fbpx

El teletrabajo probablemente se mantendrá aún después de la pandemia

Los investigadores identificaron otros efectos potenciales del trabajo remoto, como la reducción de las señales físicas que posiblemente conduzcan a mejores relaciones laborales.

Mujer joven usando su computadora portátil.

Los investigadores descubrieron los efectos de la tendencia a trabajar desde casa. / Foto: Pexels

EurekAlert | University of Arkansas

Escucha este artículo


Read in english: Pandemic accelerated remote work, a trend likely to remain

Al igual que con las pandemias anteriores y otros eventos importantes, como la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial, la pandemia de coronavirus cambiará profundamente los lugares de trabajo y la naturaleza del trabajo en sí.

De hecho, ya lo ha hecho, según un nuevo artículo publicado por un panel internacional de expertos en gestión, incluido Michael Wilmot, un nuevo profesor asistente en el Sam M. Walton College of Business. Muchos de estos cambios, especialmente el cambio masivo hacia el trabajo a distancia, a lo que la mayoría de la gente se refiere como "trabajar desde casa", probablemente llegaron para quedarse.

"Sabemos que los grandes eventos mundiales anteriores tuvieron un impacto profundo en los lugares de trabajo y el tipo de trabajo que hace la gente", dijo Wilmot. "De hecho, estos eventos llevaron a la desaparición de algunos mercados y negocios y a la creación de otros. Esta pandemia no es diferente. Cambiará el trabajo de manera fundamental, y esto desafiará a las personas a aprender a trabajar de maneras dramáticamente diferentes a las anteriores generaciones".

Wilmot, que estudia el papel de la personalidad en el trabajo, fue uno de varios investigadores que contribuyeron a "COVID-19 y el lugar de trabajo: implicaciones, problemas e ideas para la investigación y la acciones futuras", publicado en la edición de agosto de American Psychologist. Como sugiere el título, el artículo surgió como un resumen de investigaciones previas relacionadas con el trabajo y los lugares de trabajo, estudios que se aplican en el contexto de una pandemia. Los autores principales, Kevin Kniffin de la Universidad de Cornell, Jayanth Narayanan de la Universidad Nacional de Singapur y Frederik Anseel de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, describen el artículo como una descripción general generativa, un marco para identificar el trabajo y los problemas del lugar de trabajo para producir el futuro de la investigación.

Lea también: La FDA debe mejorar su rendición de cuentas

Los autores y colaboradores citaron varios estudios previos pertinentes al contexto de la pandemia, especialmente aquellos relacionados con el trabajo remoto, que las tecnologías de la comunicación y una conectividad más rápida a Internet han facilitado durante los últimos años. En este sentido, el COVID-19 simplemente aceleró una tendencia ya creciente. Los autores señalaron una encuesta de 229 departamentos de recursos humanos que muestra que aproximadamente la mitad de las empresas tenían más del 80% de sus empleados trabajando desde casa durante las primeras etapas de la pandemia. Las empresas esperan aumentos sustanciales a largo plazo para el trabajo remoto después de la pandemia.

La tendencia anterior, repentinamente obligatoria para casi todas las personas que hacen su trabajo desde una computadora conectada a Internet, crea o complica una serie de problemas, incluido el "presentismo" (personas que trabajan en casa cuando están enfermas) y la incapacidad de algunas personas para establecer límites entre el trabajo y el hogar.

Como alguien que estudia el papel de la personalidad en el trabajo, Wilmot contribuyó con conocimientos relacionados con los impactos dispares en los empleados con respecto a ciertas diferencias individuales y rasgos de personalidad. Por ejemplo, ¿cómo afectarán estos problemas a los extrovertidos frente a los introvertidos?

Los autores identificaron varios otros problemas, que incluyen:

  • Una pérdida de conexión social y soledad para muchos empleados, lo que puede afectar negativamente el desempeño y el compromiso con los objetivos de la organización.
  • Mayor riesgo entre los empleados de abuso de sustancias y adicción.
  • En relación con los problemas anteriores, las empresas pueden necesitar crear o aumentar los programas de asistencia a los empleados y contratar personal capacitado para reconocer los problemas de salud mental.
  • La posibilidad de que los arreglos de trabajo virtual fomenten relaciones más participativas, dado que las señales físicas de dominio son menos importantes en los entornos virtuales.
  • La necesidad de que los departamentos de recursos humanos desarrollen nuevos sistemas de gestión y evaluación del desempeño para las poblaciones que trabajan a distancia.
  • La expectativa de que algunas empresas instituyan nuevos modos de vigilancia debido a la percepción de falta de control, ahora que los empleados están "fuera de la vista".

"Considerando todos estos problemas y más, creo que es importante examinar cómo se adaptarán los trabajadores", dijo Wilmot. "Me gustaría pensar que algunas de las ideas que proporcionamos harán contribuciones positivas frente a estos cambios".

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…