fbpx

¿Por qué no hay pilotos estadounidenses en la Formula 1?

Si has mirado con detenimiento te habrás preguntado el porqué de la ausencia de los pilotos estadounidenses en la Formula 1.

Mario Andretti y el recorrido del Grand Prix

El último piloto estadounidense que tuvo un logro importante en la Fórmula 1 fue Mario Andretti, quien fue subcampeón en 1977 y campeón en 1978 con Team Lotus. Foto: Flickr-United Autosports

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Why are there no American drivers in Formula 1?

Desde 1950 Reino Unido, Alemania y Brasil encabezan la lista de títulos de pilotos de la Fórmula 1. Como aficionado seguramente te has preguntado alguna vez dónde están los Estados Unidos y sus pilotos. Siendo un país con una gran tradición automovilística, capacidad económica y tecnológica, llama la atención que sus pilotos no sean protagonistas y que no sea un país competitivo como los antes mencionados. ¿A qué se debe esta curiosa situación?

Los Estados Unidos en la Fórmula 1

Los últimos 13 títulos de campeón de la Fórmula 1 han quedado en manos de pilotos de dos países: Reino Unido y Alemania. Incluso, si se mira detenidamente esos 13 títulos han recaído en solo 4 pilotos: Lewis Hamilton (7), Sebastian Vettel (4), Jenson Button (1) y Nico Rosberg (1). El último piloto estadounidense que tuvo un logro importante en la Fórmula 1 fue Mario Andretti, quien fue subcampeón en 1977 y campeón en 1978 con Team Lotus. Antes de Andretti, existieron también dos antecedentes notables: el tercer lugar de Richie Ginther en 1963 con BRM y el primer título para los Estados Unidos logrado por Phil Hill en la temporada 1961 con Ferrari.

Entonces, a la pregunta de por qué los Estados Unidos no han tenido, ni tienen muchos pilotos en Fórmula 1, la respuesta corta sería porque no están preparados en su mayoría. Esto se presta a confusiones, porque parece incongruente que un país con una tradición automovilística legendaria no tenga pilotos al nivel de la F1. Esto nos lleva a la razón principal, los Estados Unidos tienen competiciones automovilísticas de primera nivel que absorben a los principales talentos del país y del extranjero, ejemplos de estas competiciones son la IndyCar series, las 24 Hours of Daytona, la Indy 500 y desde luego la NASCAR. 

Por lo tanto, el tipo de automóviles, el tipo de competencias y los requerimientos técnicos y físicos son distintos de la Fórmula 1. No es imposible que un piloto emanado de las competencias estadounidenses de el salto a la Fórmula 1, sin embargo tiene sus matices que pueden dificultar la adaptación de los pilotos. Un caso reciente es el de Sébastien Bourdais, que no es estadounidense, sino francés, pero sirve como ejemplo pues es un premiado piloto en competencias estadounidenses, entre ellas la Champ Car y las 24 Hours of Daytona. Bourdais dio el salto a la Fórmula 1 en 2008 con la Scuderia Toro Rosso, quien dejó el equipo tras malos resultados, de acuerdo con The Guardian. Por ello, dar el salto de los Estados Unidos a la Fórmula 1 no es una decisión fácil ni para los pilotos ni para las escuderías interesadas.

También puedes leer: ¿Cómo es el Newcastle United? El nuevo club más rico del mundo

Haas

Los Estados Unidos tienen una escudería que los representa en la Fórmula 1 desde 2016: Haas. El equipo pertenece a Gene Haas quien también posee un equipo en la NASCAR, sin embargo, a la hora de hablar de pilotos hay una división clara entre ambos equipos. Actualmente en la Fórmula 1 compiten con el ruso Nikita Mazepin y con el alemán Mick Schumacher, ningún estadounidense. En 2018 siendo joven aún el equipo, Guenther Steiner comentó que estaban interesados en tener en algún momento a un piloto estadounidense, sin embargo consideró que no había nadie en el panorama que pudiera hacerlo, según información de Motor Sport. 

El futuro norteamericano en la F1

La Fórmula 1 no es el deporte más popular en Estados Unidos, la superan por mucho sus competencias automovilísticas locales. Hace algunos años la misma pregunta que se hace sobre la Fórmula 1 se hacía sobre el fútbol soccer ¿por qué un país tan importante tenía un nivel tan bajo en el fútbol? Frente a la MLB, NFL, la NBA, la NHL y el automovilismo, el fútbol soccer no era importante para los aficionados. Fue hasta que la afición y los empresarios se interesaron que nació la MLS, la cual ha hecho crecer el nivel del fútbol estadounidense. "Producir" pilotos estadounidenses para la Fórmula 1 requeriría de popularidad en el país para que más niños y jóvenes se interesaran en convertirse en pilotos de esta competencia, y no sólo para la NASCAR o la IndyCar series.

Por ahora, los estadounideses que deseen competir en F1 tienen que buscar entre las escuderías europeas y competir con pilotos de todo el mundo para obtener una plaza. Los últimos estadounidenses en competir fueron Scott Speed con Toro Rosso, que terminó su relación con la escudería tras discusiones con los directivos y sin acumular puntos, además de Alexander Rossi quien tuvo breves apariciones entre 2012 y 2015 pero no logró un asiento permanente. La nueva apuesta de la F1 es impulsar el deporte en Estados Unidos, primero con un Gran Premio en Miami, además del ya existente Gran Premio de los Estados Unidos, el siguiente objetivo sería tener un piloto estadounidense, para lo cual la F1 ya ha exhortado a las escuderías a tomarlos en cuenta.