fbpx

Cómo encontrar el préstamo ideal para tu negocio

Empezar una empresa, un emprendimiento, una start up, puede parecer abrumador. Acá algunos consejos para encontrar el préstamo ideal para tu negocio.

Juliana Rodríguez

Escucha este artículo


Ya sabes que para empezar con tu negocio debes tener seguridad financiera. Si has optado por pedir un préstamo para iniciar, debes saber cuál préstamo es el ideal para ti, ¿cuál se ajusta a tus necesidades?, ¿cuál sirve para no sacrificar tu liquidez?, ¿cuál se adapta a la proyección de tu negocio? Todas estas preguntas deben ser tomadas en cuenta a la hora de tomar una decisión.

En un primer lugar, deberás revisar las opciones de crédito para negocio. Este tipo de crédito funciona de manera distinta a que si pidieras uno para persona natural, pues los montos cambian y pueden adaptarse al crecimiento de tu negocio. Así, tendrás que ver que el préstamo que pidas sea ideal para tu tipo de negocio.

La entidad que escojas deberá saber todo sobre tu empresa y su proyección. Es por eso que para empezar, debes conocerla muy bien tú mismo. También debes proporcionarle la mayor información posible a la entidad financiera, pues así podrán ellos conocer a fondo el espíritu de tu proyecto. Esta suele ser la primera parte de cualquier proceso de aprobación de un crédito para negocio. 

Muchas veces tendrás que acudir a oficinas en las que un asesor te ayudará a saber qué crédito se ajusta a tus necesidades. A veces pensamos que los análisis crediticios deben ser molestos y largos, pero si optas por un crédito en línea, podrás calcular el monto que necesitas y hacer esta primera parte del proceso en línea, automatizado y ayudado por un algoritmo. Así, existen en la actualidad muchas herramientas que te ayudan a impulsar tu empresa en menos tiempo.

 

Estudiar el momento indicado

Si estás empezando, actuar oportunamente será una clave para ponerte a la ventaja de tu competencia. Es así como debes acceder a créditos rápidos que te den apoyo a largo plazo. Evita los procesos largos y optimiza tu tiempo y el de tu negocio. Conocer a fondo los gastos e ingresos y la proyección financiera de tu empresa ayudará al asesor o al algoritmo a agilizar el proceso.

Además de un proceso ágil, deberás estudiar un préstamo con tasa fija para el crecimiento de tu negocio o la posibilidad de un crédito con plazos fijos cortos. Así, en definitiva podrás simular y calcular cuánto deberás pagar y en cuánto tiempo. Esto, por supuesto, te deberá dar luces sobre qué préstamo pedir y cuál será la flexibilidad de los pagos. Como el tiempo es un factor importante, también deberás estudiar qué préstamos te permiten hacer abonos a capital sin amonestaciones.

Lea también: Consejos para buscar financiamiento para tu emprendimiento

 

Analizar cuál crédito entiende la naturaleza de tu negocio

Dado que tu negocio puede crecer a ritmos distintos que otros, o a ritmos distintos a través del tiempo, conviene que busques un crédito personalizado. Si estás empezando, tal vez debas revisar préstamos pymes. Estos se adaptan a la medida de tu crecimiento y te permiten tomar decisiones como las fechas de pago y los plazos necesarios. Son ideales para proyectos emergentes que necesitan una respuesta rápida, pues buscan financiación para un objetivo específico: participar en una licitación, adquirir maquinaria o insumos urgentes o comenzar la importación y exportación de sus productos, por ejemplo.

Así es como también hará falta que te empapes tú mismo del estudio de para qué necesitas financiación: ¿qué es lo más urgente?, ¿cómo puedes no sacrificar la liquidez de tu empresa?, ¿a qué objetivo apuntarás cuando tu crédito sea aprobado? Las respuestas a estas preguntas, de nuevo, ayudarán no solo a agilizar el proceso de análisis sino también a conseguir el crédito ideal para ti.

 

Este puede ser tu momento de emprender o de darle un giro a tu negocio: llevarlo al siguiente nivel. Si sigues estos consejos, podrás hacerlo y sorprenderte también con las opciones que tiene, ¡adelante!