fbpx

10 películas imperdibles dirigidas por mujeres latinoamericanas

En América Latina contamos con un gran número de cineastas talentosas. Acá te presentaremos a diez de ellas.

Issa López y Lina Rodríguez

Las mujeres en el mundo cinematográfico siguen dando pasos firmes que las han llevado al éxito y reconocimiento internacional. Fotos: TW-IssitaLopez, TW-linaparofe

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: 10 must-see films directed by Latin American women

De norte a sur, de este a oeste, sin importar su país de origen, las mujeres en el mundo cinematográfico siguen dando pasos firmes que las han llevado al éxito y reconocimiento internacional. Y es que no hablamos solamente de actrices o productoras, sino más específicamente de las directoras, aquellas que toman la batuta de un proyecto para darle vida con su magia visionaria.

En Latinoamérica abundan ejemplos de este caso. El auge de las mujeres detrás de cámara ha llegado a tal punto que ahora es más común verlas en ese rol importante, participando en festivales y recibiendo premios por su trabajo. Ante ello, y como una manera de homenajear a esas directoras, te presentamos una lista con diez películas imperdibles de diferentes países. El mensaje a esta altura es el de seguir dándoles ese valioso apoyo, tanto a ellas como al propio cine nacional. 

Hamaca paraguaya (2006), de Paz Encina / Paraguay

Esta directora y guionista de increíble trayectoria tiene hasta 10 producciones entre películas y cortometrajes en su haber. Justamente, esta cinta ganó un premio en el Festival de Cannes, que además tiene la particularidad de estar hablada en guaraní. La historia transcurre durante las últimas horas de la Guerra del Chaco, que se libró entre Paraguay y Bolivia en 1935.

XXY (2007), de Lucía Puenzo / Argentina

Escritora, directora y guionista del cine argentino. Lucía ha dirigido un total de cinco películas, siendo esta su primera y la de mayor éxito, pues ganó el Premio Goya a Mejor película iberoamericana. El film narra la vida de una persona intersexual de 15 años que huye junto a sus padres a una pequeña villa frente al mar para evitar ser rechazada por la sociedad y poder aprender a aceptar su condición. 

La teta asustada (2009), de Claudia Llosa / Perú

El cine peruano tiene la fortuna de contar con una grandiosa directora y escritora como Claudia, quien ha ganado varios premios y distinciones a lo largo de su trayectoria. Esta película, la cual fue nominada a los Premios Goya y a los Oscars, se centra en los temores de las mujeres que fueron violadas durante la época del terrorismo que vivió Perú en las dos últimas décadas del siglo XX.

El Bella Vista (2012), de Alicia Cano / Uruguay

Se trata del primer film de esta joven directora. Alicia se valió de una nota publicada en un diario de su país sobre los vaivenes del Club Bella Vista, algo que la motivó a viajar hasta el pueblo para registrar las distintas historias de vida. La cinta, que va entre lo real y la ficción, cuenta la manera en cómo la sede de un club de fútbol pasó a ser un burdel y después a una capilla católica.

Pelo malo (2014), de Mariana Rondón / Venezuela

Mariana es una de las tantas cineastas venezolanas que han destacado en la última década. No hay mejor ejemplo que esta película, ganadora en el Festival de San Sebastián, la cual relata la historia de un niño de 9 años que tiene «pelo malo» y desea alisarlo para sacarse la foto de su escuela, sin embargo, esto ocasiona un fuerte conflicto con su madre que buscará las maneras de reeducarlo.

Lea también: 13 películas que han representado a Latinoamérica en los Critics Choice Awards

Mañana a esta hora (2016), de Lina Rodríguez / Colombia

Esta directora, productora y guionista ha estado detrás de cámara en dos películas y varios cortometrajes. Destaca por esa visión crítica a la sociedad colombiana, retratando historias de crisis familiar como la de este film, que nos lleva a la tranquila y equilibrada vida de Adelaida, una joven que tras discutir repetidamente con su madre se iniciará una serie de sucesos que pondrán a prueba la unión de todos en casa. 

Vazante (2017), de Daniela Thomas / Brasil

Muy pocos saben que Daniela fue una de los directores creativos detrás de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Entre su extensa filmografía se puede encontrar esta interesante historia, la cual se centra en lo más íntimo de la Brasil colonial y que paso a paso nos presenta lo poco que se ha avanzado en cuestiones sociales en dicho país.

Vuelven (2017), de Issa López / México

La escritora, productora y directora mexicana es muy reconocida por sus películas de comedia. No obstante, sorprendió a propios y extraños cuando realizó esta historia de terror, la cual presenta a un grupo de niños que deben lidiar con el crimen organizado y con criaturas sobrenaturales. Hasta la fecha, cuenta con un 97% de aprobación según el portal Rotten Tomatoes.

Tarde para morir joven (2018), de Dominga Sotomayor / Chile

Si hablamos de promesas del cine chileno y latinoamericano, sin duda alguna que Dominga resalta entre los primeros, pues tiene el honor de ser la primera mujer en recibir el premio a Mejor dirección en el Festival de Locarno (Suiza). La cinta en cuestión es esta, que narra la vida de una chica que se enfrenta a la adolescencia en una comunidad rural en Chile en 1990, justo antes del retorno a la democracia en el país.

El despertar de las hormigas (2019), de Antonella Sudasassi / Costa Rica

El talento emergente tiene en la costarricense a un gran ejemplo. Su debut en la gran pantalla ha dado mucho de qué hablar, pues causó tanto impacto que se convirtió en la primera película en representar a su país en los Premios Goya. La historia sigue el matrimonio de Isabel y Alcides que tienen dos hijas pequeñas. Si bien el esposo insiste en tener un varón, Isa no quiere porque desea enfocarse en su trabajo, por lo cual deberá cambiar las reglas del juego.