fbpx

Así afectan las decisiones comerciales de EE.UU a Latinoamérica

25 naciones dejaron de ser reconocidas por Estados Unidos como países en vías de desarrollo, lo que eliminaría algunos subsidios y cambiaría la relación comercial.

Lote de contenedores.

Lote de contenedores. / Foto: Pexels - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: This is how US trade decisions affect Latin America

El presidente Donald Trump anunció que la lista de países considerados en vías de desarrollo, cuya última actualización había sido en 1998, esta obsoleta y países como Colombia, Brasil y Argentina, en Sur América, no pertenecían a ese grupo.

Según El País de Cali, “el objetivo de la Administración de Trump es bajar el umbral en el que la Organización Mundial de Comercio, OMC, permite que un país subvencione productos o industrias (de 2% a 1%), con el fin de iniciar investigaciones de derechos compensatorios que permitan tomar medidas si las autoridades estadounidenses encuentran que las empresas locales se están viendo afectadas por exportaciones subsidiadas deslealmente”. Esto, ya que los países que se encontraban en esta lista recibían unos subsidios que favorecían a dicho país en sus relaciones comerciales con Estados Unidos.

Siendo así, el gobierno estadounidense consideraba pertinente que algunas de las economías que han crecido en los últimos 20 años (desde que se hizo la última revisión), no se vean beneficiadas por dichos subsidios. La decisión, que afecta a algunos países latinoamericanos, se tomó como parte de un paquete de cambios comerciales que está realizando el país. Su objetivo es reducir el umbral para facilitar la penalización a otras naciones como India y China, países que están obteniendo subsidios y beneficios aunque su PIB es alto.

Esta, más allá de ser una acción en contra de países como Colombia, Brasil y Argentina, a pesar de que también se vieron incluídos en los cambios, se muestra más como una estrategia en contra de su gran rival comercial: China, con quien lleva meses disputándose entre sanciones y aranceles. Esto, ya que la lista estaba tan “obsoleta”, que China seguía siendo beneficiado, cosa que el gobierno de EE.UU no veía viable.

Las reacciones

En el cono sur, la primera reacción fue la del gobierno de Brasil, que respondió negativamente y calificó de “negativa e ilegal” la decisión. La Confederación Nacional de la Industria (CNI) afirmó que ésta fue una decisión unilateral que no tomó en cuenta las consideraciones y parámetros de la OMC.

Brasil, con la administración de Jair Bolsonaro, tiene una visión de soberanía de su país, por lo que ha rechazado en muchas oportunidades algunas decisiones en materia comercial y diplomática de otros países. En el caso de este último hecho, afirmó que “la medida reduce la importancia del sistema multilateral de comercio y Brasil necesita de ese sistema”, según DW. Para Brasil, el hecho de que la decisión haya sido tomada de manera unilateral es un riesgo para lo que pueda pasar después, pues considera que debería haber sido puesto a consideración por la OMC. De lo contrario, la autoridad de la OMC queda deslegitimada y “para la industria brasileña es esencial que la OMC se mantenga fuerte y activa", dijo Carlos Abijaodi, director de Desarrollo Industrial de la CNI.

 

A decisão dos EUA de reclassificar os países em desenvolvimento, entre eles o Brasil, em investigações de medidas de defesa comercial, é negativa e ilegal, por ter sido feita de forma unilateral, sem levar em conta as regras da OMC. https://t.co/Q2jYPwOmpo pic.twitter.com/8KSb7SzpJO

— CNI Brasil (@CNI_br) February 11, 2020

 

A diferencia de la reacción de Brasil, Colombia declaró que, aunque ser tenido en cuenta como país en desarrollo trae algunos beneficios comerciales, el haber salido de la lista no representaría cambios drásticos en las relaciones comerciales.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Jose Manuel Restrepo, afirmó a la revista económica Dinero que “esta decisión obedece a un cambio de regulación interna y que ésta aplica solamente en el caso puntual de las investigaciones a los subvenciones a las exportaciones”. La decisión busca únicamente investigar ciertas exportaciones para evitar que estén afectando el mercado interno estadounidense, por lo que ésta no tiene efectos en otros escenarios.

Aunque la medida sí abre la puerta para que haya cambios en el futuro, Restrepo afirmó que no es cuestión de este momento y pueden incluso no llegar a suceder. Colombia tiene un TLC con Estados Unidos firme y estable, además de unas relaciones diplomáticas favorables.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…