fbpx

3 millones de estudiantes estadounidenses no tienen internet en casa

Los estudiantes que no tienen Internet en casa tienen más probabilidades de ser estudiantes de color, de familias de bajos ingresos o en hogares con niveles más bajos de educación parental

Student using on his computer

Estudiante usando su computador en una cafetería / Unsplash

AP | Michael Melia, Jeff Amy y Larry Fenn

Escucha este artículo

 

Sin computadora o internet en casa, a Raegan Byrd se le presentan un desafío cada noche en relación con sus tareas: ¿cuánto puede hacer usando solo su teléfono inteligente?

Read in english: 3 million US students don't have home internet

En la pantalla pequeña, ella cambia entre páginas web para proyectos de investigación y pierde el seguimiento de las pestañas cada vez que los amigos le envían mensajes. Usa sus pulgares para escribir los trabajos de la escuela, pero cuando los problemas técnicos le impiden enviar tareas electrónicamente, los escribe a mano.

"Al menos tengo algo, en lugar de nada, para explicar la situación", dijo Raegan, estudiante de último año de secundaria en Hartford.

Ella está entre los casi 3 millones de estudiantes en todo el país que enfrentan dificultades para mantenerse al día con sus estudios, porque deben prescindir de Internet en casa. En las aulas, el acceso a computadoras portátiles e Internet es casi universal, pero, en el hogar, el costo del servicio de Internet y las brechas en su disponibilidad crean obstáculos en áreas urbanas y comunidades rurales por igual.

De acuerdo con un análisis de los datos del censo realizado por Associated Press, en lo que se conoce como la brecha de la tarea, un 17% de los estudiantes de EE. UU. no tienen acceso a computadoras en sus casas y 18% no tienen acceso a Internet de banda ancha en sus hogares.

Hasta hace un par de años, la escuela de Raegan le daba a cada estudiante una computadora portátil equipada con un punto de acceso a Internet, pero ese programa de becas caducó. En el área que rodea a la escuela en el extremo norte de la ciudad, menos de la mitad de los hogares tienen acceso a Internet en casa.

Los distritos escolares, los gobiernos locales y otros han tratado de ayudar. Los distritos instalaron internet inalámbrico en los autobuses y prestaron puntos calientes. Muchas comunidades compilaron listas de restaurantes habilitados con wi-fi y otras empresas donde los niños pueden quedarse y hacer el trabajo escolar. Otros reutilizaron las frecuencias de televisión no utilizadas para proporcionar conectividad, una estrategia que la Biblioteca Pública de Hartford planea probar el próximo año en el extremo norte.

Algunos estudiantes estudian en los estacionamientos de escuelas, bibliotecas o restaurantes, donde pueden encontrar una señal.

Las consecuencias pueden ser nefastas para los niños en estas situaciones, porque los estudiantes con Internet en el hogar siempre obtienen mejores calificaciones en lectura, matemáticas y ciencias. Además, la brecha de la tarea refleja de muchas maneras las barreras educativas más amplias de los estudiantes pobres y de minorías.

Lea también: Luego de dos terremotos, la búsqueda de temblores ocultos continúa en el sur de California

Los estudiantes que no tienen Internet en casa tienen más probabilidades de ser estudiantes de color, de familias de bajos ingresos o en hogares con niveles más bajos de educación de los padres. Janice Flemming-Butler, quien ha investigado las barreras para el acceso a internet en el gran extremo norte de Hartford, dijo que la desventaja para los estudiantes minoritarios es una injusticia al mismo nivel que "cuando los negros no tenían libros".

Raegan, quien es negra, está agradecida por su iPhone y por el plan de datos pagado por su abuelo. El estudiante de honores de la Academia de Periodismo y Medios de Hartford trata de progresar lo más posible en la escuela.

"En una computadora, solo es hacer 'clic clic', es mucho más fácil", dijo.

Su compañera de clase, Madison Elbert, tiene acceso a la computadora de su madre en el hogar, pero esta primavera no tenía Internet en casa, lo que se sumó al estrés de la fecha límite para un proyecto de investigación.

"Realmente tengo que hacer todo en mi teléfono, porque tengo mi paquete de datos y eso es todo", dijo.

Los administradores educativos dicen que tratan de hacer de la escuela un lugar acogedor, con esfuerzos que incluyen un programa de cena después de la escuela, en parte para alentarlos a usar la tecnología en el edificio. Algunos profesores ofrecen tiempo de clase para que los estudiantes trabajen en proyectos que requieren una conexión a Internet.

La maestra de inglés Susan Johnston dijo que también intenta usar los programas educativos que ofrecen aplicaciones para teléfonos inteligentes. Volver al papel y a las pizarras no es una opción, dijo.

"Tengo chicos que todo el tiempo dicen: 'Profesora, ¿me puede dar una copia en papel de esto?' Y yo digo: 'Bueno, no, porque realmente necesito que te familiarices con la tecnología, porque no se va a ir ninguna parte'", dijo.

Lea también: Los empresarios tecnológicos buscan romper los estereotipos sobre las mujeres en la agricultura

Una tercera parte de los hogares con niños en edad escolar que no tienen Internet en casa mencionan el gasto como la razón principal, según las estadísticas del Departamento de Educación federal, recopiladas en 2017 y publicadas en mayo. La encuesta encontró que el número de hogares sin internet ha disminuido en general, pero aún era del 14 por ciento para las áreas metropolitanas y del 18 por ciento en las áreas no metropolitanas.

Una comisionada de la Comisión Federal de Comunicaciones, Jessica Rosenworcel, calificó la brecha de la tarea como "la parte más cruel de la brecha digital".

En las zonas rurales del norte de Misisipi, el acceso a Internet en casa no está disponible para algunas personas sin importar el precio.

En muchas tardes, Sharon Stidham encierra a sus cuatro hijos en la biblioteca de la escuela en East Webster High School, donde su esposo es subdirector, para que puedan usar Internet para el trabajo escolar. Una torre de telefonía celular es visible a través de los árboles desde su casa en una colina cerca de Maben, pero la señal de Internet no llega a su casa, incluso después de que construyeron una antena especial en la parte superior de una cabaña familiar cercana.

Un tercio de las 294 familias en Maben no tiene computadora y casi la mitad no tiene internet.

Su hijo de 10 años, Miles, quien recientemente fue diagnosticado con dislexia, juega un juego de computadora educativo que sus padres esperan que le ayude a mejorar sus habilidades de lectura y matemáticas. Su hermano, Cooper, de 12 años, dice que los maestros a veces les dicen a los estudiantes que vean un video de YouTube para resolver un problema de matemáticas, pero esa no es una opción en su casa.

En las afueras de Starkville, sede de la Universidad Estatal de Mississippi, Jennifer Hartness dijo que sus hijos a menudo tienen que conducir hasta la ciudad para tener una conexión a Internet confiable. Su hija Abigail Shaw, quien combina el trabajo en la escuela secundaria con el de la universidad en el campus de una universidad comunitaria, dijo que la mayoría de las tareas deben completarse con software en línea, y que depende de la descarga de presentaciones de clase para estudiar.

"Pasamos mucho tiempo en las cafeterías y antes de eso íbamos al estacionamiento de McDonald's", dijo Abigail.

En el hogar, la familia usa una antena parabólica que cuesta USD$ 170 al mes. Permite una cierta cantidad de datos de alta velocidad cada mes y luego se ralentiza muchho. Hartness dijo que es particularmente poco confiable para cargar datos. Abigail dijo que ha perdido trabajos cuando los satélites o los teléfonos se han congelado.

Raegan dice que ella ha aprendido a responsabilizarse de su propia educación.

"En lo que la escuela hace un buen trabajo", dijo, "es hacer que los estudiantes se den cuenta de que cuando sales al mundo, tienes que hacer las cosas por ti mismo".

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…