fbpx

COVID-19, mitos y verdades: respondemos tus preguntas sobre la vacuna

Te ayudamos a resolver algunas de las preguntas más frecuentes sobre la vacuna contra el coronavirus.

Detalle de viales de vidrio etiquetados que contienen una vacuna genérica Covid-19.

Te comentamos algunas de las preguntas más frecuentes frente a la vacunación y sus respuestas. Foto: Adobe Stock

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Answers to Common Questions About COVID-19 Vaccines

Estamos a tres meses de cumplir un año desde que comenzó el proceso de vacunación contra la COVID-19 en la mayoría de países del mundo. Hasta el momento, se estima que 29.6% de la población global ya se encuentra completamente vacunada, pero hay que tener en cuenta que existe una gran disparidad entre continentes, incluso entre países de la misma región. Mientras que en algunas naciones que tienen el programa de vacunación adelantado, como Israel, ya han comenzado a aplicar la tercera dosis; en el Chad, República del Congo y Haití no alcanzan el 1% de población vacunada. Esto implica que la inmunización de rebaño global es un hecho que todavía se ve lejano

También te puede interesar: ¿Es posible una píldora anti-COVID pronto?

A pesar del tiempo que ha pasado y de que la vacuna ha permitido un lento regreso a la normalidad, aún existe mucha desinformación respecto a ella. Este desconocimiento es aprovechado para generar "fake news" que en ocasiones son compartidas y entregadas por personas escépticas ante las ventajas de las vacunas o por personas que están completamente en contra del proceso de vacunación. Esto ha generado que las personas se muestren desconfiadas.

A continuación te respondemos algunas de las preguntas más frecuentes y sus respuestas: 

¿Qué diferencia hay entre la primera y la segunda dosis?

Por más extraño que parezca, una vacuna debe ser diseñada. Uno de estos diseños consiste en una vacuna y su refuerzo, como son el caso de la Pfizer, la AstraZeneca y la Moderna. Estas requieren dos dosis. A su vez, hay vacunas, como la Janssen que solo requieren de una dosis. ¿Por qué sucede esto? En el caso de la vacuna Janssen, cuando se realizaron los estudios de la primera y la segunda fase, los resultados arrojaron que el 90% de las personas que hicieron parte del estudio desarrollaron los anticuerpos necesarios; el otro 10% los desarrolló a los 57 días de haber aplicado la primera dosis. 

Lo anterior no implica que la efectividad de las vacunas de una dosis sea mayor que las de dos dosis ni viceversa. Asimismo, la segunda dosis de las vacunas que la requieren, asegura que haya protección por más tiempo. 

Cabe resaltar que lo que se suministra en la segunda dosis, al tratarse de un refuerzo, es exactamente lo mismo que se aplica en la primera.

¿Pasa algo si me aplico la segunda dosis después de los 29 días de haberme aplicado la primera?

La prolongación del tiempo entre dosis no afecta de ni la seguridad ni la eficacia de la vacuna. De hecho, según Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud de Colombia, es probable que se pueda observar una mejor eficacia si la segunda dosis no se aplica sino hasta semanas después del cumplimiento de 29 días de la primera dosis. ¿Pero, por qué hay que esperar 29 días? Los estudios en segunda fase de la mayoría de vacunas demostraron que después de 28 días es cuando se pueden ver los anticuerpos ya desarrollados.

¿Qué pasa si me aplico solo una dosis?

Para las vacunas que requieren dos dosis, si solo te aplicas una no tendrás inmunidad completa, lo que significa que si te adquieres el coronavirus puedes presentar síntomas graves. Esto no solo afectaría tu salud, sino que también es necesario que te apliques ambas dosis para que haya un mayor porcentaje de personas con el cuadro completo de vacunación, ya que de esta manera llegaremos a la inmunidad de rebaño. 

¿Una vez tenga las dos dosis, puedo dejar de usar tapabocas?

La respuesta es simple: no. Como sabemos, existen variantes y la mayoría de personas no están vacunadas con el cuadro completo, por lo que las posibilidades de contagio siguen siendo muy altas. Las medidas de bioseguridad deben seguirse utilizando mientras la amenaza pasa a ser menos alta. Los expertos afirman que, dependiendo del porcentaje de vacunados en cada país, e incluso ciudad, las medidas de seguridad no pueden quitarse sino hasta, quizás, finales de este año.