fbpx

¿Por qué deberías empezar a meditar durante tu trabajo?

Estos son los beneficios de la meditación durante el horario laboral

Grupo de mujeres meditando

A la larga, pensar y abrir este tipo de espacios es beneficioso tanto para los empleados como para la empresa. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Why Should You Start Meditating During Your Work?

Para nadie es un secreto que el trabajo puede llegar a generar un alto nivel de estrés. Las largas jornadas laborales y los retos que van apareciendo a lo largo del día pueden ponernos en una posición frustrante. A la larga, esto puede afectar directamente la calidad de nuestro trabajo y, más importante aún, nuestra salud física y mental. Mantenernos saludables es uno de los elementos básicos para rendir en nuestros trabajos, por ello, en los últimos años, se ha popularizado la meditación en el ambiente laboral. 

Esto ha venido de la mano con repensar el espacio laboral para que sea más ameno, dinámico y que genere creatividad a la hora de solucionar problemas. Los empleadores están poniendo como prioridad el bienestar de sus empleados. A la larga, pensar y abrir este tipo de espacios es beneficioso tanto para los empleados como para la empresa. 

¿Por qué meditar en el trabajo?

La salud mental ha ganado protagonismo en las últimas décadas y los sistemas de salud han venido prestando más atención a la importancia de esta en la calidad de vida. Antes de esto, estaba normalizado el exceso de trabajo y las jornadas extendidas, y si bien todavía falta mucho para que todas las industrias presten atención al bienestar integral de sus empleados, en el ambiente de oficina es más aceptado y puesto en práctica. 

Lea también: ¿Conoces las causas de las temidas parálisis del sueño?

En 2019 la OMS incluyó el síndrome del desgaste profesional en su lista de enfermedades. Esta enfermedad es más conocida como burnout y consiste en el desgaste físico, mental y emocional como consecuencia de estrés crónico, agobio ante circunstancia laborales o insatisfacción respecto al trabajo. A su vez, esta puede incidir en otras enfermedades si no es tratada a tiempo. 

La meditación tiene un origen religioso y espiritual, pero con el paso de miles de años esta se ha convertido en una práctica que tiene como fin serenar la mente para tener más claridad. Dentro de sus beneficios en el trabajo podemos encontrar que ayuda a combatir el estrés cuando este ya está presente y que incluso es una forma preventiva de atacar estos problemas.

¿Cómo puedo meditar en mi trabajo?

Uno de los mitos más comunes que gira en torno a la meditación es que para acceder a esta hay que estar asociado de alguno u otra manera a una práctica religiosa o espiritual. Sin embargo, la meditación tiene una característica más mental que espiritual. Se trata de acercarse a la serenidad de la mente desde la quietud y desde la perspectiva. La meditación se suele comparar con estar sentado frente a una carretera mientras se observa pasar muchos autos. Los autos son los pensamientos que están en nuestra cabeza, es imposible que los paremos, que cambiemos su dirección, se trata de entender que están ahí y que podemos observarlos, dar un paso atrás y tomar perspectiva. 

Basta con tomar descanso de 5 a 15 minutos para poder realizar una meditación guiada. Si es la primera vez que meditas puedes utilizar aplicaciones como Calm, Headspace, Smiling Mind o Aurea que tienen programas especiales que duran entre 15 y 28 días y que tienen meditaciones guiadas enfocadas en el trabajo y en su abordaje. 

Si eres un empleado te recomendamos proponer talleres y espacios de calma y meditación, y si eres empleador te recomendamos realizarlos. Tu mente y las personas a tu alrededor te lo agradecerán.