fbpx

¿El cambio climático se puede frenar?

Hay algunos efectos del cambio climático que todavía podemos mitigar. Esto no solo evitaría catástrofes, sino que además significa una oportunidad económica a largo plazo en la que se genera empleo.

Árbol sin hojas en una tierra árida

Esta semana se publicó el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), alertando sobre las consecuencias irreversibles que trae consigo el cambio climático. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Can Climate Change be Stopped?

Esta semana se publicó el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), alertando sobre las consecuencias irreversibles que trae consigo el cambio climático. A partir de esto, el mundo entero ha puesto la mirada en las posibilidades que hay de frenar esas consecuencias que aún podemos evitar y que, según los expertos, deben ser abordadas con la mayor urgencia posible. 

Lea también: Infografía: El cambio climático es irreversible

¿Por qué debemos enfocarnos en apostarle al medio ambiente?

En los últimos 400 años el planeta ha aumentado su temperatura debido a un responsable muy claro: el ser humano. La revolución industrial y, más específicamente, la creación de la máquina de vapor, es un paso que definió radicalmente la relación que hay entre los seres humanos y los ecosistemas que habitamos. Basta reflexionar sobre el espíritu invasivo que ya existía en la humanidad desde su inicio para darnos cuenta de que la revolución industrial fue la pizca que le faltaba a la receta para hacerla mortal para el planeta Tierra. 

Y claro, podríamos decir que de no ser por ese espíritu y esos inventos, no estaríamos en donde nos encontramos hoy a nivel de tecnología. Pero ese avance ha tenido un costo claro: los recursos biológicos con lo que cuenta nuestro planeta.  Estos han sido gastados abruptamente y hemos llegado a un punto en donde la mayoría están amenazados. Podríamos quedarnos sin algunos tan básicos como lo son el agua potable y el aire

En ese orden de ideas, nuestra supervivencia está en juego. Asimismo, está en juego la preservación de especies animales y vegetales que tienen tanto o mayor derecho a gozar del planeta Tierra como lo tiene el ser humano. Muchos negacionistas del cambio climático alegan que cambiar nuestro sistema económico por uno circular y sostenible es costoso e implicaría un retraso en las producciones, además de que sería necesario dejar de lado ciertos tipos de materiales como el plástico o ciertos tipos de productos como las carnes, por lo menos masivamente. Pero solo basta con darnos cuenta de que si no cambiamos inmediatamente la forma en la que nos relacionamos industrialmente con el medio ambiente, ni siquiera tendremos un lugar para seguir consumiendo de forma desmedida. 

Los beneficios de mitigar las emergencias climáticas y ambientales

No todo son malas noticias. Enfocarnos individualmente en cambiar nuestros hábitos de consumo puede generar una presión a nivel industrial. Nuestro deber como personas del común es hacerle entender a las grandes industrias que, de no cambiar sus maneras de producción por una más sostenible, sus productos no tendrán valor en el mercado

De lograr esto, las empresas y los gobiernos se verán en la obligación de regularizar el uso y consumo de recursos biológicos. Asimismo, se crearán nuevos empleos. Un informe de One Earth afirma que si se logra poner en acción los Objetivos de Desarrollo Sostenible de los Acuerdos de París, la industria energética eólica y solar podría llegar a generar más de 8 millones de empleos para el 2050

Estamos en alerta roja y ya no tenemos vuelta atrás para algunos efectos del cambio climático. Pero si abrimos los ojos y exigimos como ciudadanos a nuestro gobiernos una mayor atención en este tema, podemos frenar catástrofes, muertes y pérdidas económicas que eventualmente no tendrán vuelta atrás.