fbpx

Brasil: Jair Bolsonaro enfrenta la primera crisis de su gobierno

Escucha este artículo


Un escándalo de corrupción, derivado de la presunta financiación irregular a su partido en el año 2018, generó la primera crisis del gobierno de Jair Bolsonaro

Brasil: Jair Bolsonaro enfrenta la primera crisis de su gobierno

Los hechos están relacionados con una denuncia hecha semanas atrás en un reportaje publicado por el diario Folha de Sao Paulo, según la cual el Partido Social Liberal (PSL), que respaldó la candidatura de Bolsonaro, habría presentado candidaturas fantasmas para poder obtener fondos de financiación electoral de forma irregular.

Read in english: Brazil: Jair Bolsonaro faces his first government crisis

Una de las personas involucradas en el escándalo es Gustavo Bebianno, entonces presidente del PSL y hasta hace poco secretario general de la presidencia de Brasil, antes de que el presidente Bolsonaro decidiera destituirlo de su cargo. Esto como respuesta a las acusaciones y el escándalo generado en torno a la presunta financiación irregular del partido que lo respaldó en las elecciones.

Lo anterior tiene repercusiones más amplias si se tiene en cuenta que Bebianno era uno de los hombres más cercanos a Bolsonaro y que, con su destitución, el gobierno del actual presidente se ve considerablemente afectado. Tras lo sucedido, Bolsonaro designó como sucesor de Bebianno al general de la reserva Floriano Peixoto, que con esto se convierte en el octavo militar que ocupa un cargo dentro del actual gobierno de Brasil.

También puede leer: Desde México hasta Paraguay, estos son algunos de los casos de corrupción más sonados

Las repercusiones para Bolsonaro

El escándalo que hoy afecta al gobierno de Bolsonaro se produce luego de que, durante la campaña presidencial, el hoy presidente levantara como una de sus banderas la lucha contra la corrupción. Si bien en la información divulgada no hay evidencia de que Bolsonaro haya tenido alguna responsabilidad directa en los hechos, lo sucedido repercutirá negativamente en un gobierno que apenas comienza y en el que hay expectativa e incertidumbre.

Por otra parte, si bien es cierto que antes de su destitución Bebianno aseguró que a pesar las denuncias no había ninguna señal de crisis al interior del gobierno, esto quedó desmentido tras la decisión de Bolsonaro. La cadena Radio Programas del Perú (RPP) citó las palabras que en su momento dijo Bebianno, cuando aseguró que “no existía crisis” y que “había hablado tres veces” con el presidente, mientras él se recuperaba en un hospital de Sao Paulo de su reciente cirugía.

No obstante, esa supuesta conversación fue desmentida por el mismo Bolsonaro y por uno de sus hijos, Carlos Bolsonaro, quien actualmente se desempeña como Concejal de Río de Janeiro, y reveló unos mensajes en audio en los que niega que su padre hubiera conversado con Bebianno sobre ese tema.

Sin embargo, eso deja dudas sobre si Bolsonaro tenía conocimiento de los hechos denunciados por Folha de Sao Paulo y si la destitución de Bebianno fue una estrategia utilizada por él no sólo para tratar de menguar la crisis, sino para evitar que su nombre se viera involucrado en ese escándalo. Sobre todo porque el mismo diario Folha de Sao Paulo reveló posteriormente que ese diálogo entre Bolsonaro y el entonces secretario general de la presidencia sí existió.

También puede leer: Brasil y México: ¿Cuál es el balance en sus primeros meses de gobierno?

En este caso hay que considerar otros aspectos, por ejemplo las molestias que en varias ocasiones manifestó Bebianno por la actitud del hijo de Bolsonaro, quien al parecer intervenía en asuntos de gobierno y del mismo presidente brasileño. Vale la pena mencionar que, tras destituir a Bebianno, Bolsonaro no dio explicaciones precisas sobre ello, sino que se limitó a anunciar esa decisión mediante un video en el que agradeció la dedicación y el compromiso que el ex secretario general tuvo durante la coordinación de la campaña presidencial que permitió su victoria en octubre de 2018.  

Igualmente, no hay que olvidar que Bebianno tenía tareas específicas como enlace del presidente con otros órganos del poder, como el congreso, aspecto especialmente relevante en este momento. Esto sucede porque el gobierno brasileño está tramitando un proyecto para reformar del sistema de pensiones y jubilaciones, por lo que la crisis podría incidir en las intenciones de Bolsonaro de sacar adelante dicha reforma.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…