fbpx

Donald Trump, ¿a un paso de ser destituido?

La semana pasada, los demócratas dieron un importante paso hacia el juicio político contra Trump, en un proceso que permitiría la destitución del presidente

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. / Foto: AP

LatinAmerican Post | Laura Guevara

Escucha este artículo


Read in english: Donald Trump, one step away from being dismissed?

El pasado jueves la Cámara de Representantes votó a favor de continuar el proceso de investigación contra Donald Trump. Los demócratas, y quienes lideran el proceso, argumentan que el presidente abusa de su poder “al presionar al gobierno de Ucrania para que realice una investigación para su propio beneficio político personal”, de acuerdo con La Vanguardia. 

Si bien se espera que la Cámara de Representantes vote ante esto antes de final de año, para lograr destituir a uno de los presidentes más importantes del mundo, se tendría que tener la mayoría en el Senado, el cual se caracteriza por ser mayoría republicanos por lo que de llevarse a cabo las votaciones es poco probable que los integrantes fallen a favor de la destitución.

De inmediato, y como es usual en la mayoría de los casos, Donald Trump recurrió a sus redes sociales para manifestar su inconformidad frente a la continuación de la investigación. Es así como se refirió a que todo lo que estaba sucediendo no era más que una cacería de brujas  
 

 

Además, tanto la Casa Blanca como el presidente, destacaron la obsesión de los demócratas con el juicio ilegítimo, afirmando que si bien no afectaba a Donald Trump, sí afectaba “a los estadounidenses”. También, el gobierno de Trump aprovechó la coyuntura para entregar los “resultados reales” que su administración lleva adelantado, no sin antes mandar una pulla a los demócratas. 

 

 

Las acusaciones

Como lo mencionamos, el centro de la investigación se basa en que si el presidente abusó del poder como presidente, poniendo en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos al retener cerca de “$400 millones en ayuda militar estadounidense de Ucrania a cambio de una investigación sobre Joe Biden”, por medio de una llamada telefónica y de acuerdo con Aljazeera. 

Además, en los últimos días uno de los testigos de la llamada ocurrida el 25 de julio del presente año, el coronel y asesor experto en Ucrania, Alexander Vindman, testificó en contra del presidente Trump. En su declaración, el militar afirmó que no pensó “que fuera apropiado pedir a un gobierno extranjero que investigase a un ciudadano de Estados Unidos, y estaba preocupado por las implicaciones del apoyo de Ucrania para el Gobierno de este país”, como lo explicó El País. 

Cabe destacar que Biden es uno de los candidatos favoritos a representar el partido demócrata, junto a la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren. No obstante, según varias firmas encuestadoras, Biden lidera la carrera para ser el candidato del partido, según Time.

Lea también: ISIS: mucho más que un blanco militar

Mike Pence, el otro afectado

No cabe duda que este movimiento es uno de los recursos del partido demócrata para poder seguir con la narrativa anti-Trump que desde un inicio han venido manejando. Discurso clave para poder retomar el control del país, ya sea en las próximas elecciones del 2020 o de pasar la votación en el Senado, antes de lo que se esperaría.

Bajo este escenario se podría plantear la posibilidad que Nancy Pelosi, y quien otorga el tercer puesto más importante del país, suba al poder, dependiendo “de la magnitud y la naturaleza del ‘soborno’ u otros ‘crímenes y delitos menores’ que pueden ser establecidos o no por los investigadores del Congreso”, según CNN. Con esto se establecería si Mike Pence, vicepresidente del país, subiría o no al poder. 

Cabe recordar que Pence se ha salvado de verse involucrado en los múltiples escándalos que han sido característicos del gobierno Trump, pero pareciera que en este caso no es así.

Lo anterior teniendo en cuenta, las declaraciones de Trump frente al hecho de que los medios de comunicación “también deberían estudiar las conversaciones entre el presidente de Ucrania y Mike Pence”.

Pence, se ha visto muy evasivo en las ruedas de prensa frente a este tema, y según The Washington Post “ cuando se presionó sobre lo que sabía y cuando lo supo, Pence fue extremadamente evasivo, (...) se negó repetidamente a decir si era consciente del interés de Trump en lograr que Ucrania investigue al ex vicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter Biden”.

Además, y en su participación en el programa de CBS News, Face the Nation, y ante la insistencia de la presentadora, Pence se refirió sobre el asunto, afirmando que “solo puedo decirte lo que sé (...)“y lo que sé es que la transcripción de la llamada del presidente con el presidente Zelensky muestra que no hubo quid pro quo (la sustitución de una cosa por otra). No hizo nada malo ".

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…