fbpx

Tensiones entre EE.UU y China por la vacuna

Los 194 países miembros de la OMS se reunieron a distancia en una Asamblea para coordinar los esfuerzos para responder ante la pandemia

Doctor usado guantes de látex mientras sostiene jeringas.

China y Estados Unidos, en disputa por la vacuna contra el coronavirus. / Foto: Rawpixel

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Tensions between the US and China over the vaccine

En medio de la Asamblea Mundial de la Salud, la aprobación de la vacuna y el futuro del coronavirus fueron lo principal. La asamblea se realiza cada año en Ginebra pero debido a la contingencia este año tuvo lugar de manera virtual y, como era de esperarse, el tema fue únicamente el Covid-19, a diferencia de otros años donde se abarcan diversos temas de salud mundial.

A las tensiones entre China y EE.UU con relación a la contigencia, cuyo motivo principal es el origen del virus, se le sumó la tensión por la aprobación de la vacuna. Así, lo que sería un bien mundial se ha convertido en una lucha más de poderes entre ambas superpotencias. 

La asamblea no fue excepción para que salieran a la luz las tensiones y Washington aprovechó para reiterar las acusaciones contra China sobre el mal manejo de la crisis en un comienzo al esconder la magnitud del virus, de lo cual también ha acusado a la OMS y por lo que retiró temporalmente su apoyo monetario. Entre las acusaciones, EE.UU y otros países también han pedido que se esclaresca y se siga adelante la investigación sobre la posibilidad de que el virus haya sido liberado en un laboratorio chino.

Debido a estos enfrentamientos, el director de la OMS, el Dr. Tredos Adhanom, afirmó que toda la crisis del Coronavirus ha dejado en evidencia las divisiones geopolíticas que permean incluso en tiempos donde la salud debe ser tomada como un bien común mayor.

Xi Jinping, presidente de China, aseguró que su país "siempre mostró transparencia y responsalidad" y aceptó que se realice una evaluación sobre las respuestas ante el nuevo coronavirus, una vez pase la contingencia.

La vacuna, un bien público mundial

A medida que aumentan las posibilidades de tener disponible una vacuna, también crecen las tensiones. Por eso, en sus declaraciones, China afirmó que de obtener ellos la vacuna, ésta sería un bien público mundial.

Esta declaración llega después de que la farmacéutica Sanofi, de Francia, que está trabajando por conseguir la vacuna, dijera que de conseguirla, el primer país que la tendría sería Estados Unidos. Esto causó conmoción en la comunidad internacional, que exige que todo el mundo pueda acceder de manera igualitaria a la vacuna y no haya prioridades basadas en el mercado, ya que la decisión se tomaría porque EE.UU ha sido un gran inversor para la búsqueda de la vacuna.

Así, declararla un bien público desde este momento inclinaría la balanza para que algunos países apoyen a China en la carrera por la vacuna. Adicional a esto, Xi Jinping afirmó, según Bloomberg, que en los próximos dos años proporcionará US$ 2000 millones para respaldar la lucha contra la pandemia en países en desarrollo.

Lea también: Nuevos brotes de Coronavirus tras desconfinamiento

La OMS apoya esta iniciativa china y quiere luchar porque quienes estén en búsqueda de la vacuna, lo hagan con ese principio. Según El Tiempo, Costa Rica propuso un plan para esto en el que “se pedirá a las compañías farmacéuticas que donen voluntariamente su propiedad intelectual relacionada con la covid-19 a un grupo global común. Los países, entonces, serían libres de decidir por sí mismos cómo aplicar los derechos”. Tras este plan, igualmente continúa la preocupación de muchos países de que el acceso a la vacuna lo tengan únicamente quienes puedan pagar más, pues le da la posibilidad a los gobiernos de restringir los derechos de patente según decida cada uno.

China espera que las cinco vacunas que se preparan en su país superen la segunda fase de pruebas clínicas en julio. Mientras tanto, Donald Trump asegura que EE.UU tendrá una vacuna antes de finalizar el año en curso.

Sin importar quién esté al mando en la carrera, China ha pedido a EE.UU que se unan y cesen las tensiones mientras pasa la contingencia, pues asegura que el mundo necesita estar unido. "Mantener relaciones estables entre China y Estados Unidos está en el interés fundamental de los dos pueblos y de la paz y la estabilidad en el mundo" afirmó un portavoz del gobierno chino a la prensa. Por su parte, Trump aseguró que aunque mantiene una buena relación con su homólogo chino, no se reunirá con él debido al mal manejo que le dio al virus.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…