalmente, la tala de árboles estaría injustificada y basada en el hecho de que es más funcional una cancha deportiva que el oxígeno de la naturaleza.

Este parque se ha caracterizado por ofrecerle tranquilidad a sus visitantes, por lo que los opositores del proyecto califican el parque como un escenario de recreación pasiva. La comunidad le pide al Alcalde reconsiderar su decisión y tener en cuenta la opinión de quienes habitan allí y quienes finalmente son los usuarios del lugar.

En el vídeo a continuación encontrarán los testimonios de residentes y usuarios.

LatinAmerican Post hace un llamado al Alcalde Enrique Peñalosa para que escuche a los residentes y tenga en cuenta la opinión de quienes por mucho tiempo han vivido en el sector y disfrutado del parque.

Debemos recordar que el parque fue pensado por y para la comunidad. Los senderos se construyeron sobre los caminos que los transeúntes solían usar más. Fueron los vecinos quienes diseñaron este lugar, por lo que el parque debe ser pensando en función de ellos y sus necesidades.
 

LatinAmerican Post | Equipo Editorial

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…