fbpx

¿Por qué Nicolás Maduro teme que Alex Saab testifique en USA?

El empresario colombo-venezolano, Alex Saab ya está en Estados Unidos. y afronta delitos de lavado de dinero y conspiración.

Nicolás Maduro y Alex Saab

Saab deberá responder por los delitos de blanqueo de dinero y consipración. El hombre, que también cuenta con nacionalidad venezolana, tuvo ya su primera audiencia. Foto: Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, Congreso del Perú

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Why Is Nicolás Maduro Afraid That Alex Saab Will Testify In the USA?

El empresario Alex Saab, nacido en Colombia, de ascendencia palestina y vinculado al régimen de  Nicolás Maduro; fue trasladado esta semana a una prisión en Florida. Ahí, Saab deberá responder por los delitos de blanqueo de dinero y consipración. El hombre, que también cuenta con nacionalidad venezolana, tuvo ya su primera audiencia.

Sin embargo, este caso no es uno más dentro del gigantesco aparato judicial americano. Según indican varios medios, este es uno de los hombres de confianza del chavismo y su captura , extradición y proceso dentro de Estados Unidos significa una gran amenaza para el Gobierno venezolano.

Maduro ha intentado por cielo y por tierra evitar la extradición y judicialización de Saab al país del norte. Movió todo el aparato diplomático. Han catalogado al empresario como un prisionero político. Además, hace poco, mientras Saab esperaba en una cárcel de Cabo Verde su posible extradición, Maduro lo nombró como delegado de las negociaciones entre oficialismo y oposición venezolana en México. Pero todo este trabajo fue en vano y hoy Saab ya viste de naranja, como todos los otros presos en las penitenciarías estadounidenses.

¿Por qué temen que Saab sea juzgado?

Al parecer, el miedo no es que Saab sea juzgado y deba pagar años de cárcel. Precisamente, el miedo es lo opuesto, que Saab colabore con las justicia americana y pueda involucrar a Venezuela y los negocios del chavismo por beneficios.

Alex Saab tiene una acusación de lavado de dinero desde el 2019. Según una investigación hecha por Francisco Santos, periodista y vicepresidente de Colombia, el acusado era el puente entre muchas de las negociaciones que Venezuela realizaba con sus socios internacionales, especialmente Rusia e Irán. Por esta razón,  no llama tanto la atención que tanto Moscú como Teherán, se hayan alineado con Venezuela en deslegitimar el proceso contra Saab y las instituciones de Cabo Verde.

La investigación de Santos también apunta a que varias personas temen que se vean involucradas en los negocios que Saab intermediaba.

Personajes políticos de distintos países podrían empezar a estar en las sanciones de Estados Unidos o, incluso, iniciar procesos legales y judiciales contra estas.

Lee también: ¿Más polarización política? Así avanza Vox en Latinoamérica

No por nada, el periódico El Espectador lo considera "el custodio de las riquezas y secretos de Estado" de Venezuela. Es visible en Colombia desde que en 2011 ayudó a la firma de un contrato por 685 millones de dólares para la venta de casa prefabricadas para la Misión Vivienda, explica el diario colombiano.

El hombre era una pieza clave en el andamiaje de negocios venezolanos. No solo estuvo vinculado con la construcción de casas de interés social, también fue uno de los encargados de abastecer de alimentos los planes de las CLAEP. Así mismo, se le acusa de haber contado con varios beneficios cambiaros por su cercanía con el chavismo y que esto estaba reflejado en el manejo de dineros procedentes de la corrupción chavista para cuentas en Estados Unidos y , así, esconder los dineros y usando testaferros que hoy pueden estar en riesgo si Saab empieza a hablar.

Según la exfiscal venezolana Luisa Ortega en una entrevista para Semana, Saab ayudó a lavar dinero para el mismo Maduro, su familia y varios allegados. El entramado puede ser gigante y las personas implicadas, por igual. A pesar de que evidentemente una eventual captura del presidente venezolano es poco probable, podría acorralar aún más las ya golpeadas cuentas del Gobierno y de las altas cúpulas que han vsito cómo sus dineros en el exterior, siguen siendo rastreados.

Sin embargo, el empresario ya ha manifestado que no piensa colaborar con la justicia americana. O así lo dejó claro el diputado Jorge Rodríguez al publicar una carta que habría escribo Saab en la que también afirma que ha sido torturado en la isla de Cabo Verde. Antes de su extradición, aseguraba "Realmente creen que voy a llegar allá a contar según ustedes ‘secretos’ para derrocar a mi gobierno. Si eso piensan, déjenme decirles que eso no pasará"

El tiempo dirá qué tanto colaborará el acusado con la fiscalía norteamericana. Pero al parecer, el chavismo tiene 0 intenciones de que Saab empiece a declarar y pueda salpicar a testaferros, flojo de dineros y personalidades con casos de corrupción.