fbpx

5 antiguos pueblos mineros que querrás visitar

Son vestigios de la actividad minera en la colonia y verdaderos centros turísticos que atraen por su atmósfera

Sewell, ciudad minera chilena.

Sewell, ciudad minera chilena. / Foto: monumentos.gob.cl

LatinAmerican Post | Luis Liborio

Escucha este artículo


Read in english: 5 old mining towns that you will want to visit

Recorre el pasado minero de Latinoamérica visitando 5 fantásticos pueblos, algunos incluso abandonados, pero que en el pasado fueron centros de abundante riqueza para la corona española o para grandes empresas del siglo XIX. El turismo los ha revivido y algunos ahora ostentan el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO. Si visitas Chile, Perú, México o Bolivia no dejes de conocer estos antiguos centros mineros que te harán viajar en el tiempo.

1. Santa Bárbara, Huancavelica, Perú

Enclavada en Huancavelica, Perú, la mina Santa Bárbara fue un importante centro de extracción de mercurio que, según la agencia Andina, es el único de su tipo en América. Con la decadencia de la minería de esta región la ciudad quedó abandonada, dejando su arquitectura como muestra de su esplendor, por ello aspira actualmente a ser Patrimonio de la Humanidad. 

La mejor forma de llegar es a través de alguno de los tours guiados en el denominado Circuito Azogue, que incluye la visita al poblado Sacsamarca y a la mina Santa Bárbara, donde destaca la antigua iglesia según el sitio Perú.com. Es un sitio relativamente remoto por lo que debes tener condición física para realizar una caminata de al menos 45 minutos a una altura de 3,780 msnm, pero que definitivamente valdrá la pena.

2. Salitreras de Humberstone y Santa Laura, Región de Tarapacá, Chile

Como otros grandes centros mineros, estas oficinas salitreras se ubican en una zona árida en pleno desierto chileno. Su paisaje es inhóspito, entre la antigüedad de sus construcciones y el color de la arena, postales dignas de algún extraño planeta de Star Wars. El Consejo de Monumentos Nacionales de Chile destaca la importancia de estas oficinas. En su momento el "oro blanco", como se denominaba a la sal, fue motor de la economía de la región, hasta su decadencia en el primer cuarto del siglo XX.

Para visitar este tesoro se necesitan aproximadamente 5 horas en tours guiados, saliendo desde el puerto de Iquique, la ciudad más cercana.

También puedes leer: 5 razones para viajar sola en 2020
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Marca Chile (@marcachile) el

3. Real de Catorce, San Luis Potosí, México

México es actualmente uno de los mayores productores de plata del mundo, distinción que ostenta desde la colonia y en buena medida se lo debe a Real de Catorce, un antiguo poblado minero impresionante. Según el diario El Financiero, su nombre deriva de la muerte de 14 cuatreros, lo que da una idea de cómo luce, al ubicarse en una zona árida definitivamente parece un lugar sacado del "viejo oeste" estadounidense. 

Entre sus principales atractivos está su túnel y los recorridos a pie o a caballo a lo largo de las ruinas del antiguo pueblo minero. Pese a ese paisaje inhóspito ahora Real de Catorce es un "Pueblo Mágico" (Distinción del gobierno mexicano a pueblos de gran importancia turística). En buena medida su desarrollo turístico se dio gracias a la proyección internacional que le otorgó la cinta "La Mexicana" protagonizada por Brad Pitt y Julia Roberts, un auténtico "destino de película" como lo califica el Financiero.

4. Sewell, Región de O'Higgins, Chile

La importancia de Chile como centro minero es indiscutible, empresas británicas y estadounidenses se establecieron durante gran parte del siglo XIX para explotar sus riquezas. Sewell es una evidencia de ese pasado que hoy es Patrimonio Cultural de la Humanidad y por la forma en la que está construida es denominada "la ciudad de las escaleras". A diferencia de las otras minas de la lista, esta se ubica a los pies de los Andes, por lo que en algunos meses del año luce cubierta de blanco. Según información de la empresa Tour Sewell es un sitio con diversos puntos a visitar: la zona habitacional, el barrio cívico, la iglesia, la plaza principal y hasta un museo dedicado al cobre.

El tour dura aproximadamente 8 horas, partiendo desde la ciudad Rancagua, que se ubica a apenas 60 km de Sewell, a una hora en tiempo de viaje. 

5. Cerro Rico, Potosí, Bolivia

No podía faltar Bolivia en este recorrido, definitivamente Potosí es un lugar legendario en todo el mundo cuando se habla de minería. Uno de los sitios más interesantes para visitar es el Cerro Rico, una montaña de casi 5,000 msnm donde la explotación minera existía incluso antes de la llegada de los españoles. De acuerdo con La gaveta voladora, un sitio de viajes, el cerro ha sido un importante centro productor de plata que ha sobrevivido hasta nuestros días. Los asentamientos ubicados a las faldas del cerro han dado lugar a pueblos con una atmósfera mágica que no puede faltar en tu visita.

Por su importancia, Potosí es una ciudad bien comunicada con las principales ciudades de Bolivia, La Paz está a 11 horas de viaje, Sucre a 3, Uyuni a 7 y Oruro a 8, por lo que no será difícil llegar. Además de los yacimientos mineros también encontrarás un "mercado minero" con herramientas y otros productos como la hoja de coca, utilizada para resistir los síntomas de la altura pues cabe destacar que es una de las ciudades más altas del mundo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sonsoles Casete (@scasete) el


 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…