fbpx

Covid-19: ¿Qué tan peligrosas son sus variantes?

Las variantes del coronavirus no sólo ponen en alerta al sistema sanitario sino también a la efectividad de las nuevas vacunas.

Personal de salud manipulando un hisopo

El surgimiento de las variantes preocupantes a la comunidad científica en cuanto al posible cambio de comportamiento en los síntomas y los distintos grupos según la edad. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Brandon Martínez Salazar

Escucha este artículo


Read in english: Covid-19: How dangerous are its mutations?

El Sars-Cov-2 no da tregua, pues cuando se establecieron las cuarentenas durante la pandemia se hicieron con el fin de mitigar la propagación del virus para evitar muertes en la población de riesgo y que el sistema de salud no colapsara ante el inminente virus. Sin embargo, el Covid-19 parece estar desafiando la humanidad en su evolución progresiva en diferentes variables que han ido surgiendo en los últimos meses.

Por supuesto que el desarrollo de las vacunas ha sido un gran alivio para los países debido a que esto permitirá poner fin a la crisis social y económica que se ha desatado desde hace aproximadamente un año. Aunque han demostrado eficacia inicial, todavía falta mucho por investigar y probar si realmente las vacunas son totalmente efectivas contra las nuevas cepas. Es importante tener esto en cuenta porque el surgimiento de las mismas, preocupa a la comunidad científica en cuanto al posible cambio de comportamiento en los síntomas y los distintos grupos según la edad.

Variante Británica

En noviembre del 2020, Reino Unido vivió un episodio crítico debido al surgimiento de una nueva variante conocida científicamente como B.1.1.7 y que incluye 23 mutaciones respecto al virus original. Esto prendió las alarmas en todo Inglaterra, pues las hospitalizaciones habían aumentado drásticamente. El país europeo tuvo que volver a las restricciones estrictas para bajar las tasas de infección en el país.

Variante Sudafricana

En octubre de 2020 en la provincia de Eastern Cape en Sudáfrica, comenzó una ola repentina de Covid-19 que puso en alerta a las autoridades sanitarias. Se descubrió que el virus tuvo unas nuevas mutaciones agrupadas conocida como 501Y.V2.

Variante Brasileña

En Manaos, Brasil, la crisis del coronavirus alcanzó su punto más critico el 15 enero de 2021 cuando los hospitales colapsaron y se quedaron sin oxígeno, generando un gran pánico en la región. En ese país han surgido tres variantes que han estado preocupando al sistema de salud: K417N, E484K y N501Y.

Estas evoluciones del virus han sido objeto de estudios rigurosos, pues se ha determinado que son potencialmente infecciosas y, presuntamente, pueden estar atacando con mayores indicios de mayor gravedad en personas jóvenes.

Lea también: ¿La salud mental podría influir en la efectividad de las vacunas?

¿Qué tan peligrosas son estas variantes?

La comunidad científica está indagando el comportamiento de las nuevas variantes con el fin de determinar qué tan letales son, y qué eficacia pueden llegar a tener sobre ellas las nuevas vacunas. Sin embargo, hay cuatro puntos que abren la puerta sobre la gravedad del asunto:

  • Mayor tasa de hospitalizaciones: Es el principal factor de que algo está pasando con el virus. El aumento en los centros asistenciales ha sido seguido de las muertes producidas. En primer lugar, las autoridades buscan cerciorarse de que este aumento no sea producto de la baja en las restricciones de confinamiento, si esa no es la causa, se presume de que hay un nuevo comportamiento en el virus.
  • Reinfecciones: Aunque se ha considerado que la inmunidad al virus después de infectarse es temporal, se debe tener en cuenta que el repentino aumento en reinfecciones de personas que superaron el Covid-19 con anterioridad es una señal importante para establecer la circulación de una nueva variante.
  • Comportamiento de los síntomas: Aunque no hay información concluyente sobre el cambio en los síntomas y la letalidad en las variantes mencionadas anteriormente, es importante poner cuidado en este punto porque sí se presentan como virus más contagiosos. Por lo tanto, cuando existe mayor carga viral, es posible que se produzcan condiciones más graves en la enfermedad.
  • Cambio de grupo de infectados: Se sabe que los grupos de riesgos son las personas mayores de edad y aquellos que tienen alguna comorbilidad. No obstante, los niños y jóvenes empiezan a experimentar síntomas con mayor gravedad, esto supone que existen nuevas mutaciones que están generando un impacto en el sistema inmunológico de esta población. Hasta el momento, no existe evidencia de mayor letalidad, pero sí supone que las nuevas variantes podrían estar siendo un poco más agresivas.

Ante todo esto, queda la pregunta abierta: ¿Podrán las vacunas actuar de manera eficiente contra los nuevos grupos de mutaciones?