fbpx

 

 

 

YouTube desmonetiza contenido que niegue el cambio climático, ¿bueno o malo?

Comparte este artículo

Google anunció recientemente la prohibición de la promoción de contenidos que nieguen el cambio climático, lo cual puede ser bueno en primera instancia, pero también puede traer consecuencias negativas.

Cartel con la frase 'No Nature No Future'

La negación sobre el cambio climático ha demostrado lo peligroso que puede llegar a ser, sobre todo si está en boca de personas influyentes con el mínimo poder sobre decisiones importantes y que tienen una repercusión a gran nivel. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Pros and Cons of Demonetizing Content that Denies Climate Change

La negación sobre el cambio climático ha demostrado lo peligrosa que puede llegar a ser, sobre todo si está en boca de personas influyentes con el mínimo poder sobre decisiones importantes y que tengan una repercusión a gran nivel. Ejemplo de esto es el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que debido a su escepticismo hacia la comunidad científica sobre el cambio climático, decidió retirar a la potencia mundial de los Acuerdos de París durante su mandato. Asimismo, el caso de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y sus constantes críticas y ataques hacia la comunidad científica, las pruebas del cambio climático y hacia aquellos mandatarios que deciden tener en su agenda (como prioridad) la reducción de gases de efecto invernadero. 

Lee también: ¿Qué es la Mina Dominga, el polémico proyecto asociado a los Pandora Papers?

El cambio climático es real, lo vemos todos los días en las noticias, lo sentimos con los fuertes cambios de temperatura y se hace evidente en las constantes catástrofes naturales que se presentan alrededor del mundo. El planeta Tierra nos está hablando y hoy más que nunca es necesario escuchar. Como respuesta a esto, son cada vez más las empresas y plataformas que deciden apostarle a aplicar políticas que sean amigables con el medio ambiente y que conserven los recursos naturales de los que todavía podemos hacer uso

YouTube ya no monetizará videos promuevan la negación del cambio climático

El pasado 7 de octubre, la compañía Google anunció una actualización en sus políticas de monetización y anuncios. En esta, afirman que los contenidos que promuevan la negación del cambio climático subidos a YouTube, su plataforma de videos, serán desmonetizados y no contarán con anuncios. Esto, debido a la misma petición de sus patrocinadores que consideran que los anuncios de sus productos en este tipo de contenido, puede dar una mala imagen. 

En su comunicado, la empresa afirma que esta iniciativa no solo reforzará la integridad en su sistema publicitario, sino que también va de la mano con las iniciativas de sostenibilidad y de lucha activa contra el cambio climático, las cuales han venido desarrollando desde hace dos décadas. 

Lo bueno y lo malo

Esta decisión da esperanza para las organizaciones gubernamentales y civiles enfocadas en la justicia ambiental. En plena crisis climática, lo último que se necesita es que personas reciban dinero por generar desinformación y perpetuar ideas que tienen consecuencias sobre la salud del planeta Tierra y, en consecuencia, sobre la salud humana. Así que acá vemos un enfoque positivo, pues esta política permite que los creadores de este contenido lo piensen dos veces antes de producir un producto que no va a tener entrada monetaria por visualizaciones y, en ese orden de ideas, otras plataformas en las que se difunda información, también contemplarán la idea de aplicar políticas similares con el fin de ir en línea con un modelo de negocio que responda a la coyuntura y se enfoque en la sostenibilidad y mitigación del cambio climático. 

Pero esto también puede ser polémico, pues quienes estén en contra de esto apelarán a que está habiendo una censura. Acá entramos en una discusión que parece estar álgida en estos tiempos. ¿Cuáles son los límites de lo que se puede o no decir en redes sociales y plataformas de difusión? ¿Cuánta libertad de expresión es buena y cuánta no influencia de manera negativa? 

Cabe resaltar que el movimiento de Google fue muy certero, pues desmonetizar no significa censurar. El contenido sigue ahí, solo que el creador no está obteniendo un beneficio económico. A la hora de la verdad, puede que esta política no tenga una gran inlfuencia en la forma en la que se aborda el negacionismo del cambio climático. 

Por el momento, queda ver cuáles son las consecuencias de esta decisión y si otras plataformas están dispuestas a adapatar políticas similares.