fbpx

Valoramos más los productos cuando hace sol o nieva

El clima afecta la forma en que valoramos los productos más de lo que sabemos

Mujer con vestido azul y sombrero.

El clima es importante para visualizar qué producto querría usar el usuario. / Foto: Unsplash

EurekAlert | UNIVERSITY OF BRITISH COLUMBIA

Escucha este artículo


Read in english: Consumer value products more on sunny and snowy days

El clima es una fuerza siempre presente en la vida diaria de los consumidores , sin embargo, hay poca investigación de mercado sobre cómo afecta a los consumidores y a las empresas . Un nuevo estudio de la UBC Sauder School of Business revela que las condiciones soleadas y nevadas provocan que los consumidores visualicen mentalmente el uso de productos asociados con el clima respectivo, lo que lleva a los consumidores a darles un mayor valor. Los investigadores también encontraron que el vínculo entre el clima y una mayor valoración del producto solo funciona para productos relacionados con estar afuera.

Por ejemplo, si el producto es una toalla de playa y sale el sol: un cliente no solo está mirando la toalla de playa, probablemente se esté imaginando tumbado en la toalla de playa al sol, aumentando el valor del producto en su mente.

"Creemos que la simulación mental solo funciona en la luz del sol y la nieve porque estas condiciones climáticas tienen una asociación positiva con actividades externas", dijo JoAndrea Hoegg, coautora del estudio y profesora asociada de UBC Sauder. "La lluvia no permite muchas actividades. La mayoría de los productos asociados con la lluvia, como impermeables y paraguas, son solo para protegerse contra la lluvia y no para permitir actividades".

Para el estudio, los investigadores analizaron los datos de ventas durante un período de un año de un gran sitio de subastas en línea y las condiciones climáticas coincidentes de cuándo y dónde tuvieron lugar esas compras. Los investigadores también analizaron el número de imágenes que se muestran a los consumidores para cada producto para medir el grado de simulación mental. Cuantas más imágenes se mostraban, más fácil era para los clientes simularse mentalmente utilizando los productos.

Lea también:Los inversores de Wall Street reaccionan al cambio climático

Los investigadores también realizaron encuestas en línea donde se les preguntó a los participantes sobre el clima exterior, y luego se les mostraron productos que podían usarse en interiores o exteriores para determinar cómo los participantes valoran los productos.

Hoegg sugiere que las empresas que venden una amplia gama de productos en línea pueden beneficiarse más de los conocimientos que proporciona esta investigación. Los vendedores en línea a menudo usan algoritmos para determinar qué productos ofrecer y cómo se valoran esos productos. Estos algoritmos tendrán en cuenta las diferentes estaciones, pero no el clima diario en los lugares donde se encuentran sus clientes. La incorporación de los datos constantemente actualizados de un sitio web de seguimiento del clima en los algoritmos de un vendedor en línea les permitiría aprovechar los efectos de la simulación mental y generar una mayor valoración del producto.

También es importante que las empresas tengan en cuenta que si un producto está mal diseñado o no es atractivo, el efecto climático positivo será contraproducente, porque si un cliente imagina una actividad que utiliza un producto de baja calidad, es menos probable que lo compre.