fbpx

¿Está Cuba a las puertas de una primavera democrática?

La canción "Patria y Vida" ha provocado en la Perla del Caribe un clima libertario que clama por el fin del régimen comunista y por la celebración de elecciones.

Fotograma del videoclip 'Patria y Vida' de 'Yotuel, Gente de Zona, Descemer Bueno, El Fonky y Maykel Osorbo

Se respira, en definitiva, un ambiente de cambio sin precedentes tanto dentro como fuera de la Isla. Foto: TW-JMVivancoHRW

LatinAmerican Post | Daniel Vargas

Escucha este artículo


Read in english: Is Cuba on the verge of a democratic spring?

Cuba está viviendo una nueva revolución. La canción Patria y Vida de los artistas Yotuel, Gente de Zona, Descemer Bueno, El Fonky y Maykel Osorbo, ha inyectado nuevas esperanzas en las venas de los cubanos. Desde la capital cubana, el delegado del Movimiento Democracia José Díaz Silva informaba el pasado 5 de marzo que “en estos momentos hay tremendo embullo no solamente en La Habana sino en todas las provincias: en muchas casas se está oyendo esa canción que le ha tocado el corazón a todos los cubanos”. Cada día amanecen más pintadas de “Patria y Vida” en las paredes e incluso hay gente que se tatúa en los brazos el nuevo lema de la libertad. Se respira, en definitiva, un ambiente de cambio sin precedentes tanto dentro como fuera de la Isla. 

Las redes sociales también son un hervidero de mensajes de unidad. Cuba tiene acceso a internet de alta velocidad desde 2018, año en que el régimen permitió la entrada del 3G. Ha pasado desde entonces tiempo más que suficiente para que los cubanos hayan aprendido a denunciar abusos por parte de las autoridades y a expresar, cada vez con más libertad y menos miedo, lo que piensan. Internet ha fortalecido la unidad entre los cubanos.

También le puede interesar: ¿Cuál es la situación económica de Cuba durante la pandemia?

En la mañana del sábado 6, con Patria y Vida sonando a todo volumen y al grito de "abajo la bestia comunista, abajo la dictadura", cientos de cubanos residentes en Miami salieron en caravana para reivindicar el deseo de libertad y elecciones democráticas en Cuba. Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, decía que “este es el principio del fin, porque el cubano ya no aguanta más, porque la dictadura no se puede reinventar y porque los viejos sicarios están muriéndose o se están echando a un lado porque están muy viejos; es el principio de la nueva era porque la juventud se está poniendo de pie, los intelectuales se le están virando a la dictadura y cuando eso pasa, no hay manera de que se salve”.

Por ahora las acciones a favor de la democracia en Cuba se han encaminado por la vía diplomática en un marco internacional. El pasado 26 de febrero un nutrido grupo de artistas e intelectuales cubanos denunciaba ante el Parlamento Europeo la violación de derechos humanos que sistemáticamente ha perpetrado el régimen castrista desde sus orígenes.

Declaraciones y testimonios, en su mayor parte cargados del dolor y el trauma causado por los Castro y su gobierno a millones de cubanos, que no bastaron para que el embajador europeo en Cuba, Alberto Navarro, enviara una carta a Joe Biden en la que pedía el fin del embargo a la Isla por parte de los Estados Unidos. Tras ello, el Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, requería la presencia de Navarro en Bruselas, ciudad sede del Parlamento Europeo, para que diera explicaciones sobre tal decisión. Más tarde, veinte eurodiputados de izquierda expresaron su apoyo al embajador, argumentando que “no se saltó” la posición europea al escribir a Biden. Simultáneamente, otra misiva, esta vez escrita por un grupo de eurodiputados de derechas, pedía a Borrel la destitución de Navarro por ser responsable de algo que, según ellos, "constituye un hecho grave en una línea de actuación totalmente desafortunada y errática sobre lo que debe ser la defensa de los intereses y valores de la Unión Europea".
 

Patria o muerte por la vida

“Sí que has vuelto a equivocarte/ has vuelto a pisar en falso/ has vuelto a dejar desnuda/ tu cabeza en el cadalso”. Así da comienzo “Patria o muerte por la vida”, la canción con la que el castrismo ha respondido al movimiento "Patria y Vida". 

 

Annie Garcés, la artista que entona esta estrofa, también canta esta otra: “rentabiliza mentir y confundir a los pueblos”. En su perfil de instagram, sin embargo, luce fotos de viajes de placer por Europa y Asia, algo con lo que la mayoría de los cubanos no puede soñar.  La canción acumuló más de 84.000 dislikes en tan solo 5 días. De hecho, al buscar en Google la frase “peor canción de 2021”, el buscador arroja “Patria o muerte por la vida” como resultado.
 

Otros signos de cambio

El año pasado el joven Dairon Duque de Estrada gritó públicamente “abajo Fidel, abajo Raúl, abajo los CDR (Comités de Defensa de la Revolución) y abajo la policía”. Además iba sin mascarilla y cuando la autoridad se dispuso a detenerlo, ofreció algún tipo de resistencia, por lo que se le imputaron los delitos de desacato, propagación de epidemias y atentado. 

Sin embargo, la sentencia del juez, emitida el pasado 8 de febrero, se convirtió en un hito sin precedentes en la historia de la dictadura cubana. Duque de Estrada fue condenado severamente a prisión únicamente por los últimos dos delitos. Es decir, por primera vez no se condenaba a un acusado de desacato, un crimen para cuyo castigo el código penal cubano prevé penas de 3 meses a un año de cárcel.