fbpx

Aventúrate a conocer estos 5 hoteles raros y divertidos

Escucha este artículo

 

¿Quieres darle un giro a tus vacaciones y visitar lugares únicos? Te mostramos 5 hoteles que, sin duda, harán de tu viaje una experiencia singular

Aventúrate a conocer estos 5 hoteles raros y divertidos

En ocasiones, parte de la aventura de salir de viaje puede ser la añorada llegada al hotel. Después de horas de caminatas, museos y lugares turísticos, nada mejor que llegar a descansar a tu habitación. En otras ocasiones, el plan principal es acudir a un hotel con todos los lujos en el que puedas conseguir todo lo que quieres.

Read in english: Find out these 5 rare and funny hotels

Sin importar cuál sea la ocasión, la estadía es parte esencial a la hora de planear los viajes. Así que, ¿qué mejor experiencia que ir a los hoteles más raros del mundo? Algunos empresarios han ido más allá y han llevado la hotelería a otro nivel con hoteles que sacan el mayor provecho de sus locaciones.

Te mostramos aquí algunos de los hoteles más locos que puedes encontrar:

1. Tubohotel - Tepoztlán, México

Se puede inferir por su nombre, el Tubohotel consta de habitaciones en tubos de alcantarillado. Uno sobre otro en forma de pirámide, cada habitación es un tubo y tiene una cama y cortinas que bloquean la entrada de luz, pues la puerta es transparente. Este hotel, además de ser innovador, es una forma de reutilizar elementos, como estos grandes tubos que jamás volverían a ser utilizados, lo que lo vuelve una arquitectura sostenible.

Debido al reducido espacio, las habitaciones no cuentan con baño propios, sino que está afuera y es compartido. Este hotel es perfecto para personas guerreras que no quieren los mayores lujos, pero que quieren pasar un rato agradable y cómodo; que les gusta aprovechar cada ocasión de manera consciente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de BOBTRADE.COM (@bobtradehq) el

 

2. Henn Na Hotel - Tokyo, Japón

Al entrar, en la recepción te recibe un dinosaurio. Así es, oíste bien: un dinosaurio. Este hotel es atendido por robots con distintas figuras, entre ellas, dinosaurios, aunque también hay humanos robots. Al solicitarte tu pasaporte en una máquina, el robot puede realizar las mismas funcionas que haría un empleado humano en la recepción de un hotel. La realidad de los robots es tal que se inclinan, hablan y en ocasiones incluso estornudan.

En un país futurista como lo es Japón, estas cadenas de hoteles Henn Na (que significa extraño) han optado por utilizar la tecnología a su favor. De esta manera, han logrado reducir muchos costos para aprovecharlos en otras cosas del hotel. Esto ha hecho de las estadías y los robots una experiencia dinámica y entretenida, que suele ser motivo de visita para quienes van también a Tokyo Disneyland, para que las atracciones no se queden solo en el parque. De acuerdo con el portal Nippon, este hotel tiene 144 habitaciones y trabajan 7 personas.

 

Lee también: Conoce a estos 5 influencers de viajes

3. Hotel Palacio de Sal - Uyuni, Bolivia

Situado cerca al famoso desierto de sal de Bolivia, el Salar de Uyuni, se encuentra el único hotel construído exclusivamente de sal. Por fuera el hotel está conformado por casas que parecen una especie de mezquitas blancas con techo redondo. Por dentro se puede ver cómo la sal en bloques conforma sus techos y paredes.

Lo más especial de este hotel, además de su increíble arquitectura, son sus paisajes con una vista impresionante al desierto. También se encuentra cerca del Salar y de otros lugares turísticos como reservas naturales, lagunas y otros desiertos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de SoulMe (@soulmeoficial) el

 

4. Propeller Island City Lodge - Berlín, Alemania

Este hotel, más que una edificación, es una pieza de arte del artista Lars Storschen. Este hombre alquilaba cuartos en su casa para ganar un dinero extra, pero revolucionó el concepto para hacer de cada hospedaje un aventura distinta. Gracias a su ingenio, el hotel, que antes eran solo unas habitaciones de su casa, tiene ahora 30 cuartos, cada uno con distintas temáticas, y cuenta con una galería de arte.

Entre los locos diseños de sus habitaciones, hay una rodeada totalmente de espejos, que hacen dar la sensación de estar dentro de un caleidoscopio. Otra tiene ataúdes en vez de camas, y otra las camas rodeadas de barrotes como si fueran celdas y están elevadas del piso. Incluye también habitaciones temáticas que pretenden que la habitación sea un museo, un templo asiático, un castillo o una cabaña en medio del bosque.

 

5. Montaña Mágica Lodge - Panguipuli, Chile

Este lugar es, literalmente, una montaña mágica. Si tu sueño es vivir en un mundo de hadas, algo así como en Sueño de una noche de verano de Shakespeare, no busques más. Este es tu lugar. Una montaña adecuada con cuartos en medio de un bosque conforma este mágico hotel que hace parte de Huilo-Huilo, una reserva biológica.

Ventanas que se asoman desde el interior de la montaña, una fuente de agua que riega la montaña desde la punta y un puente colgante es lo que hace de este hotel una postal. El estilo es totalmente para alguien que busca un turismo eco lejos de la realidad abrumadora de las ciudades.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Visions (@visionsarchi) el


LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra