fbpx

20 años del 9/11: ¿Cómo ha cambiado el mundo después del atentado?

El 11 de septiembre de 2001, la organización terrorista Al Qaeda secuestró cuatro aviones estadounidenses y realizó el ataque terrorista más mortal de la historia.

Rosa en el memorial de las torres gemelas

20 años después, aún son latentes los efectos que dejó este atentado en el enfoque de las políticas de seguridad, vigilancia y la lucha contra el terrorismo. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramirez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: The Consequences Of 9/11, Two Decades Later

Las imágenes de la destrucción de las torres gemelas del World Trade Center, que cada año recorren las páginas de la prensa mundial, recuerdan uno de los episodios más dolorosos y caóticos en toda la historia de Estados Unidos. Un atentado en el que fallecieron 2.977 personas y quedó en evidencia la vulnerabilidad de una potencia mundial.

20 años después, aún son latentes los efectos que dejó este atentado en el enfoque de las políticas de seguridad, vigilancia y la lucha contra el terrorismo. No obstante, los cambios también han permeado otras áreas como la política exterior; la reestructuración de instituciones y ordenamientos jurídicos; la educación; la percepción y discriminación hacia los países del medio oriente; las campañas políticas; los discursos de los medios de comunicación; y la forma de viajar, no solo en Estados Unidos, sino en muchos países.

Cambios en el gobierno e invasiones militares

Tres días después del ataque, el Congreso de Estados Unidos aprobó un presupuesto de 40.000 millones de dólares para un plan antiterrorista de emergencia. Se creó el Departamento de Seguridad Nacional, que reunió a 22 agencias y departamentos federales para salvaguardar la seguridad nacional, desarrollar estrategias contra el terrorismo y preparar al país ante otro eventual ataque. Asimismo, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) fue reemplazado por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), que implementó políticas migratorias más estrictas, restringiendo la entrega de visas.

En noviembre del 2001, el presidente Bush promulgó la Ley de Seguridad de la Aviación y el Transporte, que dio inicio a una renovación total en los estándares de seguridad de los aeropuertos y las aerolíneas, con la inspección total de los equipajes, implementación de puertas de cabina reforzadas en los aviones, entrenamiento especial para los pilotos, controles estrictos de identificación y sistemas de detección de explosivos. Además, se prohibió a los pasajeros portar objetos que pudieran resultar potenciales armas como cuchillas de afeitar, navajas y cortauñas. Todos estos cambios, que hasta el día de hoy perduran en cualquier aeropuerto internacional y en la mayoría de nacionales del mundo.

Después de este ataque, Estados Unidos comenzó a liderar una serie de ofensivas militares, que hoy son conocidas como la “Guerra contra el Terrorismo”. Con el apoyo de la OTAN, llevó tropas a Afganistán para derrocar al grupo talibán que estaba en el poder. Su ofensiva continuó en el 2003 con la invasión a Iraq.

Te recomendamos leer: Infografía: Así empezó la guerra en Afganistán, un problema de más de 40 años

Violaciones a los derechos humanos 

El gobierno estadounidense ha sido duramente criticado a raíz de estas intervenciones, pues se ha discutido sobre la violación a los Derechos Humanos y a la soberanía de los pueblos. Además, diferentes gobiernos estadounidenses han usado como excusa la persecución a los grupos terroristas para defender intereses económicos en esta región y justificar acciones como el apoyo a régimenes dictatoriales.

Además de los dilemas de la intervención militar de los Estados Unidos en Oriente Medio, uno de los temas más controvertidos ha sido la implementación de la Ley Patriota. Se trata de una ley que permite al gobierno federal hacer una vigilancia estricta a la vida privada de cualquier ciudadano. Asimismo, endureció las penas contra los actos terroristas. Al respecto, Amnistía Internacional presentó este año un informe exigiendo al gobierno de Estados Unidos acabar con el centro de detención de Guantánamo, a 20 años de su existencia, por las violaciones a los derechos humanos a los prisioneros. 

Desde ese entonces se ha expandido una discriminación generalizada hacia los árabes y musulmanes, que se ve reflejada en los discursos mediáticos y en representaciones de la cultura popular como el cine. Una investigación de la Universidad de Wisconsin, publicada este año, realizó un análisis de los planes de estudio, libros y  estándares académicos estatales  en Estados Unidos. Concluyó que hay un problema importante en la forma en que la mayoría de los profesores  de las secundarias enseñan sobre los eventos del 11 de septiembre, sus causas y consecuencias, y la guerra contra el terrorismo, pues hay poco contexto histórico y se hace énfasis en los americanos como víctimas/héroes y los musulmanes como villanos.

The 9/11 Memorial & Museum, la institución dedicada a documentar el impacto y significado de este atentado, realizará una serie de homenajes para conmemorar este aniversario. Como es tradición, se leerán en voz alta los nombres de los 2.983 hombres, mujeres y niños asesinados en los ataques del 11 de septiembre de 2001 y el 26 de febrero de 1993 en el World Trade Center. Además, se ha impulsado el fondo Never Forget, una campaña que pretende recaudar fondos para apoyar las actividades que esta institución hace.