fbpx

Opinión: Unidos contra la "evasión fiscal" youtuber

La reciente polémica por famosos streamers españoles con domicilio en Andorra abre un nuevo debate.

Rubius, youtuber español

Los últimos días, los youtubers con residencia en España han decidido mudarse a Andorra. / Foto: YT-Rubius Z

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Opinion: United against "tax evasion" youtuber

Además de las dolorosas y difíciles consecuencias que ha traído el Coronavirus a España, el país Ibérico abre un nuevo debate en Redes Sociales: el pago de impuestos de ciudadanos españoles que residen en otro país.

Recientemente, se ha conocido varios casos de youtubers y streamers españoles que han decidido mudarse o ya llevan tiempo viviendo en la vecina Andorra. El problema del asunto, es que ellos lo están haciendo, explícitamente, para pagar menos impuestos sobre sus ganancias.  Personajes como Vegeta777, Willyrex y El Rubius están en la lista.

Y es que el micro estado que se ubica en la frontera entre España y Francia, cobra muchos menos impuestos que sus vecinos. por ejemplo, el Fisco español puede llegar a cobrar hasta el 45% de los ingresos, mientras que el principado, solo 15%. Con una calidad de vida similar y una cercanía geográfica y cultural, no es extraño que cambiar de residencia sea una mala idea.

Sin embargo, un empleado del común, un camarero o una secretaria no tiene la facilidad de vivir en un paraíso fiscal y seguir conservando su trabajo en Madrid, Barcelona, Bogotá, México, Buenos Aires o Lima. 

Pero los youtubers tienen una vida diferente. Ellos se dedican a hacer contenido, muchas veces desde sus propias casas, y pueden tener residencia por fuera del país. Pero es importante aclarar algo, esto que hacen no es ilegal. Es completamente aceptado (en la ley) que cualquier ciudadano cambie de residencia y por ende, empiece a pagar impuestos en el lugar donde vive. Pero, a parte del debate legal, está el debate ético.

A nadie le gusta pagar impuestos, eso es obvio, y menos si esto representa casi el 50% de todas tus ganancias. Sin embargo, evadir tus obligaciones cuando ganas millones de dólares al año (las cifras más conservadoras estima que todos estos creadores de contenido producen más de 3 o 4 millones de euros al año) es simplemente una actitud egoísta y demuestra el poco interés de vivir en una comunidad solidaria, principio básico de convivencia.

Si las personas con ingresos millonarios no aportan, todo este peso recae en la clase media, la más golpeada, y solo esta será la que soporte el aparato que igual seguirá protegiendo directa o indirectamente a aquellos emigrantes que ya no contribuyen. y a sus familias que aun se quedan en España.

Lea también: ¿Qué es invertir en corto y por qué es una maniobra tan polémica?

También ha surgido el claro debate de la corrupción. Algunos defensores de la práctica de mudarse fuera del país para pagar menos impuestos sostienen que ellos pagarían el 50% de sus ingresos felizmente, si supieran de que este dinero irá a parar al lugar correcto y no perderse en la corrupción y en los bolsillos de políticos. Pero bien lo dijo un tuitero, pues que se muden, paguen su 15% y el restante 30% que deberían pagar  al Estado y que se si "irá" a la corrupción, lo donen a fundaciones españolas o de cualquier otro lugar para que ellas le den un mejor uso.

También han dicho que ahora su rol como celebridades no les da paz para vivir en España y que prefieren un sitio más tranquilo en donde puedan ir a comer algo a un restaurante sin estar rodeados de personas que les pidan y exijan fotos o saludos. Pero esto no es ajeno a cualquier otra celebridad y no todos han cambiado sus países en busca del anonimato. Basta con la victimización, la razón es evidente y ya lo han hecho público.

¿Cuál podría ser la solución?

Basta de soportar estas conductas legales que al final terminan encubriendo la evasión fiscal. Si es verdad que ellos prefieren una vida lejos de la fama, que se les ayude. Es verdad que ellos en general reciben sus ingresos por las transmisiones de sus videos o por patrocinios ligados a su misma popularidad dentro de la comunidad hispana (importante aclararlo). La mayoría, si no es que toda su audiencia, es de hispanoparlantes, ahora sería oportuno que todos los países donde vive sus audiencias empiecen a sancionar estos canales que son producidos desde paraísos fiscales. No les perseguirá a ellos, pero sí a cualquier canal de Twitch o Youtube que intente evadir sus obligaciones.

Porque este es un problema que inicia en España, pero no falta mucho para que varios otros streamers latinos decidan buscar otros paraísos fiscales en alguna isla paradisíaca del caribe.

Nosotros como audiencia debemos "cancelar" a aquellas personalidades que olvidan su deber ciudadano y así afectarles el bolsillo. Y los Gobiernos unidos deben empezar a perseguir y sancionar estos comportamientos (no permitir la reproducción de videos producidos desde un paraíso fiscal).