fbpx

Advertencias sobre Cambio Climático son cuento viejo pero no 'cuento chino'

Desde hace más de un siglo los ciudadanos de este planeta estamos desatendiendo la problemática del Cambio Climático.

Persona sosteniedo un cartel en protesta sobre el cambio climático.

Persona sosteniedo un cartel en protesta sobre el cambio climático. / Foto: Unsplash - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Alberto Castaño Camacho

Escucha este artículo


Read in english: Warnings about Climate Change are old story but not 'tall story'

El Cambio Climático, como consecuencia del calentamiento global, es un tema que para muchos está trillado y viejo, incluso algunos, como el presidente de la nación más poderosa del mundo, Estados Unidos, y del país más grande de Suramérica, Brasil, piensan que es una invención de los científicos que quieren debilitar las economías mundiales para permitir la hegemonía China.

No es un mal chiste, bueno, en realidad es un pésimo chiste, pues ni Donald Trump, ni Jair Bolsonaro tienen ni idea sobre ciencia, sin embargo, han llegado a semejantes cargos, de semejante importancia para la humanidad, sin poseer ni de lejos el nivel de conciencia que se requiere para proteger la vida en nuestro planeta.

El 97% de los científicos en el mundo sostienen, como un hecho cierto y científicamente probado, que el incremento en la temperatura media de la tierra se debe a la proliferación de Gases de Efecto Invernadero como el gas carbónico, CO2 o el metano, CH4. Sin embargo, Trump y Bolsonaro consideran que sólo el 3% de los científicos en el mundo tienen la razón al decir que nada tiene que ver el hombre con el calentamiento paulatino y constante de nuestra atmósfera que ha “enloquecido el clima”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Programa ONU Medio Ambiente (@unep_es) el

Pero haga una pausa acá y pregúntese: si el 97% de los ingenieros aseguraran que al cruzar por un puente, éste se derrumbaría, ¿usted cruzaría ese puente?, la verdad es que yo no, pero algunos líderes mundiales lo harían. En resumidas cuentas, tenemos los líderes que nos merecemos, pues no han sido ellos los causantes del Cambio Climático, por supuesto contribuyen, pero no son ellos los causantes.

Desde hace más de un siglo el tema del Cambio Climático está sonando en el mundo y los ciudadanos de este planeta seguimos desatendiendo nuestras obligaciones para preservar la vida.

Lea también: Una nueva forma de entender el calentamiento global

En el año 1882, alguien escribió una “carta al director” que llamó la atención de Joseph Norman Lockyer, científico y astrónomo inglés, fundador de la más prestigiosa revista científica desde el 4 de noviembre de 1869, la revista “Nature”. En un aparte de su misiva se lee “la creciente polución de la atmósfera tendrá un marcado impacto en el clima del mundo” en clara alusión a una reflexión de los estudios del físico irlandés Jhon Tyndall quien aseguraba sin temor a equivocarse que la proliferación en la atmósfera de ciertos gases podría calentar la tierra.

Pero ¿por qué este irlandés hablaba de este tema con semejante seguridad?, Tyndall fue el autor de una investigación que a la postre se llamaría Efecto Tyndall en su honor. Este irlandés descubrió que cuando un haz de luz pasa a través de un “coloide”, partículas muy finas, por ejemplo, partículas de polvo que se encuentran suspendidas en el aire, estos diminutos sólidos en suspensión desvían la luz que las golpea tanto que la luz se vuelve visible. Cuando hay polvo en el aire de una habitación y abrimos una ventana o corremos una cortina, la luz ingresa reflejándose en las millones de partículas en suspensión haciendo visible lo que sin ellas sería invisible, la luz.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Programa ONU Medio Ambiente (@unep_es) el

Fue en 1859 cuando Tyndall descubrió que gases como el vapor de agua, el dióxido de carbono y el metano bloquean la radiación infrarroja proveniente del sol, situación que no sucede ni con el oxígeno, ni con el nitrógeno. Así pues, se considera a este físico nacido en el país de los tréboles, como el descubridor del Efecto Invernadero que hoy es tan conocido como el causante del calentamiento global que genera el cambio climático global.

Luego en 1912, la revista estadounidense “Mecánica Popular”, publicó un artículo de investigación científica que se tituló “¿Está nuestro clima cambiando? El efecto de la combustión de carbón en el clima. Qué predicen los científicos”.

Dicho artículo citó: “Las calderas del mundo están quemando 2.000 millones de toneladas de carbón al año. Cuando esto arde, uniéndose al oxígeno, añade 7.000 millones de dióxido de carbono a la atmósfera anualmente. Esto tiende a hacer del aire una manta más efectiva para la Tierra y a elevar su temperatura. El efecto puede ser considerable en unos pocos siglos”. Palabras premonitorias.

Lea también: Cuando el plástico biodegradable no lo es

Premonitorias y plagiadas por varios medios de comunicación que no citaron su fuente. Un diario en Nueva Zelanda, el “Rodney and Otamatea Times. Waitemata and Kaipara Gazette”, (sí, así se llamaba, ahora se llama “Rodney Times”), publicó esa cita sin mencionar su origen en 1912. Este diario lo sacó de un diario australiano conocido como “Braidwood Dispatch and Mining Journal”, quien a su vez lo sacó de un semanario del mismo país que conocemos como “The Shoalhaven Telegraph”.

Pero todo esto sólo indica que el Cambio Climático es un cuento viejo, pero no ‘un cuento chino’, como quiere hacerlo ver el presidente de los Estados Unidos y su par, el presidente del país en el mundo con mayor proporción de bosque húmedo tropical, la selva amazónica.

Conocemos el problema, conocemos también sus causas, sin embargo, ¿hasta cuándo estaremos interesados en solucionarlo?, y la pregunta más grave de todas, una pregunta de vida o muerte: ¿Cuándo lo hagamos, habrá tiempo para corregir?

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…