fbpx

Mito o realidad: el Efecto Mozart

Escucha este artículo


Si has pensado ponerle música a tu bebé durante el embarazo es necesario que sepas qué dice la ciencia al respecto

Mito o realidad: el Efecto Mozart

Todos los padres desean que el desarrollo de su bebé durante el embarazo sea el mejor, desde la nutrición y los cuidados médicos, hasta la denominada estimulación prenatal, donde se incluye la música como uno de los componentes esenciales de la misma. Como en otras ramas del embarazo, en la estimulación prenatal hay muchos mitos y realidades que no debes pasar por alto para aprovechar al máximo los recursos a tu disposición. 

Read in english: Myth or reality: the Mozart Effect

Abundan las teorías sobre efecto Mozart, estudios a favor y en contra, el tipo de música que debe escuchar el feto, entre otras afirmaciones provenientes de científicos y no científicos que han aportado para que la industria de la música prenatal haya crecido exponencialmente, sobre todo con la venta de millones de discos, auriculares y terapias creadas para este fin. Por ello, hemos encontrado algunos mitos sobre la música prenatal que podrían darte un panorama sobre lo que puedes hacer durante el embarazo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Dear Darby Luxury Labor Gowns (@dear_darby) el

"l efecto Mozart

Este es el principal tema cuando se habla de música prenatal, el llamado "efecto Mozart", aplicado por millones de padres en todo el mundo para estimular al bebé en el útero. De acuerdo con el diario Siglo de Durango, los padres creen que sus hijos tendrán mayor inteligencia si son sometidos a sesiones de música del compositor austríaco. El efecto Mozart tiene personas de todas las áreas de la ciencia a favor y en contra, así como estudios que lo respaldan o que lo califican como un fraude. Wolfgang Amadeus Mozart sin duda era un genio, por lo que la construcción de su música es igual de genial. Buena parte de su éxito como compositor se debe a los cánones de la música del clasicismo que están presentes en su trabajo, es decir: simetría, simplicidad, composición, estructura transparente, limpieza armónica, ligereza de los temas musicales, etc. que la convierten en música relativamente fácil de escuchar, no así de interpretar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Te paso un pique (@tepasounpique) el

 

También puedes leer: Arte y violencia: entrevista con Andrea Catalina Suárez

¿Qué dice la ciencia?

Como hay quienes apoyan y quienes no, hay estudios a favor y en contra de la música prenatal. El diario El País cita un estudio de 2015 hecho por el Institut Marquès de Barcelona, España. En él los investigadores afirmaron que a partir de la semana 15 de gestación el feto puede responder a estímulos musicales. La gran diferencia respecto a otros estudios es que afirma que no se debe estimular desde la pared abdominal de la madre, como se hace comúnmente, pues está formada por diversas capas, gruesas, que impiden que el sonido llegue al feto, aseguran que solamente les llega un lejano murmullo que no puede percibirse realmente, al menos no como los padres lo creen.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por TÚ Consejera de Lactancia M.(@ecolactancia) el

 

Los investigadores españoles destacan que para que el feto pueda recibir estímulos musicales con mejor definición tiene que hacerse a través de la vagina, mediante un aparato que diseñaron denominado Babypod, el cual sin importar el volumen de lo que se reproduzca lo reduce a 54 db. Los científicos hicieron la prueba con tres grupos de mujeres embarazadas, donde un grupo utilizó música de la forma tradicional, es decir con audífonos en el vientre; el segundo grupo lo hizo con el Babypod y el tercer grupo con vibraciones a través de la vagina. De los tres grupos solo el del Babypod reaccionó ante los estímulos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Maria Luisa Ferrerós (@mlferreros) el

 

Por su parte, el doctor José Ramón Fernández, pediatra de neonatología del Hospital General Universitario Santa Lucía en Cartagena, España, declaró al diario español El Periódico que no es tan sencillo lo que afirmaron en Barcelona. Fernández asegura que hay toda una industria detrás de la estimulación prenatal que hace caer a los científicos en el juego del mercado. También agrega que exponer al feto a estímulos auditivos demasiado fuertes puede incluso resultar peligroso. El médico hace referencia a un estudio que demuestra mayor incidencia de sordera en fetos expuestos a altos niveles de ruido, no solamente los que se expusieron a música a alto volumen, sino también de madres que trabajan en aeropuertos o en fábricas. El doctor está del lado de crear vínculos naturales entre la madre y el bebé, como el hablarle, y dejar los demás estímulos para cuando han nacido y tienen mejor percepción de lo que sucede a su alrededor.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Marie Montibert (@mariemontibert) el

 

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernández Liborio

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…