fbpx

Monkey Island: uno de los videojuegos más importantes de la historia

La aventura gráfica de Guybrush Threepwood cumplió 30 años.

Fotograma del tráiler del videojuego 'Monkey Island'

'Monkey Island' cumple 30 años y sigue siendo uno de los videojuegos más importantes de la historia. / Foto: YT / Telltale Games

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Monkey Island: one of the most important video games in history

Los videojuegos son grandes compañeros durante la cuarentena. La web de Ámbito destaca que se trata de un “gran pasatiempo”, que nos permite sobrellevar el aislamiento de una mejor manera. Es por esto por lo que, entendiendo su éxito, no podemos dejar de mencionar a un juego que marcó un punto de quiebre para la historia gamer.

Se trata del Monkey Island, el cual cumple 30 años y es recordado como un título que “marcó un hito para los videojuegos”, según informa Diario de Ibiza. Hablamos de una entrega absolutamente conocida que revolucionó la forma en la que se jugaba, apostando a la narrativa e introdo al jugador a un nuevo género: las aventuras gráficas.

Sin embargo, estaba claro que no se iba a quedar únicamente en eso. Por el contrario, el Monkey Island también supuso una "revolución cultural” para la época en la que salió, manteniéndose su prestigio hasta la fecha.

El éxito y reconocimiento masivo a Monkey Island

El juego de Ron Gilbert cumple 30 años. Se trata de una historia que, tal y como comenta la web de EuropaPreess, nos presentó a Guybrush Threepwood, un joven delgaducho que aparece en la isla Melée para convertirse en el pirata más temido del Caribe, motivo por el cual, en esta primera entrega, se introduce toda la historia en la que estará basado el juego.

Infobae recuerda que al año siguiente a su primera versión llegó la segunda parte del título y posteriormente fueron introducidas otras historias. Es decir, el concepto de “saga”, tal y como lo conocemos, comenzó a tener trascendencia desde su aparición.

En La Nación lo catalogan como la “aventura gráfica que lo cambió todo”, convirtiéndose en un clásico entre los clásicos. El juego se nos presenta en cuatro capítulos bien diferenciados, en los que deberemos interactuar con los distintos personajes del juego. Cuando conozcamos a los piratas más importantes, deberemos cumplir con 3 pruebas para convertirnos en un pirata oficial.

Tal y como revela el medio especializado 3DJuegos, las pruebas son: el manejo de la espada, la búsqueda de tesoros y el robo. Sin embargo, esa no será la única aventura que deberán vivir quienes entren en este universo. Al mismo tiempo en el que forjan su propio destino, aparece una leyenda: el Pirata Fantasma LeChuck, que sabe que hay un recién llegado a la isla y buscará encontrarlo.

De ahí a que el medio VidaExtra considere este videojuego un “punto de inflexión entre las aventuras gráficas”. Desde LucasArts, empresa a cargo de esta edición, decidieron incursionar en esta aventura picaresca y llena de humor. La jugabilidad era la justa, pero lo realmente importante estaba en las sensaciones experimentadas a través de la historia, que jamás se tomaba en serio antes.

Su estilo tan característico provocó que se genere una especie de “cultura” alrededor de este título. Por ejemplo, en Isla de Monos se menciona “lo grande que es Monkey Island”. Algo de esto ocurre con el término del grog, que es la bebida oficial de los piratas. Esto se logró a través de este juego, que causó, incluso, que las personas que no habían experimentado estas aventuras no entendieran algunos chistes, como ocurrió en el caso de un noticiero argentino, que cayó en un chiste de las redes sociales.

Se está hablando de un juego que atravesó las barreras físicas para convertirse en “cultura popular”, como revela el medio Presura. Es decir, se trata de uno de nuestros puntos de referencias a la hora de tener una visión sobre la piratería, apoyándose en influencias claras sobre la aventura (Indiana Jones) o películas de piratas.

Todo esto deriva en que, de cierta manera, actualmente asociemos a los juegos de aventuras gráficas con aquel que lo cambió todo. O sea, Monkey Island supuso un antes y un después a la hora de concebir a un videojuego, no solamente por la manera en la que interactuamos con él, sino también en dar un salto hacia la realidad al transformarse en cultura.

Lea también: Tom Cruise grabará la primera película en el espacio