fbpx

COVID-19: ¿Qué implicaciones tendría el uso de la vacuna en menores de 12 años?

Pfizer anunció la efectividad de su vacuna en niños menores de 12 años. Veamos qué implicaciones podría traer su uso.

Mujer inyectando un niño

Se han realizado diversos estudios por parte de los laboratorios para demostrar la efectividad y seguridad que tiene la vacuna en personas cada vez más menores. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: COVID-19: Is the Vaccine Safe For Children Under 12 Years Of Age?

El pasado lunes 20 de septiembre el laboratorio Pfizer anunció a través de un comunicado de prensa que su biológico contra la COVID-19 es seguro para el uso en niños menores de 12 años, específicamente en personas que tienen entre 5 y 11 años. Esto lo anunciaron tras realizar exitosamente la segunda fase de las tres para poner en distribución el biológico a gente de estas edades. Según el comunicado, Pfizer dio dosis mucho más bajas a los niños y hubo un plazo de 21 días entre las dos dosis requeridas. Asimismo, en el comunicado se asegura que la vacuna tiene un 100% de efectividad en los sujetos de estas edades, debido a que los anticuerpos generados son "robustos".

¿Es seguro que los niños sean vacunados?

Hasta hace un tiempo las vacunas solo se estaban administrando a personas mayores de 16 años, pero conforme ha pasado el tiempo, se han realizado diversos estudios por parte de los laboratorios para demostrar la efectividad y seguridad que tiene la vacuna en personas cada vez más menores. En agosto de este año se comenzó a recomendar por parte de los Centros para el Control y Prevención de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) que las personas de 12 a 16 años también sean vacunadas. Esto vino de la mano de la aprobación total de la vacuna Pfizer por parte de la FDA para la vacunación en personas mayores de 12 años. 

Hasta el momento, las principales organizaciones de salud internacionales han dado visto bueno a la vacuna en niños de 12 años en adelante. Asimismo, Pfizer se ha ganado un puesto de confianza al estar entre los mayores rangos de efectividad y ser el primer biológico contra la COVID-19 que es completamente aprobado por un ente regulador, como la FDA. Recordemos que, hasta ahora, las aprobaciones que se han dado al resto de las vacunas contra la COVID-19 de otros laboratorios son aprobaciones por uso de emergencia. 

Este nuevo anuncio por parte de Pfizer genera la duda de si la vacunación en menores de 12 años sí es segura. Hasta el momento el laboratorio ha asegurado que sí, pero debemos estar atentos a ver los resultados de la tercera y última fase de pruebas, que será la definitiva para que las personas entre 5 y 11 años comiencen a ser vacunadas contra la COVID-19 alrededor del mundo, por lo menos con este biológico. 

Lea también: ¿América Latina está atravesando una crisis educacional?

La prueba con una menor dosis demostró no solo seguridad, sino también efectos secundarios similares y menores a los presentados en los adolescentes. Las organizaciones de salud han instado en que los niños que aún no pueden ser vacunados deben mantener cuidadosamente las medidas de bioseguridad, ya que, al igual que los adultos, pueden contagiarse, padecer de la enfermedad de coronavirus y contagiar a otras personas. Por lo que el hecho de que un laboratorio pruebe su efectividad en menores de entre 5 y 11 años es una buena noticia ya que nos pone cada vez más cerca de la inmunidad de rebaño.

¿Estamos más cerca de volver a la normalidad?

La posibilidad de que los más pequeños puedan ser vacunados es muy esperanzadora, pues uno de los temas que más ha generado problemática alrededor de la pandemia es el regreso a clases. En lugares como Florida, Estados Unidos, se ha hablado de no pedir el uso de la mascarilla en los niños que están volviendo a clases presenciales, ya que según algunas personas, esto va en contra de la libertad de expresión. Esto puede ser sumamente peligroso, tanto para los niños como para las familias y el cuerpo académico, ya que las probabilidades de contagio aumentan exponencialmente. 

Que la vacuna comience a ser administrada en personas cada vez menores puede ayudar a mantener un ambiente más seguro en este tipo de espacios. Por su parte, Pfizer también anunció que está buscando la aprobación de la FDA para el uso de menos entre 5 y 11 años. Esto también podría generar más confianza en los padres que no están seguros de vacunar a sus hijos e hijas.