fbpx

No alzar a tu bebé cuando llora puede ser un error

Escucha este artículo

 

No cargar a tu pequeño tiene graves consecuencias en su desarrollo. Si quieres saber cuáles aquí te contamos

No alzar a tu bebé cuando llora puede ser un error

Se ha generalizado la creencia de que cargar a los bebés es malo porque se vuelven muy consentidos, no aprenden a manejar sus emociones y se tornan en niños caprichosos. Sin embargo, no cargarlo cuando llora ni brindarle la atención debida genera una consecuencia adversa: el desarrollo emocional y psicoafectivo del bebé se verá afectado negativamente. Esto puede producir personas con:

Read in english: Not lifting your baby when he or she cries can be a mistake
  • Desapego emocional
  • Resignación a no recibir atención
  • Altos niveles de estrés
  • Ansiedad

Según el pediatra Darío Botero Cadavid, en declaraciones recogidas por ABC del Bebé, el llanto de los bebés es su forma de comunicación, la forma con la que se relacionan con el entorno. Esta comunicación, primitiva, le permite al bebé indicarles a sus cuidadores que tiene hambre, frío, sueño o hay algo que le casusa molestia. Debido a la temprana edad de los niños, estos no son capaces de comprender lo que significa controlar sus emociones, por lo que si un niño llora lo hace para comunicarse con el resto del mundo.

Clemencia de la Espriella, psicóloga clínica, en entrevista para LatinAmerican Post, afirma que se debe responder al llanto de los bebés siempre pues es su modo de hacer saber qué necesita o quiere algo. Es decir, si un niño de dos años llora, a pesar de que ya no es considerado un bebé, siempre se debe evaluar porqué lo hace ya que su conocimiento lingüístico no está desarrollado completamente.

En cuanto a cargarlos, de la Espriella considera que se debe hacer de los 0 a los 12 meses, edad en la que el bebé es incapaz de comunicarse de otra forma. Como aseguran los otros especialistas, alzar a tu bebé trae beneficios en el desarrollo físico y emocional.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bebes Lindos (@bebeslindosdomundo) el

Lee también: Cómo practicar el colecho de forma segura 

Las madres suelen creer que dejarlos llorar hará que aprendan a manejar sus emociones, pero de acuerdo con la comunidad científica los niños están aprendiendo a resignarse a no recibir afecto y atención de parte de sus padres y de sus cuidadores. La Universidad de Notre Dame en Estados Unidos encontró que los bebés que no son consolados con abrazos, arrullos y caricias después de llorar se pueden tornar en personas con dificultades para tranquilizarse.

En este sentido, cargar a tu bebé y ofrecerle el consuelo que necesita le permitirá tener un mejor desarrollo afectivo y emocional. Esto significa que le estás ayudando a aumentar su autoestima y a sentirse querido por quienes le rodean.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bebes Lindos (@bebeslindosdomundo) el

El doctor Botero asegura que el sentirse amado le permitirá al bebé ser una persona más segura de sí misma e independiente, lo que en el largo plazo favorecerá el desarrollo positivo tanto físico como mental.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…