fbpx

Coronavirus: la realidad de los latinos en EEUU

La gravedad de la pandemia en Estados Unidos ha despertado una vez más incertidumbres para millones de migrantes latinos. 

Distancia social afuera de un supermercado.

La situación generada por el COVID-19 en Estados Unidos es aún más difícil para los migrantes latinos. / Foto: Rawpixel - BRISTOL, Reino Unido

LatinamericanPost| Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Coronavirus: the reality of Latinos in the US

A medida que el virus aumenta en la superpotencia económica norteamericana, la stiuación de millones de migrantes se ha agravado al ser una de las poblaciones más afectadas. 

El estado de Nueva York ha sido el más impactado dentro del país con 270 mil casos y más de 20 mil muertes. Y bajo esos números, días atrás el alcalde de la ciudad de Nueva York, epicentro de la pandemia, dijo que según cálculos preliminares, el 34% de los muertos en la ciudad pertenecía a la población latina, siendo ésta la más afectada. El conteo preliminar puso a los barrios Queens y Bronx como los que tienen los más altos números de decesos ya que el primero es un barrio principalmente de latinos y el segundo de afroamericanos, la segunda población con más muertes (28%). 

Sin embargo, este número es únicamente preliminar pues no tiene en cuenta el número de muertos fuera de los hospitales ya que utiliza los registros hospitalarios de la ciudad. Lo anterior ha desatado una ola de incertidumbre y pánico para los latinos que han visto en Queens, su tradicional barrio, un lugar de fácil contagio. 

De acuerdo con las declaraciones del alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, la principal razón por la que esto ha sucedido es la desigualdad social y económica. En el país en general, los inmigrantes tienen socialmente menos posibilidades para salir adelante, lo que también se ha visto como una dificultad al momento de la propagación de la epidemia.

Comunidad latina indocumentada

Según BBC, “datos oficiales de la ciudad muestran que el covid-19 mata a los latinos en la ciudad a una tasa al menos 1,6 veces mayor que a los blancos”. Pero los datos podrían ser incluso mayores, pues el informe, al solo incluir los hospitales, excluye otra gran porción de las muertes. En la comunidad latina, además, hay muchos inmgrantes indocumentados, lo cual no les permite tener seguro médico e implica que muchos están enfermando en sus casas y posiblemente muriendo allí.

Al tener en cuenta que gran parte de los migrantes son indocumentados, agrava la situación de la comunidad latina pues éstos tienen condiciones de vida mucho más insalubres. La falta de posibilidades le ha obligado a muchos a aceptar trabajos donde no se cumplen protocolos de limpieza. Según el gobierno municipal de Nueva York, al menos un millon de personas de esta comunidad están indocumentadas, esto es un tercio de su totalidad.

Lea también: ¿Donald Trump tiene razón y la OMS mintió?

Sus condiciones laborales han sido un factor determinante para aumentar la propagación en esta población. Si bien la ciudad de Nueva York está en un completo cierre desde semanas atrás, hay empleos esenciales que han continuado funcionando. Estas labores, por ejemplo en la industria restaurantera o en seguridad, son ejercidas por latinos. Esto ha significado que las personas han tenido que continuar trabajando y exponiéndose diariamente al virus, por lo que resulta apenas lógico que muchos se hayan contagiado.

Pero más allá del contagio y la alta exposición que tienen, el veradero problema recae en el miedo a la deportación. Las personas indocumentadas prefieren evadir los centros médicos, primero porque no tienen seguro ni dinero para cubrir los gastos, pero también por el temor a que se le avise a las autoridades migratorias y sean devueltos a sus países de origen.

Empleos latinos

Además de la situación sanitaria para muchos migrantes que se están enfermando, la población latina también se ha visto afectada en el ámbito laboral. Si bien algunos han tenido que continuar trabajando en un ambiente de inseguridad sanitaria y expuestos al virus, muchos  otros de los empleos en los que trabaja esta comunidad pertenecen a las industrias cuya normalidad se ha visto afectada por el virus. 

De acuerdo con informes de desempleo, al menos 10 millones de estadounidenses perdieron su trabajo durante las primeras semanas de la cuarentena, ya que la economía se ha desacelerado y en muchos otros casos está completamente frenada. 

Según DW, “una lista del grupo de expertos Diálogo Interamericano muestra que, por ejemplo, alrededor del 12% de los inmigrantes de América Central en Estados Unidos trabajan en los sectores de instalaciones y reparaciones. Otro casi 10% como camareros o en el área de preparación de alimentos, por ejemplo, en cocinas de restaurantes”. Esto podría significar que cuando estas industrias se vean en apuros por la contingencia, sus empleos podrían ser los primeros afectados.

Esta ha sido un componente más en el calvario que viven millones de inmigrantes, documentados e indocumentados, no solo en Nueva York sino en todo Estados Unidos. El temor  se ha aumentado no solo por la exposición o el miedo a la deportación, sino por el hecho de que muchos viven del día a día con sus salarios, sin posibilidad de ahorrar o de tener gastos extras. Adicionalmente, el riesgo de perder su empleo implica una gran inestabilidad.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…