fbpx

7 destinos latinoamericanos imperdibles para Semana Santa (Parte 1)

Escucha este artículo

 

En esta primera parte te presentamos tres de los siete destinos que puedes visitar en esta Semana Santa. No te pierdas nuestra próxima entrega con los otros cuatros lugares

7 destinos latinoamericanos imperdibles para Semana Santa (Parte 1)

Semana Santa está a la vuelta de la esquina y seguramente muchos de ustedes están sin planes para descansar estos días. No desesperen, aún están a tiempo para reservar un tiquete y alejarse del ajetreo intenso propio de las ciudades. A continuación les traemos tres destinos paradisíacos latinoamericanos; en la próxima entrega volveremos con otros cuatro destinos más para hacer un plan exclusivo de Semana Santa, si es que quieren vivir una experiencia religiosa única.

Read in english: 7 Latin American destinations not to be missed for Holy Week (Part 1)

1. Jericoacoara, Brasil

Este pequeño pueblo de pescadores ubicado en el estado de Ceará, al noreste de Brasil, es un destino imperdible si uno quiere disfrutar de playas hermosas con más naturaleza que edificios y condominios. Hay dos formas de llegar a este paraíso terrenal: la compleja pero económica es por Fortaleza, la capital del estado, ubicada a unos 300 km de ‘Jeri’, como le llaman cariñosamente los locales.

Hay varias opciones de transporte disponibles, como buses o vanes privados. Debemos tener en mente que  faltando unos 24 km para llegar a Jeri, hay unas dunas monumentales protegiendo las playas de la mayoría de vehículos, por lo que este último recorrido se debe completar en una 4x4. Si uno piensa alquilar un carro, no podemos olvidar este pequeño detalle.

7 destinos latinoamericanos imperdibles para Semana Santa (Parte 1)

La otra opción, fácil pero no tan económica, es aterrizar en el aeropuerto de Cruz, ubicado a unos escasos 30 km de las playas. ¿Por qué esta opción es más costosa, si la distancia de Cruz hacia la villa es apenas una décima parte que desde Fortaleza? Antes, por la capital era la única forma cómoda de llegar. El aeropuerto de Cruz abrió hace tan solo dos años, por lo que tiene alta demanda de tiquetes que antes se vendían para Fortaleza. Además los transportes tienen casi el mismo valor que dede Fortaleza.

Afortunadamente, hay alojamiento para todos los bolsillos, desde hostales baratos hasta pequeñas posadas lujosas. La oferta gastronómica, además de deliciosa y variada, también se ajusta a todos los presupuestos disponibles. La vida nocturna es muy tranquila, este lugar es más para contemplar la naturaleza, practicar surf y windsurf y descansar en la playa. Una característica asombrosa de este lugar es que uno puede ser testigo tanto de la salida del sol como de su puesta; pasa igual con la luna.

2. Huacachina, Perú

Huacachina es mundialmente conocido por ser el único oasis verdadero de Suramérica.  Esta gran laguna queda a escasos cinco kilómetros de Ica, la capital de la provincia del mismo nombre, ubicada a 350 km al sur de Lima. Alrededor del oasis se conformó una pequeña comunidad dedicada casi que exclusivamente al turismo. Hay unos cuantos hostales, hoteles, restaurantes, bares y una que otra tienda de recuerdos.

Lee también: Palomino: 5 planes en este lugar del caribe colombiano

Además del oasis, Huacachina es apetecida por sus interminables dunas. Si les gusta la adrenalina, lo primero que tienen que hacer es practicar sandboarding o ir de paseo en un buggy. Los recorridos en estos vehículos areneros son aptos -y recomendados-  para todo el mundo. Uno puede escoger el paseo salvaje, donde el conductor experto manejará a altas velocidades, emulando la experiencia de una montaña rusa. Tranquilos, si quieren un viaje más calmado, pueden escoger esa opción.

Los mochileros jóvenes son mayoría en este inmenso desierto, por lo que la vida nocturna es bastante agitada (de hecho es normal que los locales de Ica vayan allá solo para enfiestarse) y los precios de hospedaje y comida son accesibles. Claro, si uno quiere, y tiene con qué, hay un hotel lujoso perfecto para descansar con la familia.

Llegar es bastante fácil si lo comparamos con otros destinos paradisíacos. Si uno es de otro país, hay que llegar a Lima y agarrar un taxi aéreo con destino a Ica. De ahí a la laguna son diez minutos en tierra y hay tanto buses como taxis. Es indispensable llevar bloqueador por la intensidad del sol y gafas apropiadas, puesto que es muy fácil que la arena se meta en los ojos.

7 destinos latinoamericanos imperdibles para Semana Santa (Parte 1)

3. Salinas grandes de Jujuy y Salta, Argentina

En Argentina hay varias salinas enormes, pero no nos cabe duda que aquella entre las provincias de Jujuy y Salta, al norte del país, es la más hermosa que hay. Cubre una extensión de 212 km2 (la tercera más grande de Sudamérica) y es perfecto para perderse entre el cielo azul y el desierto blanco y plano. También recomendamos llevar gafas de sol, puesto que, si de día el cielo está despejado, la proyección del sol en el salar es muy fuerte para la vista.

Te puede interesar:  Conoce a estos 5 influencers de viajes

Pero no solo se trata de un salar. Además de algunas tiendas de recuerdos y maquinarias de extracción salina, hay unos yacimientos que nos confirman que había algunos asentamientos indígenas desde antes de la llegada de los españoles. También hay varias grietas enormes bastante impactantes para el ojo humano. Si bien hay poca variedad de fauna, lo único que hay es completamente hermoso.

7 destinos latinoamericanos imperdibles para Semana Santa (Parte 1)

Hay una gran variedad de aves y gran población de vicuñas, animales parecidos a las llamas. Lo mejor que le podría pasar a uno es llegar después de una lluvia, pues con las precipitaciones se forman charcos que estéticamente son hermosos en el salar, parecidos a los espejos más limpios del mundo. Lo único malo es que no hay opción de hospedaje en el salar, por lo que toca ir a dormir a algunos pueblos o ciudades cercanos, como Purmamarca (66 km), Tilcara (91 km), Humahuaca (134 km), San Salvador de Jujuy (131) km, Salta (248 km). Todos estos lugares tienen transporte especializado hacia las salinas. Cabe aclarar que este lugar único está a 4000 km de altura, por lo que no cualquiera la va a pasar bien si no se acondiciona bien antes de llegar.

Estén pendientes de nuestra próxima entrega de lugares latinoamericanos imperdibles para descansar en Semana Santa.

 

LatinAmerican Post | Pedro Vergara

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…