fbpx

Comercio Internacional:¿Que esperar en 2021?

La dependencia e interconexión del sistema internacional facilitó la propagación del Coronavirus y consiguió la decadencia económica mundial.

Puerto de embarque

América Latina y el Caribe es una de las regiones que más afectación en el comercio ha presentado desde el inicio de la pandemia. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Bryan Andres Murcia Molina

Escucha este artículo


Read in english: International Trade: What to expect in 2021?

El mundo hoy en día está interconectado, tanto informáticamente, como económicamente o por medios de transporte. Esta interdependencia generada por la adopción de politicas economicas internacionales ha ocasionado un efecto dominó en el mundo en varias ocasiones. La conexión que se ha construido a lo largo de los últimos 50 años ha provocado que los países sean más susceptibles a sufrir consecuencias de problemas externos o desarrollados en otras naciones. Tal fue el caso de la crisis financiera mundial del 2008 y 2009, donde se evidenció cómo la globalización pende de un hilo delgado, en el cual muchos actores hacen equilibrio al mismo tiempo, y de fallar uno, los demás corren el riesgo de caer. Tal como fichas de dominó.

La pandemia provocada por el coronavirus es un ejemplo de lo expuesto anteriormente. La enfermad que surgió en China a principios del año 2020 se ha convertido en el mayor enemigo del sistema internacional actual, dado que ha estado ocasionando un sinnúmero de consecuencias negativas, ocasionadas por las medidas, restricciones y limitantes que los gobiernos, de todo el mundo, han adoptado con el objetivo de frenar el virus.

Según la Organización Mundial del Comercio [OMC] (2020), el comercio mundial se redujo entre un 13% y 32%; al mismo tiempo, el volumen del comercio presentó una desaceleración, que, en el mejor de los casos, tendrá su recuperación en el 2021 .

Lo anterior, fue apoyado en su momento por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe [CEPAL], la cual informó que el mundo sufrió la peor contracción económica desde la segunda guerra mundial, debido a que en los primeros 5 meses de la pandemia, las exportaciones de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea fueron las que más se vieron afectadas. A fianles del año pasado, la CEPAL estimaba una contracción promedio de le región en -7,7% y un leve rebote de 3,7% para este 2021. De la misma manera, las cifras del comercio de servicios indicaron una afectación grave, ya que las exportaciones de un grupo de 37 naciones se contrajeron en un 10,4%, lo que representa dos terceras partes del comercio mundial de servicios.

Lastimosamente, América Latina y el Caribe es una de las regiones que mas afectación en el comercio ha presentado. Según la ONU las exportaciones en la región disminuyeron a un punto tan bajo que para ubicar una involución en el desempeño de estas magnitudes debemos viajar en el tiempo 80 años. De la misma manera, la caída de las importaciones supera los indicadores negativos de la crisis del 2008 y es la peor en 40 años.

Todo lo anterior tiene una explicación que nace de las características económicas de los países de América Latina y el Caribe. Internacionalmente la región se ha caracterizado por adoptar un modelo extractivo y agroindustrial; lo que ha permitido que productos agrícolas y materias primas sean el principal plato de exportación de esta región. Por consiguiente, los daños efectuados, por las medidas restrictivas, a las cadenas de suministros a nivel mundial (oferta y demanda) alteraron los valores de precio, disminuyendo la adquisición de productos  y colocando en vilo la producción de muchas agroindustrias según la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).

El factor que más preocupa a analistas, economistas, internacionalistas y politólogos es que, hasta el momento, América Latina y el Caribe es la región en vía de desarrollo más afectada por la pandemia, dado que el comercio exterior, las importaciones y exportaciones solo exponen una arista del problema, el cual es multinivel y multidisciplinario; y que gran parte de los Estados está viviendo, puesto que la fragilidad institucional, la corrupción y las características sociales acrecientan los problemas socioeconómicos, lo que dificulta la apertura y recuperación de la economía de la región.

Señales de recuperación

Según varias fuentes económicas, la reactivación del comercio mundial depende de la continuación y flexibilización de las políticas fiscales, arancelarias y económicas que el mundo adopte, ya que de la coordinación entre países y de la puesta en marcha de nuevas medidas de integración depende la reactivación de comercio mundial y las nuevas dinámicas de inversión.

Lea también: Cómo encontrar el préstamo ideal para tu negocio

De la misma manera, y según el Banco Mundial, los planes de vacunación van a jugar un papel importantísimo en la expansión de la economía mundial. Aunque en principio se prevé una recuperación moderada, se tiene la esperanza en las políticas a corto plazo sobre gestión de salud, deuda, inversión e impuestos, ya que, con base en ellas, se fomentará las bases de una recuperación positiva. No obstante, una de las grandes controversias es el hecho de la desigualdad en la distribución de las vacunas a nivel mundial, reflejando que los países ricos acaparan gran parte de la producción de vacunas; y los países pobres o en vía de desarrollo están teniendo problemas para adquirir el numero de dosis necesario para generar inmunidad en la población.

Los gobiernos de América Latina y el Caribe tienen un reto aparte, puesto que la recuperación comercial debe adherir políticas sociales que disminuyan las brechas de desigualdad que se acrecentaron en la pandemia. Las inversiones y el dinamismo comercial, que en gran parte dependen de la recuperación adquisitiva de sus habitantes y del nuevo impulso empresarial de los pequeños y medianos empresarios, quienes necesitan una flexibilización fiscal y un apalancamiento financiero para reactivar sus negocios.

Sin embargo, hasta el momento, Corea y China parecen ser los países mas estables comercialmente este año.  En un entorno de incertidumbre, China pareciera posicionarse en el comercio internacional, jugando el papel de reactivador comercial. Las exportaciones chinas han aumentado a un ritmo importante, a tal punto que, según la BBC, su influencia en Asia ha aumentado, al igual que sus exportaciones a Estados Unidos pese al costo arancelario.

Sin duda alguna, la recuperación del comercio mundial puede redibujar el mapa del sistema internacional, cambiando el orden mundial que conocemos y posicionando nuevos lideres comerciales.