fbpx

Cómo es estar embarazada durante la cuarentena

Los consejos de cuarentena de algunos gobiernos de todo el mundo, la ansiedad de la sociedad y la rápida difusión del COVID-19 pueden afectar la experiencia del embarazo de las mujeres.

Mujer embarazada cerca de una cuna.

Las mujeres embarazadas son de las comunidades más vulnerables durante la cuarentena de Covid-19. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Ana María Betancourt

Escucha este artículo


Read in english: How it is to be pregnant during quarantine

El COVID-19 ha cambiado el mundo: la economía está congelada, los hospitales están llenos, algunas tiendas de comestibles están desabastecidas y las calles están vacías. En general, las personas están asustadas y preocupadas, aunque hay una parte de la sociedad que es especialmente vulnerable: las madres embarazadas.

El cuerpo de la mujer sufre muchos cambios durante el embarazo, no solo físico, sino también emocional y hormonal: el estado de ánimo varía, el sistema inmune puede verse alterado y siempre hay dudas sobre el bienestar del bebé y la salud de la mamá. De la misma manera, una mujer que dio a luz recientemente también puede sufrir esos cambios, y también le preocupa la salud de su recién nacido que todavía está desarrollando sus defensas.

Como dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS), “los datos son limitados, pero en la actualidad no hay evidencia de que las mujeres embarazadas tengan un mayor riesgo de enfermedad grave que la población general. Sin embargo, debido a los cambios en sus cuerpos y sistemas inmunes, sabemos que pueden verse gravemente afectados por algunas infecciones respiratorias”.

Pero incluso si hay algunas instrucciones de los gobiernos de quedarse en casa y salir solo por cosas esenciales, durante el embarazo se debe visitar al médico con frecuencia. Las madres necesitan verificar que el bebé tenga un desarrollo saludable y que su salud esté en buenas condiciones; por ejemplo, necesitan hacerse ultrasonidos y análisis de sangre. Estos consejos también son complicados cuando se planea el nacimiento durante estos días de crisis de salud.

En el caso colombiano, el presidente Ivan Duque decretó la cuarentena total entre el 24 de marzo y el 12 de abril, pero ahora la extendió hasta el 11 de mayo. Significa que las personas solo pueden salir si brindan servicios de salud (médicos, enfermeras, empleados del Instituto Nacional de Salud), o para comprar productos esenciales (alimentos, bebidas y medicamentos) y tienen tratamientos especiales de salud que no se pueden retrasar.

Lea también: COVID-19 posiblemente afecte a más niños de lo esperado

También la Federación Colombiana de Ginecología y Obstetricia sugirió evitar visitar a los médicos tanto como sea posible. Así, la situación se ha manejado con servicios virtuales y domésticos.

“Me mantengo en contacto con mi obstetra / ginecólogo por teléfono y correo electrónico. Algunas de mis pruebas mensuales se han realizado con muestras en casa, cuando tengo mis resultados, se lo envío a mi médico y luego tenemos una reunión en línea”, dice Julia, una madre embarazada que vive en Colombia.

Con estos cambios, su embarazo ha continuado de manera saludable, pero, cuando se trata de hablar sobre el parto, las cosas se complican un poco. Ella y su esposo han considerado que se pueden infectar con el COVID-19 durante el parto, por lo que están pensado si tendrán un parto asistido en el hogar, aunque piensan que esta es una decisión arriesgada.

Sin embargo, muchos países tienen casas de maternidad donde las mujeres dan a luz para que no tengan que visitar el hospital y puedan estar seguras de infectarse. “En Rusia, la mayoría de los controles de nacimientos y neonatos no están en hospitales sino en casas de maternidad (lo llamamos roddom). Así que acabo de visitar la casa de maternidad con la ventaja de no estar expuesta a personas enfermas que van al hospital”, dice Daniela, una madre que dio a luz hace un par de semanas.

Incluso si hay opciones y muchas madres han manejado esta situación de la mejor manera posible, todavía hay mucho estrés y ansiedad resumidos en los cambios de humor normales que algunas mujeres enfrentan con el embarazo y el parto. Todavía existe el riesgo de infectarse con el Coronavirus. La situación no es fácil para nadie, pero esta es una población especialmente susceptible que está luchando contra las consecuencias del virus.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…