fbpx

3 mitos sobre la clase media en Latinoamérica

Las clases sociales siempre han estado marcadas por prejuicios y en algunos países se siente una percepción equivocada de lo que es la clase media.

Vista de ruinas en el barrio San Bernardo en Bogotá

Las clases sociales han estado marcadas por diferentes prejuicios. / Foto: Wikimedia - Pedro Felipe

LatinAmerican Post | Moises Campos

Escucha este artículo


Read in english: 3 myths about the middle class in Latin America

La clase media en Latinoamérica se encuentra ubicada entre los más pobres y los más ricos de una de las regiones con más desigualdad en el mundo, manteniendo una tensa relación con el Estado. Se perfila como una entidad compleja y diversa, y sin duda alguna su papel es ser el punto de unión entre los dos extremos sociales.

Mitos sobre la clase media en Latinoamérica

En cuanto a definir el concepto de clase media, aún no se ponen de acuerdo los expertos de cuál es su verdadero significado y esto ha originado una serie de mitos en la población, unos con bases ciertas y otros productos de la mala interpretación dada por los diferentes actores, tanto sociales como políticos.

Estos mitos son:

1. Existe una sola clase media: Laís Abramo, directora de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), afirma que no existe una sola clase media, a quien prefiere llamar estrato medio, debido a la complejidad del término clase, reconociendo tres estratos: medio bajo, medio intermedio y medio alto.

2. Salir de la pobreza para ser clase media: La mayoría de los países establecen un nivel de ingreso para ser considerado pobre, para la gran mayoría de las personas, superar ese nivel permite pertenecer a la clase media. Este grupo de la población es el que logra tener una mejor calidad de vida, pero ante diferentes circunstancias, puede volver a una situación de pobreza. Sebastián Nieto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), expone la importancia de consolidar a la clase media para evitar la zozobra permanente de volver a la pobreza.

Lea también: Las pandemias y epidemias agravarían el racismo y la xenofobia

3. El nivel de ingresos define la clase social: Si bien el nivel de ingresos juega un papel importante cuando se definen las clases sociales, factores como la educación, tipo de trabajo que se realiza y el puesto que ocupa una persona en su empleo, también sirven para poder determinar la clase social a la que se pertenece, tal como apunta la Profesora asociada del Departamento de Sociología de la Universidad de Chile, Emmanuelle Barozet.

En Latinoamérica ser de clase media implica contar con una educación técnica o profesional y trabajar en oficios no manuales, generalmente como técnicos o profesionales. Un nivel de ingresos sin las condiciones necesarias para generar una mejora en la calidad de vida de forma permanente, coloca a las personas en una situación de vulnerabilidad. En los países de Latinoamérica los factores coyunturales que han generado una mejora en la calidad de vida de parte de la población, no tienen una base firme, por lo que ante escenarios como los actuales, se observa el retroceso de la clase media vulnerable hacia los niveles de pobreza.

La clase media frente al Estado

En la mayoría de los países latinoamericanos la clase media se ha fortalecido, tal como se refleja en el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por lo que se ha vuelto más exigente ante las instituciones del Estado, con un menor nivel de credibilidad en él y que demanda mejores servicios públicos. Sin embargo, esa clase media se está convirtiendo cada vez más dependiente de las acciones del gobierno para asegurar su permanencia, lo que pone en duda su poder para generar un cambio, tanto a nivel social como personal.

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…