fbpx

 

 

Brasil y México: ¿Cuál es el balance en sus primeros meses de gobierno?

Escucha este artículo


El año pasado hubo elecciones en dos de los países más importantes de la región, ¿Cuál ha sido el balance de estos dos mandatarios en sus primeros meses gobierno?

Brasil y México: ¿Cuál es el balance en sus primeros meses de gobierno?

Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador fueron elegidos por el pueblo brasileño y mexicano, respectivamente. Para muchos los dos representan polos opuestos dentro de la política latinoamericana, pero sorpresivamente pueden tener más cosas en común de lo imaginado. Por otro lado, no hace mucho subieron al poder, entonces ¿Cómo les fue en un primer balance?

Read in english: Brazil and Mexico: what is the balance in their first months of government?

Jair Bolsonaro

El presidente de Brasil, y de quien es característico sus controversiales afirmaciones contra las mujeres y la población LGTB, terminó su primer mes de mandato recuperándose de una cirugía abdominal. Como lo explica el Universal se trata de una “operación de reconstrucción del tránsito intestinal para retirarle la bolsa de colostomía, que cargaba desde la puñalada que estuvo a punto de costarle la vida en septiembre pasado”. Mientras el presidente se recupera el balance de sus primer mes, salió a la luz.

 

 

Para Bolsonaro fue un inicio complicado por las diferentes series de inconvenientes en las que su gobierno estuvo envuelto. Primero, su hijo y el senador Flavio Bolsonaro se encuentra en medio de un escándalo por presunta corrupción. Algo que en la campaña electoral de su padre, se utilizó como uno de los pilares principales con los que se tenía que acabar.

El senador está siendo investigado por que en 2017 “alrededor de 1,2 millones de reales, habían sido recibidos y enviados desde una cuenta que pertenece a un asistente suyo, Fabrício Queiroz”, como lo informa Infobae. Dentro de las rutas de las transacciones, el nombre de la primera dama también se encuentra presente. Según Flavio Bolsonaro, este dinero hace parte de unas transacciones producto de la venta de un inmueble, sin embargo, la evasión de reuniones con investigadores del caso y la apelación del afectado para detener la investigación, dejan ver los indicios de un posible escándalo de corrupción en los que no solo estaría involucrado el senado sino también la primera dama. 

Segundo, el gobierno de Bolsonaro no se ha conectado muy bien entre sí. Ejemplo de esto, es que en un inicio el presidente anunció el aumento de una serie de impuestos que, después fue desmentido por “uno de los miembros del equipo económicos” como lo afirma El País. Por otro lado, las contradicciones entre Bolsonaro y Hamilton Mourao con respecto a la mudanza de la embajada brasileña en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, también sonaron en los distintos medio brasileños. 

Sin embargo, una las medidas que sí llegó a implementar fue la ley que permite flexibilizar las reglas sobre el porte de armas. A mediados de enero, Bolsonaro firmó el cambio y desde esa fecha los brasileños pueden comprar hasta 4 armas sin ser cuestionados por el uso de estas. Cabe resaltar, que Brasil es uno de los países con más asesinatos en el mundo. 

Quizá le interese leer: ¿Colombia y Brasil hacia el porte libre de armas?

Adicionalmente, otra de las dificultades que tendrá que sortear Bolsonaro es la llegada de un nuevo Congreso, con el cual tendrá que trabajar las diferencias que dificultan la actividad legislativa. 

Tercero, su desempeño y aparición en el Foro Económico Mundial en Davos fue duramente criticado, debido a que su presentación fue corta, al usar tan solo 6 de los 45 minutos dispuestos para presentar “sus proyectos ante la élite económica y política planetaria”, como lo afirma el medio Todo Noticias.

Finalmente, otra de las situaciones que el presidente tuvo que sortear fue el desastre medio ambiental de la ruptura de la represa en Brumadinho, el cual deja alrededor de 84 muertos y más de 276 personas desaparecidas. El desastre puso en jaque la decisión en la campaña electoral de cerrar el Ministerio de Ambiente. 

 

 

El balance para el primer mes de Bolsonaro es algo tímido, pues si bien se implementó la modificación de las armas, el gobierno todavía no ha tomado un ritmo certero, debido a que no se ha planteado una estrategia definida.

Lea también: Gasolina: el primer gran reto de AMLO

Andrés Manuel López Obrador

La llegada de AMLO al poder mexicano refrescó la ola de corrupción que se vivía desde el anterior gobierno. López Obrador lleva dos meses en el poder y en ellos se ha presenciado el cumplimiento de varias promesas notificadas en su campaña electoral. Por un lado está la venta del avión presidencial, la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y el logro de que varios funcionarios públicos accedieran a la reducción de sus sueldos. 

Sin embargo, uno de los principales problemas es la falta de combustible, y con él la llegada de los huachicoleros. La situación se agravó de tal forma que la explosión de un ducto de combustible dejó al menos 100 muertos. Con este evento los mexicano pudieron entender el peligro que conllevaba recurrir al robo y “dio al país una experiencia dura, dolorosa pero aleccionadora”, como lo denominó el presidente. 

 

 

Otro de los problemas que ha tenido que sopesar son los problemas en las manufacturas de Tamulipas, las cuales se le suman más de 20 empresas al paro debido a que “los trabajadores piden un aumento del 20% a sus tabuladores y un bono de 32.000 pesos mexicanos”, según Forbes México. 

Por otro lado, el bloque ferroviario, los cuales ya están próximos a cumplir un mes han provocado que “México pierda más del 30% de su capacidad portuaria, afectando no solo a Michoacán, sino a las cadenas productivas de todo México”, como lo afirmó el presidente de la Cámara de Industria de la Transformación, Juan Ignacio Garza Herrera. El bloqueo persiste a pesar que AMLO envió alrededor de 1000 millones de pesos. 

A pesar de lo anterior, el balance de López Obrador podría estar en el lado positivo de la balanza, pues su aprobación de gestión subió un 88.5%, según una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica. Sumado a lo anterior, “no se han demostrado ni negligencias ni omisiones”, como lo afirma La Orquesta. Sin duda, la apuesta por la austeridad, por tener políticas migratorias claras, por presentarse neutral en situaciones internacionales y los constantes canales de información le ha hecho ganar puntos a López Obrador en sus primeros dos meses de gobierno.
 

 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…