fbpx

Invincible: una primera temporada espectacular que renueva la fórmula de los superhéroes

La exitosa serie animada de Amazon Prime Video, a cargo de Robert Kirkman (creador de The Walking Dead), aparece como una de las mejores historias de superhéroes de los últimos años.

Fotograma de la serie 'Invencible'

Veamos los méritos que tuvo la primera etapa de esta historia. Foto: Video de YT-Amazon Prime

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Invincible: a spectacular first season that renews the superhero formula

En cierto sentido, la fórmula de los superhéroes de la industria parece estar dominada por Marvel. Incluso, la propia DC Cómics, su principal competidora, está implementando estrategias similares a ella. A pesar de todas las virtudes que esto implica, lo cierto es que este género necesita un soplo de aire fresco.

Esto es, justamente, lo que ofrece Invincible. Recordemos que, cuando se anunció la producción de esta serie dentro de la plataforma de Amazon, llegó con la etiqueta de ser parte del creador de The Walking Dead, Robert Kirkman. Eso, años atrás, podría ser sinónimo de calidad, pero tanto la serie como sus cómics -que ya finalizaron- estaban en un claro retroceso durante el último tiempo.

Por lo tanto, la adaptación animada de esta trama de superhéroes era toda una incógnita. Para suerte de todos, el autor ha sabido reinventarse y demostrar que está en su mejor forma, con una primera tanda de episodios de gran calidad, hasta el punto en el que, según informe Esquire, rápidamente se haya confirmado una segunda y una tercera temporada.

El éxito de Invincible

Lo primero que hay que mencionar es que, Invincible está basada en la propia tira de cómics homónima, a cargo de, como ya mencionamos, Robert Kirkman. Pues bien, tal fue el éxito de esta adaptación para Amazon que, según cuenta La Tercera, se impulsaron las ventas de las novelas gráficas, que lleva vendidas más de 100 mil unidades en lo que va del 2021.  

En su momento, algo similar había ocurrido con The Walking Dead. Quienes se fanatizaban con esta historia, inmediatamente recurrían al “material original”, que permitía conocer la continuación de la trama, pues la serie estaba claramente atrasada al cómic. Por ende, se aprovecha el éxito de la adaptación en televisión para reflotar las ventas de las obras gráficas.

Pues bien, para entender el éxito de esta adaptación, debemos comprender de qué va la trama. Invincible nos cuenta la vida de Mark Grayson: un adolescente que tiene un padre (Nolan Grayson) que es el superhéroe más fuerte del planeta, que es conocido como Omni-Man. Después de cumplir 17 años, Mark comienza a desarrollar sus propios poderes… y se da cuenta de que su padre no es tan bueno como parece.

Una de las primeras cuestiones que hay que destacar es el exquisito trabajo de voz. Para el padre aparece J. K. Simmons, reconocido por su increíble trabajo como J. Jonah Jameson en las películas de Spider-Man. En el papel protagónico tenemos a Steven Yeun, uno de los actores más icónicos de, justamente, The Walking Dead. De esa misma serie se suman Michael Cudlitz, Chad Coleman, Lauren Cohan, Sonequa Martin-Green, Ross Marquand y Lennie James, lo cual demuestra el paralelismo entre ambas producciones.

Además de adorar estas geniales y carismáticas actuaciones de voz, lo primero que se observa es que no funciona como una mera imitación de las películas de superhéroes tradicionales. Al contrario: nos muestra una visión mucho más madura del género. Si bien arranca de una forma tradicional (un protagonista descubriendo sus poderes), vemos que, poco a poco, comienzan a existir problemas reales que no pueden ser solucionados simplemente con sus técnicas de combate.

Lea también: Snowpiercer perfecciona su adictiva fórmula en su segunda temporada

Cuando surgen sus primeras habilidades, Mark debe equilibrar su vida social con los peligros que aparecen en la historia, tanto a nivel físico como emocional. Por ejemplo, en un primer momento vive a la sombra de su padre, considerado una eminencia del planeta. No obstante, con el correr de los capítulos, vemos que no todo es lo que parece: debajo de la superficie que él muestra, hay algo retorcido que cambiará drásticamente la manera de ver el mundo de Mark.

En sus 8 episodios de 45 minutos de duración se profundiza sobre este arco argumental, para transmitir emociones de forma efectiva e impresionándonos con determinados descubrimientos, que se salen de lo que uno puede ver comúnmente en el género. Por ejemplo, hay momentos de gore que uno nunca esperaría que aparezcan en una producción de Marvel.  

Por otra parte, las escenas de acción están excelentemente dirigidas, con secuencias de acción que están repletas de crueldad. A diferencia de las películas y series de Marvel o DC, aquí el peligro se siente real y la tensión se percibe en todos los capítulos. En ningún momento tienes la sensación de que los superhéroes siempre se saldrán con la suya, tal y como sucede en las otras franquicias.

En definitiva, Invincible se transformó en una notable aparición de este año, que nos demuestra que el género de los superhéroes, si bien parece tener una fórmula saturada por las principales sagas, tiene un enorme potencial que se puede aprovechar a través de la creatividad y la innovación. ¡Esperamos impacientes la segunda temporada!