fbpx

Índice de Democracia Mundial: 55 % del mundo no tiene verdadera participación

Escucha este artículo


En el ranking, Noruega se posiciona como la mejor democracia del mundo, mientras que las naciones de régimen socialista como Corea del Norte ocupan los últimos puestos

Índice de Democracia Mundial: 55 % del mundo no tiene verdadera participación

A principios de este 2019, se hizo público el Índice de democracia del 2018, el décimo primero expuesto por la Unidad de Inteligencia del diario The Economist (EIU, por sus siglas en inglés). En este famoso ranking se explica la realidad política de 167 países del mundo, 166 de ellos establecidos como Estados soberanos y 165 hacen parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Read in english: World Democracy Index: 55% of the world has no real participation

La EIU explica que la población tomada se podría definir como 'mundial', teniendo en cuenta que solo se excluyen los micro estados como el principado de Mónaco o el Vaticano. Así, “este (ranking) es casi igual a toda la población mundial estimada”, explica la publicación.

¿Cómo está la democracia en el mundo?

El ranking  posiciona a los Estados estudiados dentro de cuatro tipos de sistemas, algunos un poco más democráticos que otros y una gran cantidad que, para The Economist, se alejan mucho de lo que es una democracia:

1) Democracias plenas: 8.1 puntos o más

2) Democracias defectuosas: 6.1 a 8.0 puntos

3) Regímenes híbridos: 4.1 a 6.0 puntos

4) Regímenes autoritarios: 4.0 puntos o menos

Entonces, de acuerdo con el análisis que se puede hacer del ranking, la democracia cruza por un momento de crisis a escala mundial. En pleno siglo XXI aún existen 92 naciones que se pueden considerar como regímenes (39 híbridos y 53 autoritarios). Es decir, en teoría, el 55 % de los países en el mundo no conocen lo que es, al menos, una democracia defectuosa.

La EIU explica que esta situación se debe a que las instituciones políticas han perdido la validez que tenía en otras épocas, lo que se puede traducir como “un deterioro de la confianza en la democracia”.

No obstante, la desconfianza por la política tradicional originó, en un efecto dominó, que la participación política creciera. “Los resultados indican que los votantes de todo el mundo, de hecho, no están desconectados de la democracia. Están claramente desilusionados con las instituciones políticas formales, pero han sido impulsados ​​a la acción. A nivel global, la participación de los votantes y la afiliación a los partidos políticos, por ejemplo, contrarrestaron la tendencia de los últimos años y comenzaron a aumentar en 2018”, indica el reporte.

Aunque claramente desilusionada con las instituciones políticas formales, la población ha convertido la ira en acción y se ha convertido en voto y protesta”, es la explicación que la EIU da de este fenómeno.

Así quedó el top 10  de 'Mejores democracias en el mundo':

1) Noruega: 9.87

2) Islandia: 9.58

3) Suecia: 9.39

4) Nueva Zelanda: 9.26

5) Dinamarca: 9.22

6) Canadá: 9.15

7) Irlanda: mismo puntaje que Canadá

8) Finlandia: 9.14

9) Australia: 09

10) Suiza: 9.03

Te puede interesar: ¿Dónde están los organismos internacionales en la crisis de Venezuela?

Latinoamérica: entre regímenes y democracias

Por supuesto, el declive en la democracia mundial tuvo efecto en la realidad política de América Latina, zona del mundo que obtuvo un promedio de 6,24 en el índice general. Traducido en los tipos de sistemas políticos, esto significa una constante fluctuación entre democracias y regímenes.

Con un puntaje total de 8.38 y 8.07, Uruguay y Costa Rica son consideradas como las democracias más estables de Latinoamérica, y las número 15 y 20, respectivamente, en el mundo.

Caso contrario es el de Venezuela y Cuba, consideradas en el ranking como regímenes autoritarios, 3.16 y 3.00, respectivamente. A escala mundial, el país dirigido por Nicolás Maduro ocupa el puesto 134, mientras que el cubano quedó en la posición 142.

El top 8 de 'Mejores democracias latinoamericanas' lo completan:

1) Chile (7.97 puntos y puesto 23 en el mundo).

2) Trinidad and Tobago (7.16 puntos; puesto 43).

3) Panamá (7.05 puntos; puesto 45).

4) Argentina (7.02 puntos; puesto 47).

5) Jamaica (mismos números que Argentina).

6) Surinam (6.98 puntos; puesto 49).

7) Brasil (6.97 puntos; puesto 50).

8) Colombia (6.96; puesto 51).

 

¿Cómo se realizó el ranking?

De acuerdo con el EIU, existen cinco grandes categorías que definen la forma en la que se desarrolla y vive la democracia de un país:

1) Proceso electoral y pluralismo.

2) Libertades civiles.

3) El funcionamiento de gobierno.

4) Participación política.

5) La cultura política.

Asimismo, The Economist indicó que estas categorías se pueden explicar a través de 60 indicadores, cada uno con un puntaje máximo de 1 y un mínimo de 0 (un intermedio de 0.5 si la pregunta cuenta con tres opciones múltiples de respuesta). Por ejemplo:

Pregunta número 3, perteneciente a la categoría ‘Proceso electoral y pluralismo’:

¿Las elecciones municipales son libres y justas?

1: Son libres y justas.

0.5: Son libres, pero no justas.

0: No son libres ni justas.

 

Ya con los resultados de cada pregunta (indicador), se calcula algo denominado como ‘índice de categoría’, que consiste en la suma de los puntajes de los cuestionamientos de cada categoría, con valores dentro de una escala de 0 a 10 y su respectivo promedio.

De esta forma, “cada categoría tiene una calificación en una escala de 0 a 10, y el Índice general (del ranking) es el promedio simple de los cinco índices de categorías”. Es decir, por ejemplo, Reino Unido se puede considerar como el décimo cuarto (14) país con la mejor democracia del mundo, gracias a los 8.53 puntos del índice general que obtuvo. Este resultado se dio tras promediar un puntaje de 9.58 en ‘proceso electoral y pluralismo’; 7.50 en ‘el funcionamiento de gobierno’; 8.33 en ‘participación política’; 8.13  en ‘la cultura política’ y 9.12 en ‘libertades civiles’.

Sin embargo, los 167 países que se analizan no están exentos de perder puntos en su total final, si no alcanzan una puntuación de 1 en lo que la EIU ha denominado como Áreas Críticas para la democracia:

1) Si las elecciones nacionales son libres y justas.

2) La seguridad de los votantes.

3) La influencia de las potencias extranjeras en el gobierno.

4) La capacidad del servicio civil para implementar políticas.

“Si las puntuaciones para las tres primeras preguntas son 0 (o 0.5), se deduce un punto (0.5 puntos) del índice en la categoría correspondiente (ya sea el proceso electoral y el pluralismo o el funcionamiento del gobierno). Si el puntaje de la cuarta es 0, se deduce un punto del índice de la categoría ‘funcionamiento del gobierno’”, explica el estudio.

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramirez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…