fbpx

Administrar el tiempo es más sencillo con estos 5 trucos

Es importante saber que muchas de estas alternativas van de la mano con crear hábitos que nos hagan más eficaces.

Taza de café sobre calendario

Resumimos una serie de consejos prácticos para aprender a administrar el tiempo según tus necesidades. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Ana Victoria Servigna

Escucha este artículo


Read in english: Managing time is easier with these 5 tricks

Organizar tus deberes y aprovechar el tiempo al máximo, es un reto difícil de afrontar para algunos. Incluso, podemos llegar a pensar que el día no tiene suficientes horas para cumplir con todas las actividades. Sin embargo, con una buena administración del tiempo las actividades diarias se pueden llevar a cabo con mayor comodidad. 

Aprender a administrar el tiempo debe ser un proceso positivo, sin llegar a convertirse en más estrés. Para ello es necesario establecer pautas y una rutina que se adapte a determinados estilos de vida, tomando en cuenta las cuarentenas que aún están presentes en muchos países. 

El tema es muy amplio y existen múltiples métodos, recursos, y áreas a tener en cuenta. Es importante saber que muchas de estas alternativas van de la mano con crear hábitos que nos hagan ser más eficaces. Para conseguirlo, resumimos una serie de consejos prácticos para aprender a administrar el tiempo según tus necesidades. 

Te puede interesar: ¿Qué es la Terapia cognitiva basada en mindfulness?

Plantear objetivos y priorizar la organización del tiempo, requiere de un análisis personal no solo del entorno laboral o académico de una persona, sino también de sus fortalezas y debilidades.  Aplicar estos hábitos a nuestra rutina diaria puede repercutir de manera positiva en el bienestar físico y psicológico de una persona, y mejorar su rendimiento en los diferentes aspectos de su vida, incluso en las actividades extracurriculares y tiempo libre. 

Además, una de las grandes ventajas de saber administrar el tiempo es que permite tener una mente relajada, ya que se tiene el sentimiento de tener todo bajo control. 

1. Objetivos claros 

Antes de crear una rutina, es imprescindible establecer cuales son los objetivos que pretendes cumplir, y asegurar que estos puedan llevarse a cabo durante el día.  

Tener en claro lo que se busca alcanzar, permite planificar de manera jerárquica aquello que se busca lograr. Por ejemplo, cuando te enfocas en cumplir primero la actividad más difícil, tendrás más calma para realizar todas las que siguen. 

Estas dos acciones te harán más productivo y te ayudarán a administrar tu tiempo eficazmente. 

2. Busca el mejor método para organizarte 

Desde una lista de notas en una agenda, o mini hojas pegadas en una pared, hasta aplicaciones para teléfonos inteligentes, pueden ser herramientas útiles para administrar el tiempo.

Confiar únicamente en nuestra mente, no es la mejor opción. Por ello es fundamental escoger el  método que se adapta mejor a nosotros. Para algunas personas tomar notas ayuda a tener retentiva, mientras que para otras tener un sistema automatizado resulta más sencillo. 

Al principio puede ser difícil, en caso de no tener el hábito. Sin embargo, aprender e incorporarlo a tu día a día traerá múltiples beneficios. 

3. Evitar las distracciones 

Mantenerse alejado de simples distracciones fomenta la concentración en una tarea, permitiendo así completarla más rápido. En la actualidad el uso de las redes sociales suele quitarnos más tiempo de lo debido. Incluso trabajando en un ambiente laboral tradicional como una oficina, sentimos la tentación de usar nuestros celulares para indagar en las redes. Lo ideal es evitarlo lo mayor posible. Hay que cerrar las pestañas innecesarias de las computadoras y mantener los teléfonos en silencio. 

Es probable que, durante una cuarentena, las distracciones están más presentes que nunca. Otra recomendación seria escoger un lugar de trabajo alejado del ruido y lo suficientemente acogedor. 

4. Intentar reducir las decisiones. 

Aunque este paso parezca sumamente complicado, analizar las situaciones para evitar cometer errores, es un esfuerzo que debe realizarse. A medida que avanza el día, la cantidad de decisiones puede ir disminuyendo, dejando así más espacio mental para cumplir con las más relevantes para nuestro rendimiento. 

5. Valorar horas de sueño como motor para administrar el tiempo.

Un paso imprescindible para estar activo durante la jornada. El ser humano promedio necesita alrededor de ocho horas de sueño para que su cuerpo y mente funcionen de la mejor forma. Cuando trabajas tu cerebro acumula información de manera constante, y mientras duermes cambia todo el proceso y recopila toda esa información y la organiza. 

Dormir bien te otorga atributos de organización y concentración para saber como administrar el tiempo.

Estos trucos también van de la mano de la nueva realidad enfocada al teletrabajo y a las restricciones en la vida social. Aprender a administrar el tiempo puede significar el éxito en el aspecto laboral, en las relaciones interpersonales, e incluso en nuestros momentos de descanso.