fbpx

América Latina y el Caribe firman Declaración de Bridgetown

Estas son las decisiones más relevantes que se tomaron durante el evento llevado a cabo a inicios de febrero.

Vista aérea de la orilla del mar y una carretera

La declaración busca entre varios aspectos, promover una reactivación basada en la inclusión social, economías resilientes y conservación y uso de recursos. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Latin America and the Caribbean sign the Bridgetown Declaration

El pasado 2 de febrero de 2021 los ministros de ambiente de los países de Latinoamérica y el Caribe se reunieron en la XXII Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe con el fin de firmar la Declaración de Bridgetown, que tiene como objetivo "integrar la dimensión ambiental en el centro de los planes de recuperación de la COVID-19 y promover una reactivación basada en la inclusión social, economías resilientes y bajas en carbono, y conservación y uso sostenible de recursos naturales". 

Las decisiones propuestas en este evento, que se realizó de manera virtual debido a las restricciones sanitarias por el Covid-19, se tomaron teniendo en cuenta la declaración ministerial "Hacia un planeta sin contaminación", que se adoptó en la Tercera Sesión de la Asamblea de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente; la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible; los impactos sociales, económicos y de salud que trajo la pandemia por el COVID-19 y la importancia de la capacidad de respuesta hacia ella. 

Entre las decisiones más importantes se encuentran las siguientes: 

  1. La adopción del Plan de acción para la cooperación regional en la gestión de productos químicos y desechos 2021-2024
  2. Doblar los esfuerzos para reducir los desechos a partir  la implementación de políticas ambientales y de prácticas de consumo responsable como, por ejemplo, la economía circular
  3. Llamar la atención a los gobiernos sobre las basuras marinas, los microplásticos y los peligros que estos significan para los vida marina y para el ser humano 
  4. Reafirmar el compromiso de la región de Latinoamérica y el Caribe con la Agenda 2030 de la ONU y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible 
  5. Acelerar las políticas y medidas regionales para "abordar los patrones insostenibles de consumo y producción que tienen efectos adversos adicionales en las tres crisis ambientales que enfrentamos hoy en día: el cambio climático, la contaminación y la pérdida de la biodiversidad, las cuales afectan nuestro bienestar".
  6. Desarrollar con fondos y programas de la ONU un informe sobre el estado medioambiental de la región, esto con el fin de fortalecer la "interfaz de ciencia-política" en América Latina y el Caribe. 
  7. Promover el reconocimiento de las mujeres de la región que están aportando a la lucha por el medio ambiente y al desarrollo sostenible. Este punto en particular, tiene un desarrollo desde la equidad de género, pues también busca llamar la atención sobre las disparidades en el acceso a recursos naturales y las consecuencias negativas que la explotación insostenible de dichos recursos puede traer sobre mujeres y niñas.
Lea también: Estas son las medidas ambientales que ha tomado Joe Biden hasta ahora

Además, en el foro hubo un acto que se destacó: los ministro de ambiente de la región decidieron formar la Coalición de Economía Circular para América Latina y el Caribe, la cual estará dirigida por el Programa de las Naciones Unidad para el Medio Ambiente (PNUMA) y tiene por objetivo definir la visión regional común sobre el desarrollo sostenible desde la producción y el consumo.