fbpx

Breve historia de los gestos políticos en la Met Gala

El máximo evento de moda del planeta también ha visto una variedad de gestos políticos a lo largo de su historia.

Amanda Gorman y Lena Waithe

Con el objetivo de rememorar la cultura estadounidense, pudimos ver inspiraciones en auténticos íconos de la cultura norteamericana. Fotos: IG-amandascgorman, IG-lenawaithe

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: A Brief History Of Political Gestures At the Met Gala

La MET Gala del 2021 es el evento de moda del año. A diferencia de otras ediciones, donde ocurría el primer lunes de mayo, esta vez se realizó el 13 de septiembre, por la pandemia. A cargo de la agenda fashion de Anna Wintour, directora de la prestigiosa revista Vogue, el objetivo de esta celebración es juntar fondos para el Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Nueva York.

El lema de este año se basó en la propia cultura del país. “In América: A Lexicon of Fashion” fue el lema, es decir, se busca celebrar la moda norteamericana en el aniversario número 75 del Instituto del Traje, con el objetivo de analizar cuál es la identidad estética y estilística de los estadounidenses. Además, esta celebración tendrá una segunda parte el año que viene.

Sin embargo, en la actual ya pudimos ver algunos looks disruptivos. Con el objetivo de rememorar la cultura estadounidense, pudimos ver inspiraciones en auténticos íconos de la cultura norteamericana. Por ejemplo, la famosa Estatua de la Libertad, la franquicia cinematográfica de Matrix o la innovación tecnológica con los robots.

Es importante considerar que este es un auténtico evento de élite, por lo que las principales figuras del planeta lucen su glamour en la sala. Por ejemplo, entre otros, aparecieron Billie Eilish, Timothée Chamalet, Naomi Osaka, Amanda Gorman, Camila Cabello,  Serena Williams, Kim Kardashian, Rihanna, Frank Ocean o Maisie Williams.

Por lo tanto, el hecho de que exista una presencia de celebridades de clases altas en un evento elitista también carga la atención del público… y por eso la política también se hizo presente. Alexandría Ocasio-Cortez, una de las congresistas del Partido Demócrata más populares de los últimos tiempos, decidió mandar un fuerte mensaje en contra de las grandes fortunas.

En su primera vez en esta gala, la política de 31 años se presentó con un vestido blanco, que tenía una declaración plasmada en la espalda. Con letras en color rojo, la propuesta fue clara: “Tax the Rich”. Es decir, manifestó su posición política en relación con el posible aumento de impuestos a los más millonarios de los Estados Unidos.

Cuando habló con los reporteros dentro del evento, donde asistieron muchas de las familias más ricas de Hollywood, reveló que decidió llevar ese vestido porque Estados Unidos necesita tener un “código tributario justo”. Por eso, en sus redes sociales AOC compartió una foto de la gala diciendo que “el medio es el mensaje”, ya que se necesita aumentar los impuestos a los ricos para mejorar el sistema de salud, el medioambiente y el bienestar de los niños. Tuvo una gran repercusión. Por ejemplo, en Instagram la publicación tiene casi 2 millones de likes.

Cabe destacar que no es la primera vez que se realizan gestos con intenciones políticas dentro del evento. Por ejemplo, en la edición del 2018, la actriz y activista Lena Waihte llevó una capa con la bandera LGTB dentro de un evento donde la temática era el catolicismo. Es decir, fue un símbolo que se interpretó como un ataque contra la Iglesia.

Lee también: "Red Notice": la producción original de Netflix más costosa del 2021

Sin embargo, también puede ocurrir al revés. En la gala del Met del 2015 ocurrió que la temática era la cultura china. Por lo tanto, en las redes sociales llovieron quejas sobre lo que se consideró “apropiación cultural”, repetición de estereotipos e incluso algunas cuestiones raciales en algunos estilos. Por ende, allí el mensaje político se dio a la inversa.

El hecho de que las críticas sociales se introduzcan en un evento de élite puede servir para visibilizar problemáticas y dar puntos de vista. Sin embargo, esto no significa efectivamente que se transformen en políticas reales. Estos simbolismos se vuelven virales durante un par de días, pero no siempre se canalizarán en decisiones gubernamentales.

Incluso, podría pensarse que esto es funcional para el propio sistema. Por lo tanto, cabe preguntarse por qué en cada certamen se brinda un pequeño espacio para permitir estas apariciones.

Recordemos que este evento fue dividido en dos partes. La continuación abrirá el 5 de mayo de 2022 (fecha habitual de este evento) y cerrará el 5 de septiembre. El lema será “In America: An Athology of Fashion”, donde se examinará la historia de la moda en un sentido racial, y de género. Por ende, se espera que también haya declaraciones políticas.